Viajes

El Barranco de Guayadeque en Las Palmas de Gran Canaria: restaurantes cavados en la roca, momias y utensilios aborígenes

El Monumento Natural del Barranco de Guayadeque constituye uno de los barrancos más grandes de las Islas Canarias, ya que posee un total de 11 kilómetros de longitud y un desnivel de más de 1.200 metros, lo que garantiza una experiencia paisajística y natural en Las Palmas de Gran Canaria.

Concretamente, se encuentra ubicado entre los municipios de Ingenio y Agüimes y fue declarado como Monumento Natural por la Ley de Espacios Naturales de Canarias y como Bien de Interés Cultural, con la categoría de Zona Arqueológica por la ley de Patrimonio Histórico de Canarias, según la web del Ayuntamiento de Agüimes.

En total, son 68 las especies de plantas vasculares que se encuentran en la zona, además de 36 especies de vertebrados, algunas de las cuales están amenazadas. Destacan los endemismos exclusivos de este lugar, que son la garbancera (Kunkeliella canariensis) y la dama (Parolinia Platypetala).

Además, se pueden encontrar otras especies que son exclusivas del la isla de Gran Canaria y del Archipiélago Canario, como como el palo de sangre o palo rojo, la flor de mayo o el saladillo de risco.

También se pueden hallar zonas de reproducción y cría de la pardela cenicienta (Calonetrix diomedea), además de tratarse de un refugio y hábitat potencial de esta especie.

El barranco se ha formado gracias a los procesos erosivos que se han dado a lo largo del tiempo. De hecho, el agua el agua ha excavado un cauce que ha formado las paredes casi verticales, que crean este paisaje tan singular en la isla.

De hecho, el agua es el elemento fundamental de la zona, no solo para crear el ecosistema de las mencionadas especies de fauna y flora, sino también para abastecer a las poblaciones cercanas que habitaron en esta zona desde la Época Prehispánica, siendo reconocido el valor arqueológico de la zona desde las últimas décadas del siglo XIX y hasta la actualidad.

Como elementos destacados de esta actividad arqueológica están las momias, las grandes cuevas funerarias, que son los elementos más reconocidos del barranco. Sin embargo, también hay otros elementos de gran importancia, como pueden ser los grandes poblados trogloditas, los graneros, las pinturas y los grabados rupestres, según indican desde la web del ayuntamiento de la localidad.

Todos estos elementos de gran relevancia se pueden observar en el Centro de Interpretación, que se encuentra situado en un edificio excavado en las laderas del barranco, siguiendo la tradición arquitectónica troglodita.

Igualmente, se pueden visitar una gran cantidad de casas-cuevas que hay en el barranco. Incluso, se puede encontrar una ermita y varios restaurantes cavados en la propia roca, apreciándose así uno de los paisajes culturales más bonitos de la isla.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba