Deportes

El futuro de Messi: un Barça sin Bartomeu o el City con Agüero y Guardiola

Con el Barcelona envuelto en un caos institucional y una deriva deportiva, el futuro de Messi sigue siendo una incógnita a meses de quedar libre del club azulgrana. El argentino tiene contrato con la entidad hasta junio de 2021, y 20 años después de su llegada podría marcharse para vestir otra camiseta sin dejar un euro en las arcas del club.

Messi protagonizó el bombazo del verano al anunciar su intención de irse: “La decisión no viene del resultado del Bayern, viene de muchas cosas. Siempre dije que quería acabar aquí y siempre dije que me quería quedar aquí. Que quería un proyecto ganador y ganar títulos con el club para seguir agrandando la leyenda del Barcelona a nivel de títulos. Y la verdad [es] que hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada, se van haciendo malabares y van tapando agujeros a medida que van pasando las cosas”.

Pero finalmente reculó, porque descubrió que ningún club asumiría el pago de la cláusula y de su salario. Así lo anunció en una conversación con Rubén Uría en ‘Goal’: “Voy a seguir en el Barça y mi actitud no va a cambiar, por más que me haya querido ir. Voy a dar lo mejor. Siempre quiero ganar, soy competitivo y no me gusta perder a nada. Siempre quiero lo mejor para el club, para el vestuario y para mí. Lo dije en su momento: ‘No nos daba para ganar la Champions’. Y la verdad, ahora no sé qué va a pasar. Hay un entrenador nuevo y una idea nueva. Eso es bueno, pero después hay que ver cómo responde el equipo y si nos va a dar o no para competir. Yo lo que puedo decir es que me quedo y voy a dar el máximo”. Un anuncio que cogió por sorpresa al Manchester City, que se enteró por los medios de que Messi se quedaba en el Barça.

El consejo de Guardiola

Leo apagaba con ello el incendio, pero se limitaba a comprometerse a cumplir el año de contrato que le resta. El argentino no quería saber nada de Bartomeu ni de su directiva, con quien no había “ninguna comunicación”. Sin embargo, sí la tiene con el Manchester City, que ha mostrado interés por hacerse con sus servicios, aunque no a cualquier precio. Cuando se produjo el intento de salida del Barcelona, Leo habló con Guardiola, pero el técnico de Santpedor le recomendó seguir en el club y finalizar su contrato amistosamente.

Messi y Agüero, tras perder la semifinal de la Copa América 2019 contra Brasil. (Reuters)Messi y Agüero, tras perder la semifinal de la Copa América 2019 contra Brasil. (Reuters)Messi y Agüero, tras perder la semifinal de la Copa América 2019 contra Brasil. (Reuters)

Desde entonces, Messi tiene claro que su futuro no pasa por el Barcelona, “en ningún caso”, si sigue Bartomeu. Ese fue el mensaje que el argentino envío a Mánchester, dejando la puerta abierta a la alternativa del City a través de la comunicación fluida que mantiene con su amigo Sergio Agüero. De hecho, la opción de que el astro argentino acabe en el City pasa inexcusablemente por que lleguen a buen puerto dos de las negociaciones que el club inglés tiene abiertas: la renovación del Kun y la de Pep Guardiola.

La del delantero parece más complicada, porque queda libre en junio y tiene ofertas suculentas de Italia, donde Inter y Lazio ya se han movido para conocer las intenciones del delantero. La de Guardiola tendrá que esperar a que avance la temporada, pero en el club son optimistas con la posibilidad de que Pep prorrogue un año más su estancia en el City y pueda volver a dirigir a Messi. Al ‘crack’ del Barcelona le cuesta verse viviendo lejos de la Ciudad Condal, donde su familia tiene su vida hecha, pero Mánchester le parece un destino interesante siempre y cuando cuente con la compañía del Kun y de Guardiola.

Escenario imprevisible

Agüero mantiene al día a Messi sobre las últimas novedades de su futuro y de la situación del City respecto a su futuro. Al tiempo, el padre de Leo habla con Ferran Soriano y Txiki Bergiristain para preparar un posible desembarco de Messi en el City. Un desembarco que parece muy complicado si no se produce junto a Agüero y con Guardiola de técnico.

Por todo ello, se puede decir que el futuro de Messi está cerca de una hipotética renovación con la marcha de Bartomeu, del que se convirtió en enemigo feroz desde el vestuario y su rol de capitán y estrella. Y sobre las opciones de ir al City, es requisito imprescindible que se produzcan las renovaciones del Kun y de Pep, porque Mánchester perderá atractivo para Messi si no están ellos. A Pep le esperan con Nagelsmann y Pochettino a la espera. El Kun se deja querer por la Serie A.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba