Economía

El Banco de España apunta que el cerco al dividendo de la banca seguirá en 2021

El Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha anunciado este viernes en Barcelona que el BCE revisará a la baja sus previsiones económicas para España por el impacto del coronavirus. Pero, además, ha apuntado que “dadas las actuales circunstancias, la prudencia en la distribución del dividendo tendrá que mantenerse”. Hasta ahora esta limitación en el reparto de dividendos se había fijado para el 2020. Pero hoy Hernández de Cos ha apuntado que podría prolongarse un año más.

“Las autoridades financieras europeas, incluido el Banco de España, han recomendado a las entidades la eliminación temporal del reparto de dividendos y la aplicación de criterios prudentes en la retribución variable a los empleados, con el objetivo de canalizar los recursos generados hacia el refuerzo de sus posiciones de capital. Estas medidas se revisarán antes de finalizar el año, pero, en cualquier caso, la política de distribución de dividendos y de remuneraciones de las entidades deberá seguir siendo muy prudente hasta que no se disipe la incertidumbre actual y se consolide una recuperación económica sólida”, ha detallado la máxima autoridad bancaria española.

María Igartua

En su conferencia en el XXV Encuentro de Economía de S’Agaró que se ha celebrado hoy en Barcelona en una versión reducida a causa del coronavirus, Pablo Hernández de Cos ha advertido de un “eventual escenario más severo que puede afectar al sector bancario y hay que evitar a todas costa que esta crisis económica se convierta en una crisis bancaria”. “La respuesta para ello ha de ser europea”.

El Banco de España en su escenario central había previsto que el PIB español este año caería un 8% y que luego el año siguiente se recuperaría un 5%. Ahora, Hernández de Cos apunta que el Servicio de Estudios del banco emisor se quedó corto y que se hará una revisión a la baja este mes de diciembre, dado que el impacto del Covid-19 en la economía española ha sido mucho mayor de lo esperado.

De ahí, la prudencia en la cuestión de los dividendos bancarios. Por eso, Hernández de Cos ha insistido que “la recomendación a los bancos de no repartir dividendo ha sido muy importante para que los recursos se quedasen en los bancos en un momento como este”.

“La recomendación a los bancos de no repartir dividendo ha sido muy importante para que los recursos se quedasen en los bancos”

A medida que se ve la magnitud de la tragedia macroeconómica, Europa ha de ir haciendo frente a esta situación y todo apunta a que la crisis será más larga y compleja de lo que parecía en un principio. Por lo tanto, no solo se prolongarán las restricciones a los bancos, también se alargarán las medidas de respiración asistida tanto a las entidades financieras en particular como a la economía en general.

El gobernador ha abogado por dar más tiempo para la recuperación. “El BCE recalibrará sus instrumentos, tanto en la provisión de liquidez y el programa de compra de activos y esa flexibilidad. En este último caso hay que proporcionar certidumbre y por lo tanto un horizonte un plazo mayor”, ha explicado Hernández de Cos.

“Los problemas se van a alargar este último cuatro trimestre del año y durante el primer trimestre del año que viene por lo que hay que hacer una revisión a la baja de esta previsión”, ha apuntado el gobernador del Banco de España.

Más allá del verano

En principio el BCE había planteado que la compra de activos masiva acabaría este verano. Ahora todo señala a una prolongación de estas políticas en favor de una mayor estabilidad económica.

“En el actual contexto macroeconómico no me parece lo más adecuado subir los sueldos a los funcionarios, ya que la inflación va a ser negativa y se va a producir una mejora objetiva del poder adquisitivo de este colectivo. Justo cuando la Generalitat va a dedicar 100 millones a este objetivo y cuando el Gobierno español ha hecho lo mismo en sus presupuestos”.

Según Hernández de Cos, los fondos que se esperan de Europa no solo han de servir para modernizar la economía, sino también para afrontar reformas estructurales que tienen sus propios costes. Creo que sería perfectamente legal hacerlo. El gobernador también ha abogado por que estos fondos sean utilizados en colaboración con el sector privado para que su impacto en la economía sea más eficaz.

Defensa de la política actual

Hernández de Cos ha defendido que “en el BCE en marzo se estableció que había mucha volatilidad y muchas fragmentaciones financieras y con primas de riesgo que se diferenciaba porque no afectaba igual a todos los países y había un riesgo de que afectara al sector bancario y que se produjese un problema de falta de crédito”.

“El BCE actuó con dos vías: atajar la restricción de crédito dando más liquidez de los bancos, se han visto incremento de más del 8% y un nuevo programa de compra de activos, con volumen significativo y que durará hasta el verano del año que viene, pero hay posibilidad de su prolongación”.

Hernández de Cos ha defendido que los bancos tiren de sus colchones de capital anticíclicos y ha lamentado que “muchas entidades se están resistiendo a hacerlo”.

Sobre la falta de rentabilidad de la banca en Europa a causa de los tipos de interés negativos, el máximo responsable del Banco de España ha asegurado que “hay sobrecapacidad y mucho margen de mejora en la gestión”. También ha defendido la bondad de las fusiones bancarias “que pueden servir para acelerar esta transformación donde hay mucho espacio que recorrer”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba