Economía

El alza del impuesto de matriculación lleva a récord el gasto medio en adquirir coche nuevo

Se venden cada vez menos coches nuevos y cada vez más caros. La entrada en vigor del nuevo sistema de medición de emisiones de vehículos nuevos ha provocado que la recaudación por vehículo en el impuesto de matriculaciones casi se doble. De los 408 euros que se ingresaba de media por coche matriculado en 2020, se ha pasado a 792 euros.

Este incremento próximo al 100% se debe a que desde enero el sistema de medición de emisiones es el WLTP, un test más cercano a la realidad que lo que se utilizaba hasta ahora. Como el impuesto de matriculación se paga en función de las emisiones, el resultado es un encarecimiento del coste.

Carlos Cancela

La normativa establece que aquellos vehículos que emiten menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro, están exentos de esta tasa. Así, con la medición de emisiones que se venía utilizando, cada vez más coches se libraban de pasar por caja.

Casi el 70% de vehículos en 2020 estaban por debajo del umbral mínimo que obliga a tributar por matriculaciones. Pero los datos de enero de 2021, publicados por la Agencia Tributaria este mismo martes, señalan que ya sólo el 35% de vehículos vendidos en el primer mes del año están por debajo de los 120 gramos de CO2.

Agencias

La consecuencia de esto es que el precio medio por vehículo ha subido a nivel nunca antes visto. En enero de 2021, el precio medio por vehículo nuevo vendido ha escalado por encima de los 20.000 euros, cuando un año antes estaba ligeramente por encima de 19.000 euros, lo que también era una cifra récord.

Con este panorama, la venta de coches se ha hundido. El mes pasado se vendieron 43.327 vehículos nuevos, mientras en enero de 2020 se pusieron en circulación 100.494 automóviles. Eso ha hecho que la recaudación por el impuesto de matriculaciones haya caído de más de 41 millones a poco más de 34 millones de euros.

Solo el 35% de vehículos vendidos en enero están por debajo de los 120 gramos de CO2

El gasto récord en comprar coche nuevo viene determinado por varios factores. Además de pagar más por el impuesto de matriculaciones, la venta de vehículos nuevos se está focalizando en sectores más pudientes de la sociedad y que están en mejor situación económica. De hecho, la industria se queja de forma reiterada de que está creciendo la venta de segunda mano derivada de la crisis, motivo por el que el sector está pidiendo más ayudas a la compra, que pueda contribuir a mejorar sus resultados y contribuir a la descarbonización por la renovación del parque.

Además, hay una clara preferencia por la compra de vehículos SUV, también conocidos como crossover, un segmento de mercado con precios de venta superior a otros más utilitarios. Todo ello, sumado a la venta de vehículos alternativos que también son más caros, está llevando el precio de venta al alza. Se venden cada vez menos coches nuevos y cada vez más caros.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba