Deportes

El Barça denuncia falsificación de firmas para paralizar la moción de censura

La junta directiva del FC Barcelona, a través de sus servicios jurídicos, presentó este miércoles una denuncia por falsificación de firmas ante la Guardia Civil de Barcelona con el objetivo de paralizar la moción de censura, en una noticia avanzada por la Cadena Ser. En el escrito el club blaugrana dice que “se han detectado evidencias de la posible perpetración de ilícitos de carácter penal que, por su trascendencia, escapan al ámbito de la Mesa. Por ese motivo ponemos en conocimiento de la Unidad de Policía Judicial para su investigación y esclarecimiento”. Josep María Bartomeu quiere aferrarse al poder.

Además el club avisa de que han recabado sospechas de que “se hayan presentado hasta 300 papeletas cuya autenticidad se pone en duda lo que hace pensar que puede haber otros bloques de papeletas no auténticas”, reza el escrito. Si esto es así finalmente, supone unos delitos de falsedad en documento y usurpación de estado civil, tal y como recoge el atestado de la Guardia Civil. “Todo parecería apuntar a una campaña perfectamente planificada y orquestada con objeto de perjudicar a la junta y a su presidente por medios ilícitos, alejados a los cauces de participación democrático reconocidos en los estatutos”, continúa el escrito.

Los impulsores de la moción contra Bartomeu. (EFE)Los impulsores de la moción contra Bartomeu. (EFE)Los impulsores de la moción contra Bartomeu. (EFE)

“Hemos detectado que muchas de las papeletas reputadas como no auténticas pertenecen a carnets de socios que ya habían sido utilizados en la investigación llevada por este Grupo de Policía Judicial y que conocía el Juzgado de Instrucción nº1 de Barcelona”. Todo para continuar: “Se detecta una serie formada por cinco papeletas que a pesar de estar firmadas por diferentes socios, presentan una caligrafía similar“, finalizó. La denuncia fue presentada ante el responsable de la Unidad de Policía Judicial de Barcelona, Daniel Baena.

De este modo historia cambia completamente después de que en la mañana del miércoles, a las 12.06, el promotor del voto de censura e integrante de la Mesa, Jordi Farré, publicara a través de las redes sociales: “Objetivo conseguido”. Las 16.521 necesarias para dar luz verde a la moción ya se habían logrado y el siguiente paso era que la Mesa convocara un referéndum donde será el socio con derecho a voto quien apruebe o no la moción. Tendría que ser aprobado por un 66,6 % para obligar a Bartomeu y su junta a dimitir automáticamente.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba