Deportes

El Betis anuncia austeridad en una Junta sin gran oposición

El Betis celebró su Junta General de Accionistas con un ambiente de cierta tranquilidad por el buen momento deportivo que atraviesa el equipo y también vientos de preocupación debido a la delicada situación económica que vive en estos momentos. Fue, sobre todo, una Junta diferente a la de años precedentes, en las que la oposición, hoy prácticamente ausente, trató de proponer otras vías de gobierno alejadas del mando actual. Con Ángel Haro y José Miguel López Catalán al frente, el actual Consejo expresó su confianza en que el club siga creciendo y que mejoren las perspectivas económicas al tiempo que algunos accionistas trataron de poner en cuestión esos números. «No se puede tumbar un proyecto consistente», aseveró el presidente del Betis antes de comienzo de los puntos del día. Haro fue claro al pedir confianza al beticismo en su proyecto: «El trabajo del club con Manuel Pellegrini a la cabeza propició una clasificación europea por encima de otros equipos con más presupuesto. Nos suelen recordar que los años en Europa no son buenos en la Liga, pero, aunque es pronto todavía, estamos quintos y segundo en la Liga Europa. Nos avala el trabajo, el rigor, la capacidad de superación y nuestra ambición por hacer del Betis un club de referencia en España y en Europa».

La Junta comenzó constituyéndose con 73.877 acciones representadas, unas 8.000 menos que hace un año. Algunos accionistas de peso como Lorenzo Serra Ferrer o Joaquín Caro Ledesma delegaron su voto, otros como Manuel Castaño o Rafael Salas estuvieron presentes en la cita de San Pablo. José María Pagola, consejero encargado de explicar las cuentas de este año, dejó clara la clave de esas pérdidas de 36 millones de euros: «El COVID nos ha sacudido. A todos. Hemos hecho una comparación entre una temporada media y la de estos dos años y vemos un impacto de 36 millones de euros entre ventas, ticketing y derechos televisivos». También incidió en otros detalles: «En la temporada 2020-2021 se han amortizado jugadores de la temporada pasada y por eso el valor contable de la plantilla ha disminuido. El valor de plantilla es otra cosa. Pasamos a un patrimonio negativo de 31 millones. Por primera vez no tenemos beneficios desde que llegamos al club. Quiero trasladar un mensaje de tranquilidad. Está todo controlado. Hay situaciones legales que nos amparan para no llegar a una ampliación de capital. Por circunstancias legales no podemos estar en situación de disolución. Hemos de tener una solución patrimonial y financiera. Tenemos el préstamo de LaLiga. Estamos en la comisión delegada de  la Liga y ahí estuvimos apretando. Hizo suya nuestra idea y de ahí surgió la operación. Hemos sido protagonistas muy activos en ello».

El Fondo de Maniobra Negativo, cifrado en -122 millones de euros, también salió a escena: «No es nuevo. Es común a las circunstancias del fútbol, casi todos lo tienen negativo». Pagola insistió en un plan conservador y una política de cierta austeridad con miras al futuro: «En estos próximos años, la venta de jugadores siempre será superior al gasto en fichajes». El club valoró el hecho de haber logrado vender 18 millones de euros en jugadores con el mercado en este contexto difícil, al tiempo que incidió en que el crecimiento de años anteriores sostiene la crisis del presente. «Estamos en 110 millones de ingresos a pesar del COVID», insistió Pagola. Las cuentas quedaron aprobadas con 47.157 acciones a favor.

 

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba