Deportes

El duro final del Trinche Carlovich, una leyenda idolatrada por Diego Maradona

El mundo del fútbol está de luto por el fallecimiento de una leyenda argentina como fue Tomás Trinche Carlovich. Fue considerado por muchos argentinos como “el mejor jugador de la historia” e idolatrado por Diego Armando Maradona. El exfutbolista se encontraba en coma, ya que sufrió un golpe en la cabeza después de que dos jóvenes le robaran la bicicleta. Finalmente no se pudo recuperar y fallecía a los 74 años en un triste final.

El asalto ocurrió en Rosario, cerca de la humilde casa donde Carlovich nació hace 74 años y desde la cual forjó su leyenda. Su hijo contaba que El Trinche estaba sedado, conectado a un respirador. «Era un pibe joven. ‘El Trinche’ es un hombre de estatura alta, debe medir 1.90 casi. Le pegó una piña, no fue con un palo. Con el golpe cayó medio desvanecido y dio contra el piso, el golpe lo dejó inconsciente. Cuando llegué estaba con los ojos abiertos, pero inconsciente», dijo al sitio web ‘Infobae’ el jugador de Central Córdoba, Juan Carlos ‘Tate’ Lescano, uno de los primeros en socorrer a Carlovich.

Argentina quedó conmocionada por el ataque a una figura tan venerada en el país. Y es que Carlovich se convirtió en un emblema del fútbol de Santa Fe a pesar de haber jugado la mayor parte de su carrera en categorías inferiores. El propio Diego Maradona le regaló una camiseta con la frase: «Trinche, vos fuiste mejor que yo«.

El Confidencial

Una vida humilde

El Trinche creció en una vida muy humilde y es lo llevó hasta sus últimos días. Era hijo de un fontanero croata, de ahí su extraño apellido para ser argentino. Aun vivía en la casa donde se crió como el menor de siete hermanos. Realmente tuvo 15 años de trayectoria discreta. Debutó en Rosario Central, en Primera, pero solo jugó un encuentro. El Trinche prefirió disfrutar su tranquila vida antes que centrarse en el fútbol, aunque quien lo veía en el campo, sentía que era diferente al resto.

Su momento más álgido en el fútbol fue cuando disputó un amistoso entre un combinado de jugadores de Rosario, entre los que estaba él, y la selección argentina que disputaría el Mundial de 1974. Los rosarinos vencieron 3-0 con una exhibición de aquel desgarbado de pelo largo que se estaba ‘comiendo’ a las estrellas que representarían a su país en el Mundial. Cesar Luis Menotti, campeón del 78, lo llegó a convocar para la selección, pero Trinche, al igual que hacía en algunos partidos con sus clubes, no se presentó. Se dice que Carlovich comentó que se había ido a pescar porque “el río bajaba muy alto”.

Quizá por esa forma de ser diferente tanto fuera como dentro del campo, se convirtió en una leyenda idolatrada por muchos futbolistas en Argentina. Y solo hay que ver lo que significó, que el mejor de todos los tiempos para muchos como Diego Armando Maradona, lo tenía como referente

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba