Deportes

El esperado choque de trenes en Colonia entre Lukaku y Diego Carlos

Es la hora de la verdad en la Europa League. En una competición también golpeada por el coronavirus y pospuesta hasta entrado agosto, Sevilla e Inter de Milán se disputan hoy a las 21:00 horas el reinado de la segunda competición de la UEFA, una categoría donde el equipo español es un absoluto gigante. Los andaluces buscan en el estadio Rhein Energie de Colonia la que sería su séptimo título de la Europa League, antes llamada Copa de la UEFA, algo que ningún equipo ha conseguido hasta ahora. Pero en frente tendrán a un conjunto económicamente más poderoso que empieza a resurgir tras años de depresión deportiva, el Inter. De la mano de Antonio Conte los Nerazzurri aspiran a su cuarto triunfo en la competición, destinándose a su mejor jugador del año, el belga Romelu Lukako. El delantero, todo un portento físico, se medirá marca por marca con otro titán, el defensa central sevillista Diego Carlos.

Ambos son dos fichajes de esta misma temporada, aunque con pasados diferentes. Mientras que Lukaku es un delantero de experiencia internacional contrastada, Diego Carlos es un fichaje ‘made in’ Monchi, un central que militaba en el Nantes los últimos 3 años. El Sevilla se ha encontrado así con uno de los mejores defensas de LaLiga, cuya cláusula de 75 millones de euros podría no ser suficiente para retenerle más temporadas en la capital andaluza. El duelo entre el central y el delantero centro es todo un choque de trenes, puesto que ambos basan su juego en la contundencia física. El belga es más alto, 191 centímetros por los 184 del sevillista, pero Diego Carlos ya ha demostrado en varias ocasiones ser un baluarte por arriba (gana el 60% de sus acciones de cabeza).

Romelu Lukaku marca un gol en las semifinales de la Europa League. (EFE)Romelu Lukaku marca un gol en las semifinales de la Europa League. (EFE)Romelu Lukaku marca un gol en las semifinales de la Europa League. (EFE)

Lukaku fue fundamental en la victoria 5-0 de los italianos al Shakhtar Donestk en semifinales del torneo, realizado a un único partido tras la suspensión temporal de la competición por la pandemia del coronavirus. El delantero se ha convertido en el máximo artillero del Inter, además de hacer una pareja perfecta con Lautaro Martínez. El belga suma 33 goles en 49 partidos esta temporada, además de mostrar garantías como 9 del equipo, recibiendo de espaldas, anclando a defensas y jugando por el bien del equipo. Cualidades por las que también destacó en el Mundial 2018, en el que Bélgica obtuvo su mejor resultado en la historia de la competición, un tercer puesto.

La llegada del delantero al Inter de Milán se fraguó tras una larga negociación con el Manchester United. El equipo dirigido por Ole Gunnar Solskjaer había pagado por él 85 millones de euros dos temporadas atrás, por su gran desempeño en el Everton. Su buen rendimiento al principio acabó por convertirse en un gran problema para un vestuario diluido por la inestabilidad del club. Los diablos rojos lo pusieron en el mercado y, pese a un coqueteo con la Juventus de Turín, acabó firmando por el equipo de Conte por 65 millones de euros.

Un carácter complicado

Romelu Lukaku ha demostrado en todas sus oportunidades ser un completo delantero que aporta gol y contundencia en el césped. Pero también ha sido un quebradero de cabeza para los clubes. El Inter no se ha librado de soportar el carácter del belga. En pleno confinamiento y para una televisión de su país, Lukaku aseguró que el equipo no estaba haciendo bien los protocolos para combatir el coronavirus. Solo en su piso del centro de Milán, el delantero declaró que casi todo el equipo había estado enfermo en enero: “Teníamos fiebre y tosíamos”. Unas declaraciones que, tras una reprimenda pública de directivos del Inter, le obligaron a pedir perdón días después.

El muro más complicado para el ariete

“Tenemos mucho respeto por el Sevilla”, confirmaba el entrenador del Inter de Milán en la rueda de prensa previa al encuentro. Conte alienará tanto a Lautaro Martínez, objetivo del Barcelona antes de la debacle ante el Bayern de Múnich que ha paralizado todos los movimientos hasta nueva orden de Koeman, como a Lukaku, pero en frente tendrán el muro más complicado de su trayectoria en la Europa League, incluso más que la defensa del Getafe.

Diego Carlos y Fernando marcan de cerca a Paul Pogba en su partido frente al United. (Reuters)Diego Carlos y Fernando marcan de cerca a Paul Pogba en su partido frente al United. (Reuters)Diego Carlos y Fernando marcan de cerca a Paul Pogba en su partido frente al United. (Reuters)

Diego Carlos y Koundé, respaldados tanto por el milagroso Bono como por el pivote Fernando, han conseguido que el equipo de Julen Lopetegui solo haya concedido 5 goles en los 11 partidos previos de Europa League antes de la final. La solidez defensiva, unida a los momentos de calidad centelleante de jugadores como Banega, Jesús Navas o Lucas Ocampos, es la mejor arma del Sevilla para hacerse con su sexto título.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba