Economía

El Banco de Inglaterra marca el camino al levantar el veto a los dividendos de la banca

El Banco de Inglaterra ha dado luz verde a que los bancos británicos paguen dividendos a sus accionistas tras concluir que las entidades están bien posicionadas para capear los desafíos de la pandemia. Una decisión que marca el camino del Banco Central Europeo (BCE), que deberá anunciar con el arranque del año si levantar su veto a la banca europea o alargar la medida tomada durante el confinamiento.

Como ya adelantó El Confidencial a principios de diciembre, la entidad presidida por Christine Lagarde está estudiando levantar el veto en las próximas semanas con un tope de entre el 15 y el 25% del ‘pay out’ (porcentaje del beneficio que se distribuye a los accionistas). Antes de la crisis, el dividendo era uno de los pocos anzuelos al accionista que le quedaba al sector financiero en un entorno de baja rentabilidad por la presión de los tipos de interés.

El reparto, sobre todo en efectivo, ya estaba en el foco antes de la pandemia pero con la llegada del coronavirus los reguladores quisieron evitar que las entidades se descapitalizaran aún más remunerando al accionista. Durante la pandemia, los dirigentes del sector financiero han estado reclamando reiteradamente que el regulador deje, por lo menos, repartir dividendos a los bancos más sólidos (en vez de prohibirlo de forma generalizada).

Jorge Zuloaga

De momento, la decisión del Banco de Inglaterra pone el foco en el camino a seguir, sobre todo cuando se trata de juridicciones vecinas. Ahora, los competidores británicos de la banca española, como HSBC o Barclays, tienen vía libre para captar al mercado con sus remuneraciones al accionista.

La Autoridad Prudencial Regulatoria del Banco de Inglaterra ha explicado que los bancos “están bien capitalizados y se espera que sean capaces de continuar apoyando a la economía real en este periodo disruptivo”. La institución matiza así que “la extensión de las medidas excepcionales y de precaución tomadas en marzo no son necesarias y que hay margen para que los bancos puedan empezar de nuevo algunas distribuciones si sus consejos así lo consideran, en un marco debidamente apropiado”.

Lo que el Banco de Inglaterra ha establecido es que los pagos no podrán exceder en 20 puntos básicos los activos de riesgo a cierre de 2020 y que no deberán superar un ‘pay out’ del 25% del beneficio de 2019 y 2020, entre otras cuestiones.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba