Noticias locales

El Ayuntamiento valida el grupo mixto y deja a Más Madrid con los mismos concejales que el PP

Los cuatro concejales escindidos de Más Madrid han estrenado silla en Cibeles. Desde la última fila de la sala, un escalón más arriba que los de Rita Maestre y en frente de los de Vox, el núcleo duro de Carmena ha asistido al pleno extraordinario que ha convocado el Ayuntamiento con carácter urgente para validar su nueva formación.

Con los votos a favor de estos cuatro ediles, los 15 del PP, los nueve de Cs (no ha asistido ni la vicealcaldesa ni el delegado de Urbanismo) y la abstención de PSOE el Pleno del Ayuntamiento ha aprobado esta tarde la constitución del grupo mixto.

Tanto Vox como PSOE han tratado de frenar la sesión en varias ocasiones. Los de Ortega Smith han denunciado que la convocatoria no ha venido precedida de una comisión informativa con los asuntos a tratar y han emitido un recurso de reposición poco tiempo antes de la sesión. En ella alegan que la misma produciría perjuicios de imposible recuperación, dado que la formación del grupo mixto sigue en procesos judiciales y en los próximos días deberán votar la ordenanza de movilidad que sustituirá a Madrid Central.

Es decir, que los tribunales podrían disolver el grupo mixto cuando estos ya hayan votado el proyecto más importante del mandato de Almeida, Madrid 360. “Eso es hacer trampas”, ha señalado el portavoz de Vox en el Ayuntamiento. “Señor alcalde, en política no todo vale. ¿Cuánto valen sus compromisos electorales, su acuerdo de investidura con Vox?”, dice en relación a la promesa de Almeida por revocar Madrid Central.

Una vez que el presidente del pleno, Borja Fanjul, ha desestimado su recurso – Vox tiene admitidas dos demandas a trámite, una sobre la creación del Grupo Mixto y otra sobre el Pleno celebrado esta tarde- es turno para los socialistas. Estos tampoco comprenden la urgencia del pleno. Al igual que Vox y Más Madrid valoran que es un interés partidista del alcalde que necesita de los cuatro votos de Recupera Madrid para sacar adelante su ordenanza antes del 15 de septiembre, cuando decae Madrid Central. Así, la nueva portavoz socialista, Mar Espinar, ha pedido que se vote individualmente la urgencia del pleno. Aunque ya hubiera hecho los cálculos, lo cierto es que concejala tiene su foto.

De nuevo, Fanjul ha estimado que la sesión debe proseguir “por mayoría”. Así los seis grupos municipales han ido pasando por la estrada para presentar su postura. Los socialistas han tildado la escena de “riñas de un pato de colegio”. “Estamos hoy aquí en un pleno, no como una tragicomedia política, pero sí como un sainete. Almeida quiere sacar su ordenanza y la quiere sacar ya…este es el sainete en el que estamos y este lío todavía no ha acabado”, ha lamentado la socialista. No obstante, su grupo se ha abstenido porque “respetamos las decisiones judiciales”. Eso sí, Espinar advierte que nada tiene que ver esta abstención con la del pleno de la ordenanza. “¡Que no se equivoquen!”.

Los de Más Madrid, el grupo más perjudicado de la votación de esta tarde, se ha mostrado preocupado porque se pueda crear un precedente en los ayuntamientos de España. La formación del grupo mixto “quiebra la normalidad democrática” porque es un grupo “ilegal”. “No vamos a contribuir a que esta decisión de lleve acabo”, han manifestado reafirmando su rechazo en la votación. “Creía que nos unía el pacto antitransfuguismo. Vamos a seguir discutiéndolo en los tribunales”, advierte Más Madrid.

Todas las miradas apuntaban hoy a los concejales de Más Madrid que tras perder a sus cuatro ediles quedan reducidos a 15, los mismos que tiene el PP. La edil Pilar Sánchez ha culminado su discurso “recordando una frase que dijo un día el alcalde: ‘somos fascistas, pero sabemos gobernar'”. Acto seguido el alcalde ha solicitado a la portavoz del grupo, Rita Maestre, que retire estas palabras. Sin embargo, se han negado. El alcalde ha lamentado que no lo quiera retirar, pero lamenta “aún mas el espectáculo tristísimo que ha dado en estos dos años Más Madrid siendo incapaz de responder rompiendo como lo ha hecho la señora Maestre: Si no saben hablar entre ustedes, ¿cómo van a hablar con los madrileños?”, ha preguntado Almeida. Con ello, el alcalde ha invitado a Maestre a reflexionar sobre si tiene “legitimidad” para seguir de portavoz de Más Madrid.

La portavoz ha contratacado al regidor popular lamentando que vuelvan “los peores tiempos en los que el PP compraba a diputados”. Tal y como ha valorado Maestre tras el pleno “se ha actuado de forma contraria a la ley, los reglamentos y a los informes de la Comunidad, todo con el voto del alcalde y de los concejales de gobierno a cambio directo de una contraprestación para aprobar una mala ordenanza de Movilidad”.

Por último, los protagonistas del pleno han destacado que es un día importante porque recuperan su “derecho al voto en conciencia”, sin que nadie les “amordace”. De ahí que a sus excompañeros de Más Madrid “que no se dejen llevar por la soberbia para recuperar Madrid”. También, tal y como avanzó 20minutos, la portavoz ha solicitado al pleno un cambio de reglamento que permita a los concejales votar individualmente.

El Gobierno municipal tiene hasta el 15 de septiembre para aprobar su nueva ordenanza de movilidad. Tras convocar de urgencia el grupo mixto, el Ayuntamiento procederá a partir de ahora a convocar la sesión extraordinaria de Medio Ambiente. El equipo del alcalde estudia, acorde al reglamento, si esta podría ser este miércoles o al siguiente día. Una vez que se produzca esta comisión, en un plazo de 48 horas, en la que el gobierno anunciará las enmiendas aprobadas de los grupos municipales, convocará el Pleno extraordinario para el debate de la ordenanza de movilidad sostenible.

El equipo de Gobierno continúa negociando la ordenanza con todos los grupos municipales. Y hasta ahora solo se ha ganado el ‘sí’ de este cuarteto, quienes le garantizan su voto si el Pleno se lo permite y si Almeida accede a sus condiciones. Estas son, entre otras, que se vuelva a cerrar al tráfico el bulevar de Peña Gorbea y transformar la A-5 en vía urbana priorizando la conexión entre los cuatro barrios que hoy quedan aislados por la carretera: Campamento, Batán, Aluche y Lucero. Almeida estudia acceder a estas condiciones para sacar adelante su plan Madrid 360 deberá pagar este nuevo precio, tal y como avanza a 20minutos la plataforma Recupera Madrid -en la que están agrupados los díscolos-.

Mostrar más
Botón volver arriba