Vivienda

El euríbor asegura un verano tranquilo: la cuota de la hipoteca baja hasta 500€/año

El euríbor se mantiene estancado y, al menos hasta después del verano, seguirá rebajando la cuota de los hipotecados. A falta de una sesión para despedir el mes, el principal indicador de las hipotecas a tipo variable en España despide el mes de junio en el -0,484%, un nivel muy similar al del mes de mayo, pero por debajo del -0,147% de junio del año pasado.

Desde el pasado mes de abril, el euríbor se ha mantenido prácticamente invariable, lo que le ha permitido mantenerse por debajo de los niveles de hace un año, y garantizar bajadas en la cuota de las hipotecas. De esta manera, aquellos que revisen su hipoteca con el cierre del euríbor en junio podrán ahorrarse hasta 500 euros anuales.

E. Sanz

Según cálculos de iAhorro, los hipotecados con un préstamo de 150.000 euros con un TIN de euríbor +0,99% pagaban hasta ahora 471,72 euros al mes. Con la nueva rebaja del euríbor respecto a hace 12 meses, su nueva cuota será de 250,56 euros, lo que supone un ahorro de 20,88 euros al mes o 250,56 euros al año.

En el caso de un préstamo de 300.000 con un diferencial de euríbor +0,99% el ahorro será de hasta 500 euros al año. En este caso, los hipotecados pasarán de pagar 943,44 euros a pagar 901,69 euros, una diferencia mensual de 41,75 euros que multiplicada por doce se dispara hasta los 501 euros anuales.

“Buenas noticias para aquellos que tengan que revisar su hipoteca variable para los que revisan en 12 meses, puesto que en junio del año pasado el euríbor estaba en -0,147, y no tan buenas para aquellos cuya revisión la hagan de forma semestral, ya que el euríbor de diciembre estaba en -0,497, por lo que verán como su cuota hipotecaria tiene un ligero incremento aunque muy sutil”, asegura Sergio Carbajal, responsable de hipotecas de Rastreator.

Sin cambios a corto plazo

“El euríbor inicia el verano congelado en terreno negativo. Además, se está manteniendo la tendencia de este 2021, leves subidas y leves bajadas del índice“, añade el director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli, en cuya opinión, “de momento, no va a haber grandes cambios en el euríbor, ya que la estabilidad del euríbor está relacionada con las decisiones económicas que toma el Banco Central Europeo (BCE)”.

“En marzo de 2016”, recuerda Colombelli, el BCE decidió bajar los tipos de interés a cero. Un mes antes, el euríbor entraba en terreno negativo por primera vez en su historia. En los meses siguientes, las fluctuaciones del indicador se han movido siempre en terreno negativo igual que los tipos de la institución europea“.

Sobre la estabilidad del indicador, Colombelli apunta que esta va a ser la tendencia de los próximos meses e incluso años. “A corto plazo no va a haber cambios respecto al euríbor, sin embargo, siempre hay que seguir de cerca lo que hacen los bancos. De cara a este verano, los tipos de interés se van a mantener a la espera del último trimestre del año que es cuando las entidades financieras pondrán toda la carne en el asador”.

Carbajal asegura que ei la tendencia del euríbor es como la de los últimos años, 2puede ser que en el mes de agosto sufra un descenso un poco superior. De hecho habría que remontarse a 2018 para ver un euríbor que en los meses de verano, julio y agosto, sube con respecto al valor marcado en junio de ese mismo año”.

Sea como fuera, según Colombelli, “los hipotecados pueden estar tranquilos por ahora. Previsiblemente les espera un verano y, prácticamente, un último trimestre de año con rebajas. Es posible que haya subidas importantes de tipos, pero no antes de 2022“. En este sentido, todos aquellos que tengan su hipoteca referenciada a este índice no tendrán que preocuparse por si se encarecen sus cuotas, por lo menos, hasta la recta final del año.

E. Sanz

Y es que si nos fijamos en la evolución que tuvo el euríbor a partir de la segunda mitad del ejercicio pasado -ver gráfico superior-, los datos reflejan una abrupta caída desde el mes de julio hasta tocar suelo en diciembre de 2020 y en enero de 2021, cuando llegó a caer al en el -0,5%, para iniciar una tímida recuperación en febrero de este año. Sin embargo, ya a partir de septiembre u octubre, si el euríbor se mantiene en los niveles actuales, se situará por encima de los niveles de hace un año, lo que incrementará la cuota de las hipotecas. La noticia positiva es que ese incremento se traducirá en apenas unos euros más al mes.

¿Cuándo habrá un cambio de tendencia?

La pregunta del millón ahora es cuándo se producirá un cambio real del euríbor. Cuándo volverá a terreno positivo. “Hace justo 12 meses que el euríbor sintió los efectos de la pandemia y empezó a bajar tras tres meses de subidas. Desde entonces, encadenó ocho meses consecutivos de caídas hasta tocar fondo en enero con el -0,505%. La decisión en junio de 2019 del BCE de ampliar su programa de adquisición de bonos y de inyectar liquidez a la economía fue clave”, según el directivo de iAhorro.

E. Sanz

“Ahora habrá que esperar a los próximos movimientos del BCE aunque en el verano no suele haber grandes cambios. Las entidades financieras también apuestan por la estabilidad en la época estival lo que se puede traducir en una buena noticia porque no se esperan subidas en los tipos de interés”, concluye Colombelli.

Sigue la apuesta por el tipo fijo

Sobre la mayor o menor preferencia por el tipo fijo, tanto por parte de los futuros hipotecados como por parte de las entidades financieras, Carbajal asegura que “se mantienen los incentivos de las hipotecas fijas por parte de las entidades bancarias con el fin de intentar paliar los efectos de este euríbor en negativo, manteniendo los diferenciales sobre las variables y mejorando en algunos casos los tipos en las hipotecas a tipo fijo”.

En su opinión, “esta tendencia también se puede seguir apreciando tal y como desprenden los propios datos de las estadísticas de hipotecas del mes de abril del INE, ya que el 44,6% de las hipotecas concedidas han sido a tipo de interés variable y el 55,4% a tipo fijo”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba