Vivienda

El euríbor se hunde el año del covid y asegura hipotecas baratas y rebajas en 2021

El euríbor despide 2020 en mínimos históricos. A falta de dos sesiones para finalizar el mes, el indicador, que sirve de referencia a la mayoría de las hipotecas a tipo variable que se firman en España, se despide en el -0,496%, el nivel más bajo de toda su historia, y tras haber rebasado en varias sesiones diarias la barrera del -0,5%. Lo hace, además, dando una nueva alegría a miles de hipotecados, que verán cómo la cuota de sus hipotecas experimenta una pequeña rebaja.

De la caída del indicador, especialmente intensa desde el pasado mes de junio, se han beneficiado otros tantos hipotecados desde mediados de año. De hecho, solamente aquellos que revisaron su hipoteca con el cierre del índice de los meses de abril, mayo, junio y julio, cuando el euríbor superó los niveles de 2019, experimentaron un ligero incremento en su cuota —ver gráfico inferior—, aunque la subida fue de apenas unos euros al mes.

“Este mes de diciembre, nos encontramos ante un nuevo mínimo histórico, lo que implica que si comparamos con datos del mismo mes, pero del año pasado, -0,261%, el euríbor casi ha duplicado su valor negativo”, explica a El Confidencial Sergio Carbajal, responsable de Hipotecas de Rastreator.

“Por el momento, el Banco Central Europeo (BCE) continúa sin tener ninguna presión por subir los tipos de interés, por lo que la previsión de tipos en mínimos se mantiene, aunque como ha ocurrido durante estos últimos meses, habrá que estar muy pendientes de la evolución de la pandemia y sobre todo de la efectividad de las distintas vacunas en territorio europeo que están arrancando ahora, porque puede hacer que el BCE retire sus estímulos paulatinamente a partir del segundo semestre de 2021″.

Con el cierre de diciembre, los hipotecados se ahorrarán entre 240 y 340 euros al año

“Por otro lado”, prosigue Carbajal, “nos encontramos ante un buen mes para todos aquellos hipotecados en tipo variable que tengan que realizar ahora la revisión. Además, el cierre de 2020 es muy diferente al del año pasado, encontrándonos en un momento único para hipotecarse, dados los bajos tipos del mercado que hay en la actualidad”.

¿Cuánto se ahorrarán aquellos que revisen su hipoteca con el euríbor de diciembre? Para una hipoteca de 180.000 euros a un euríbor + 2% a 25 años, la cuota de la hipoteca pasará de 740 a 720 euros mensuales, lo que supone una rebaja de 20 euros al mes, o lo que es lo mismo, 240 euros menos al año. Por el contrario, para una hipoteca de 250.000 euros al mismo interés y plazo, la cuota de la hipoteca pasará de 1.028 a 1.000 euros, es decir, 28 euros menos al mes, o 336 euros menos al año.

Casi un lustro en negativo

El euríbor entró en terreno negativo por primera vez en su historia hace casi cinco años, en febrero de 2016, y desde entonces no ha conseguido superar en una sola ocasión el 0%. En mayo, las incertidumbres generadas por la crisis sanitaria provocaron una fuerte tensión en el mercado interbancario que impulsó el euríbor al alza situándolo en -0,08% y amagó con poner fin a cuatro años en negativo.

“Sin embargo, en los últimos meses, esta tensión ha desaparecido por las medidas expansivas de política monetaria que el Banco Central Europeo ha aplicado para estimular la economía, mediante el mantenimiento de los tipos de intervención al 0,0%, la compra de bonos e inyecciones de liquidez, que han dejado el euríbor en niveles mucho más bajos (julio -0,28%, agosto -0,36%, septiembre -0,42%)”, destaca Colliers International en su último informe residencial.

“Aunque la incertidumbre es elevada, las previsiones apuntan a que el índice seguirá manteniéndose en terreno negativo durante el próximo año. Estas previsiones son buenas noticias para el mercado inmobiliario, ya que se verán congeladas o reducidas las cuotas de las hipotecas a tipo variable y esto permitirá contratar nuevas hipotecas a tipos de interés muy atractivos”, apuntan desde la consultora.

Al igual que ha ocurrido en otros sectores, la pandemia ha hecho mella en el euríbor, dando muchas alegrías a todos los que tuvieran una hipoteca variable. “Aunque en un primer momento, cuando se decretó el estado de alarma, el índice pareció animarse y lo vimos escalar hasta casi rozar el 0%, lo cierto es que las subidas duraron poco. Tras los primeros movimientos del BCE para reactivar la economía, el euríbor volvió a moverse cómodamente a la baja, como venía haciendo desde comienzos de año”, destaca Simone Colombelli, director de Hipotecas de iAhorro.

“La sorpresa vino cuando las caídas empezaron a ser más fuertes y, desde agosto de 2020, el índice de referencia para las hipotecas variables empezó a registrar un mínimo histórico tras otro. Así, hasta encadenar cinco y acabar despidiendo el año batiendo su propio récord”.

En opinión de este experto, 2020 ha sido un año difícil para el mercado inmobiliario, “pero excelente para el mercado hipotecario y para el usuario. Aquel que ha mantenido su trabajo y las circunstancias que tenía antes de la pandemia ha gozado de unas condiciones que no se habían visto en la historia”. Y recuerda cómo desde el verano se acumulan cinco mínimos históricos: agosto (-0,35%), septiembre (-0,41%), octubre (-0,46%), noviembre (-0,48%) y ahora diciembre (-0,49%).

“A partir del -0,5%, los bancos estarían penalizados por sus reservas en el BCE”

En este 2020, el euríbor no ha dejado de sorprendernos mes tras mes. De hecho, en diciembre, se ha superado la barrera psicológica del -0,5% en varias sesiones, algo impensable hasta hace tan solo unos meses. “El -0,5% es la tasa de depósito actual que el BCE establece para cobrar a los bancos”, explica el directivo de iAhorro, “por lo que actúa de manera ‘invisible’ como suelo para este indicador”. “Si tenemos en cuenta que las políticas de estímulos por parte de los bancos centrales continuarán durante un tiempo, a partir del -0,5% estaríamos ante una situación atípica“, afirma Colombelli, quien asegura que en esta situación los bancos estarían penalizados por sus reservas en el BCE y las entidades podrían llegar a prestarse dinero entre sí a una tasa más baja que la del propio organismo central.

¿Qué pasará en 2021?

Colombelli vaticina varios años más con el indicador en tasas negativas. “Podemos decir que el euríbor prácticamente ha tocado fondo y que a partir de ahora no presenciaremos más caídas en picado como en los últimos meses. Veremos el índice estabilizarse a lo largo de 2021, pero sin abandonar el terreno negativo”, adelanta el director de Hipotecas de iAhorro.

“No obstante”, insiste en que “es arriesgado adivinar el funcionamiento de un índice tan impredecible, pero lo que está bastante claro es que 2021 no será muy diferente a 2020 en lo que al euríbor se refiere. Veremos entrar el indicador en una estabilidad negativa, pero menos agresiva. No hablaría de signos de recuperación, como mínimo, hasta la segunda mitad del año. Lo más probable es que veamos el índice durante un largo tiempo, incluso años, sin volver a terreno positivo”.

Lo más probable es que veamos el euríbor durante años sin volver a terreno positivo

En su opinión, las políticas del BCE, las devoluciones de los préstamos ICO y todo el contexto económico en su conjunto “son algunas de las causantes que impiden que el euríbor tome otra dirección. Los estímulos por parte de Europa seguirán hasta 2022, así que será complicado que haya un cambio de tendencia por esta variable. No obstante, todo dependerá de las medidas que se vayan tomando a lo largo del año y de cómo vayan afectando a un índice tan sensible como el euríbor”.

En este sentido, todo apunta, pues, a que el euríbor seguirá echando un capote a los hipotecados en un contexto de crisis e incertidumbre económica. Sin embargo, los mínimos marcados por el indicador en la recta final del año harán que la rebaja de las hipotecas sea cada vez más complicada, puesto que, para ello, el euríbor debería ahondar aún más en su caída.

Y, aunque los expertos consideran que el indicador aún se mantendrá en negativo durante mucho tiempo, también consideran que no queda mucho más recorrido a la baja. En este sentido, aquellos que tendrán más posibilidades de experimentar rebajas en su cuota serán los que deban revisar su hipoteca durante el primer semestre de 2021.

La hipoteca a tipo fijo se consolida

En este contexto de mínimos históricos del euríbor, la hipoteca fija continúa ganando terreno a la variable. De hecho, durante 2020, bancos que antes no contaban con préstamos hipotecarios a tipo fijo entre su oferta los han añadido. Es el caso de ING, EVO Banco o MyInvestor.

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran cómo ya se firman en España tantas hipotecas a tipo fijo como variable, cuando en 2015 estas últimas representaban el 90% del total.

“Lo que demuestra que la gente busca en los actuales tipos fijos, más parecidos a los variables que veíamos en el mercado hace unos años, la tranquilidad y estabilidad frente a un contexto de incertidumbre económica que no ofrece garantías”, añade Colombelli.

“2020 ha sido un año en el que hemos sido testigos de varias negociaciones de fusiones en la banca, fotografía de la dificultad a que se enfrenta el sector bancario en estos momentos. Los bancos han tenido pocas alternativas ante la coyuntura actual de tipos bajos, pero hay un producto que ha acaparado todas las miradas por parte de la banca este año, la hipoteca fija, gran protagonista del año que estamos a punto de despedir”, añade este experto.

El tipo fijo ha sido sinónimo de garantía y seguridad para la banca y para el cliente

“El tipo fijo ha sido sinónimo de garantía y seguridad tanto para la banca como para el cliente, que ha aprovechado que las entidades han empujado este producto para conseguir muy buenas ofertas. De hecho, en un contexto con el euríbor en negativo y los bancos apostando por este tipo de interés, si hay algún cambio el próximo año, será en el tipo fijo y por parte de entidades que sean menos competitivas y quieran mejorarlo”, concluye Simone Colombelli, quien considera que podremos ver en el mercado una oferta hipotecaria fija próxima al 1% y seremos testigos, finalmente, de “cómo las hipotecas fijas firmadas en 2021 superan a las variables”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba