Vivienda

El euríbor despide 2021 cerca de mínimos y dice adiós a las rebajas en las hipotecas

El euríbor despide 2021 muy cerca de mínimos históricos, en niveles prácticamente idénticos a los de hace un año y muy similares a aquellos en que se ha estado moviendo durante los últimos 12 meses, lo que en la práctica supone decir adiós, casi con total seguridad, a las rebajas en las cuotas de las hipotecas que tan frecuentes han sido en los últimos cuatro años.

El euríbor despide diciembre en el -0,502% —el dato tendrá que ser confirmado por el Banco de España—, prácticamente en el mismo nivel de hace justo un año, lo que supone que todos aquellos que tengan una hipoteca a tipo variable y deban revisar la cuota de su hipoteca con el cierre de diciembre no notarán cambios en la misma, ni al alza ni a la baja. Es decir, pagarán prácticamente lo mismo que venían pagando hasta ahora.

El ahorro para los hipotecados a tipo variable apenas llega a un euro al mes

Así, por ejemplo, según los cálculos de iAhorro, para una hipoteca de 150.000 euros a 30 años con euríbor + 0,99%, el ahorro será de 0,41 euros al mes, lo que equivale a 4,92 euros al año, mientras que para una hipoteca de 300.000 euros a 30 años, igualmente con un diferencial de euríbor + 0,99%, el ahorro mensual será de 0,83 euros y el anual de 9,96 euros.

«2021 se consolida como el año de los récords. En enero, el euríbor alcanzó el -0,505%, en febrero subió levemente hasta el -0,501% y este mes de diciembre ha caído al -0,502%. Más allá de esto, la evolución del indicador durante este año ha estado marcada por pequeños altibajos que no han sido demasiado significativos. De hecho, el dato más alto se registró en octubre, con un -0,477%», explica Simone Colombelli, director de Hipotecas de iAhorro. «Aun con estos altibajos, este ha sido el año más estable de los últimos cinco”.

De cara a 2022 y teniendo en cuenta los niveles en los que se ha movido durante 2021, cualquier recuperación del indicador, por pequeña que sea, se traducirá, casi con total seguridad, en incrementos de la cuota hipotecaria, si bien las subidas serán muy leves, con escaso impacto en los bolsillos de los hipotecados.

Pero ¿subirá el euríbor? Todo parece indicar en esta dirección, especialmente si el Banco Central Europeo (BCE) decide finalmente, y por primera vez en siete años, subir los tipos de interés. Por lo pronto, la institución que preside Christine Lagarde ha decidido dar por finalizadas las compras especiales contra la pandemia en marzo, y reducirá los estímulos a menos de la mitad el año que viene, debido al fuerte aumento de la inflación. Y el siguiente paso, según los expertos, será subir los tipos de interés, algo que algunas voces pronostican a partir del cuarto trimestre de 2022. Y el euríbor irá anticipando la política monetaria del BCE.

«La inflación es la causa de que se acelere en el tiempo todo lo relativo a la subida de tipos, y a la política del BCE de limitar la compra de activos»

«Como escenario general, tenemos aceleración del ‘tapering’ [moderación del estímulo monetario], pero no ha afectado de momento al BCE, y el Banco de Inglaterra también ha subido tipos de interés. Por su parte, Christine Lagarde solo ha hablado de frenar las compras de activos, pero también ha admitido una inflación persistente. Todo eso parece que conducirá a una subida de tipos en la zona euro», explica a El Confidencial Luis Javaloyes, CEO de Agencia Negociadora.

«Además, la estrella invitada, la inflación, reclama su papel de protagonista. La inflación es la causa de que se acelere en el tiempo todo lo relativo a la subida de tipos, y a la política del BCE de limitar la compra de activos», prosigue Javaloyes, quien prevé «una subida de tipos en el segundo semestre de 2022, un mayor peso de las hipotecas a tipo fijo ante ese horizonte pero a precios ya no tan bajos como ahora, una apuesta de todas las entidades por las hipotecas verdes y la entrada de nuevos financiadores —fondos o bancos extranjeros— que lleguen para financiar operaciones de compra por encima de 80% de LTV para clientes de buen perfil que no dispongan de ahorros o que teniéndolos no quieran descapitalizarse. Y también entrarán a aprovechar la oportunidad de negocio de 3.000 millones de euros de consolidación hipotecaria».

Óscar Giménez

Por su parte, Antonio de la Fuente, ‘managing director’ de Corporate Finance de Colliers, recuerda «cómo en mayo de 2020, en pleno pico de la pandemia, las incertidumbres generadas por la crisis sanitaria provocaron una fuerte tensión en el mercado interbancario que llevó el euríbor al alza situándolo en -0,08%, amenazando con poner fin a cuatro años con el euríbor en terreno negativo. Sin embargo, las medidas impulsadas por el BCE consiguieron frenar esta escalada aplicando medidas para estimular la economía, mediante el mantenimiento de los tipos de intervención al 0,0%, la compra de bonos e inyecciones de liquidez, que han permitido que el euríbor se mantenga en niveles mucho más bajos», explica.

No obstante, no se espera que el euríbor vuelva a terreno positivo en el corto plazo. «En 2021, el euríbor ha oscilado entre -0,48% y -0,50%, y las previsiones para el próximo año apuntan a una estabilidad de estos niveles, por lo que seguiremos viendo el euríbor en terreno negativo», añade De la Fuente.

En opinión de este experto, «estas previsiones son buenas noticias para el mercado inmobiliario, ya que se verán congeladas o reducidas las cuotas de las hipotecas a tipo variable y permitirá contratar nuevas hipotecas a tipos de interés muy atractivos». Y aporta un dato: «El coste medio de las hipotecas se ha visto reducido gradualmente a la par que lo hacía el euríbor. En junio de 2021, el tipo medio hipotecario de viviendas en el primer año de constitución se situó en el 2,28%, y para el resto de años, en el 1,53%».

El director de Hipotecas de iAhorro también se atreve a pronosticar que el próximo año el euríbor seguirá en negativo, que no veremos picos y además sus cifras “oscilarán en una horquilla máxima de dos décimas”, entre el -0,3 y el -0,5%. De este modo, la estabilidad también será la nota dominante.

Buen año para el mercado hipotecario

Respecto al mercado hipotecario, al igual que ha sucedido con las compraventas, se espera que la mejora de 2021 se mantenga durante 2022. «Tras un año con gran movimiento en el sector hipotecario y con el número de hipotecas constituidas sobre vivienda al alza, se espera incluso que las cifras en 2022 sigan en aumento, puesto que todo apunta a que la compra por inversión va a seguir creciendo y además se prevé un aumento de la compra de viviendas por parte de extranjeros, que este tercer trimestre ha alcanzado un 10,77%», apunta Sergio Carbajal, responsable de Hipotecas de Rastreator.

«De hecho, para todos aquellos que estén pensando en comprarse una vivienda y no saben si esperar ante la esperanza de que el precio baje ligeramente, seguimos estando ante un momento óptimo respecto a años anteriores, ya que el tipo de interés sigue en mínimo histórico (1,94%) y todo apunta a que la inflación seguirá aumentando a lo largo del año afectando de forma directa en el ahorro de los hogares españoles y, posiblemente, en el precio final de la vivienda», añade Carbajal.

En cuanto al tipo de hipoteca, siete de cada 10 hipotecas firmadas son a tipo fijo, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). «Salvo que el crédito vaya a ser solicitado a corto plazo, optar por la hipoteca a tipo fijo aportará una estabilidad a largo plazo. Lógicamente, habrá que evaluar en función de las necesidades personales de cada uno, pero es la opción más segura para evitar cualquier sobresalto y donde están poniendo el foco las entidades bancarias con ofertas exclusivas para atraer clientes», según el responsable de Hipotecas de Rastreator.

«Durante los últimos cinco años, hemos observado un auge de las hipotecas a tipo fijo. Ante los bajos tipos de interés, la incertidumbre económica y la necesidad de limitar el riesgo, las familias han ido adoptando progresivamente esta modalidad frente a las hipotecas tradicionales a tipo variable. Además, también ha contribuido a este crecimiento las campañas que ha realizado la banca comercial fomentando las hipotecas a tipo fijo frente a las de tipo variable, ya que ofrecían más rentabilidad en un contexto de tipo de interés en mínimos históricos y con el euríbor en terreno negativo», asegura Antonio de la Fuente.

«(Es) uno de los mejores momentos para comprar vivienda, ya que vamos a ver un efecto generalizado de la bajada de tipos»

Desde iAhorro, por su parte, han detectado cómo en las últimas semanas los bancos han ido cambiando las condiciones impuestas para conceder una hipoteca. «Ya en el mes de noviembre, las cuatro principales entidades financieras de España (Banco Santander, CaixaBank, BBVA y Kutxabank) optaron por retocar sus tipos de interés o mejorar su modelo de bonificación (contratación del seguro de hogar, seguro de vida, planes de pensiones o de inversión…), sobre todo para perfiles de clientes medio altos». El objetivo entonces era firmar los últimos préstamos del año, pero tampoco está previsto que realicen nuevos cambios en los primeros meses de 2022.

En opinión de Colombelli, todo esto hace que este sea “uno de los mejores momentos para comprar vivienda, ya que vamos a ver un efecto generalizado de la bajada de tipos, sobre todo para perfiles altos, aunque los verdaderos cambios en el primer trimestre de 2022 estarán ligados a la mejora de las bonificaciones”.

‘Boom’ de las hipotecas digitales en 2022

Por otro lado, además de las hipotecas a tipo fijo, expertos como Pau A. Monserrat, profesor de la Universitat de les Illes Balears, economista y perito especializado en productos financieros y socio en Futur Finances, aseguran que en 2022 será la gran explosión de las hipotecas ‘online’. Un tipo de producto que ha experimentado un gran crecimiento durante los últimos meses.

«La gran pandemia ha acelerado un cambio de hábitos del consumidor financiero que, ‘ayudado’ por la reconversión del sector bancario y la destrucción de oficinas, se ha traducido en el salto a la contratación hipotecaria a distancia. Antes del covid-19, la gente se informaba y comparaba en internet, pero contrataba en las oficinas de los bancos o de los intermediarios hipotecarios. Tras la llegada del virus, nos hemos decidido y acostumbrado a contratar hipotecas sin la necesidad de una visita inicial en persona».

2022 nos depara la explosión de la oferta de hipotecas ‘online’ digitales de portales ‘hipotech’

En opinión de Monserrat, «este fenómeno de las hipotecas ‘online’ ofrecidas por los bancos ya era conocido, pero 2022 nos depara la explosión de la oferta de hipotecas ‘online’ digitales de los portales ‘hipotech’, del estilo Hipoo, Helloteca o Trioteca, entre otros muchos. Si bien muchos de estos intermediarios de crédito inmobiliario genuinos de internet han empezado ofreciendo sus servicios de forma gratuita (cobran del banco), no es menos cierto que estamos detectando fórmulas híbridas: desde el cobro de una provisión de fondos que se devuelve tras la firma de la hipoteca ante notario a servicios prémium con coste. La tecnología brinda a la persona usuaria la posibilidad de comparar, seleccionar y tramitar hipotecas ‘online’ de una forma nunca vista en España. Una tendencia que sin duda se impondrá a partir de 2022″, asegura Monserrat.

Funcionarios, los preferidos por los bancos…

No obstante, conseguir una hipoteca seguirá siendo una tarea complicada. En opinión de Monserrat, «a cierre de año, el colectivo que mejores hipotecas puede conseguir es el de los funcionarios de carrera, con ofertas de tipos fijos con nominales inferiores al 1%. Con datos reales de hipotecas gestionadas por intermediarios de crédito inmobiliario seleccionados por FuturFinances.com, los buenos perfiles de funcionarios pueden endeudarse al 100% de compraventa a un interés fijo del 0,80%, TAE variable del 1,695%, incluyendo la comisión del bróker hipotecario».

E. Sanz

«Los funcionarios son el colectivo más buscado por la banca y seguirán en ‘busca y captura’ en 2022, ya que son el tipo de financiación ‘sin riesgo’ preferido por la banca: ingresos estables y seguros. Evidentemente, hay impagos entre los funcionarios, pero es el colectivo más sencillo a la hora de estudiar el riesgo. Los damnificados: los autónomos, los emprendedores, que tienen un riesgo mucho más complejo de estudiar y quedan fuera del interés de la banca a nivel hipotecario, con peores condiciones y más exigencias de aportación de ahorros. Podríamos decir, simplificando, que los bancos conceden crédito hipotecario al estilo funcionarial», añade este experto.

… ¿y los jóvenes?

Desde iAhorro, por su parte, también consideran que 2022 podría ser el año en que el producto joven vuelva a repuntar, con la llegada, por ejemplo, de hipotecas exclusivamente para jóvenes. “Este año hemos visto mucha publicidad y muy poco movimiento en este sentido”, matiza Colombelli, que agrega que esos movimientos “podrían llegar en los próximos meses”.

Asimismo, el director de Hipotecas de iAhorro destaca que “los préstamos ICO, concedidos tanto a autónomos como a pymes o grandes empresas a causa de la pandemia, son la gran incertidumbre de 2022: si no se alargan más allá del 30 de junio, esto podría acarrear una subida de la morosidad y, por tanto, un empeoramiento de las condiciones de los bancos”. No obstante, añade Colombelli, “todo apunta a que va a ser un 2022 positivo, tanto a nivel de precios como de productos”.

No obstante, de cara a 2022 se impone la prudencia. «Atención a las posibles nuevas restricciones derivadas de las nuevas variantes y su impacto en la marcha de la economía: nuevos cierres, ERTE, más financiación con tarjetas por la caída de ingresos en las familias afectadas. Y el impacto que todo esto pueda tener en los datos de morosidad del sistema financiero», advierte Javaloyes.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba