Salud

¿El gel hidroalcohólico puede ser peligroso si nos exponemos al sol?

El verano hace tiempo que dejó de asomar tímidamente por las esquinas para iluminarnos con todo su explendor, en un periodo particularmente raro y un año excepcional: mientras que en algunas zonas de España los repuntes por coronavirus parecen incrementarse, las fronteras en casi todos los países continúan cerradas, operan menos vuelos que nunca teniendo en cuenta el periodo estival y algunas personas solo piensan en poder escaparse unos días para olvidarse durante un tiempo de tantos meses de preocupación, enfermedad, confinamiento y teletrabajo.

En este verano excepcional que nos ha tocado vivir, hay una serie de dudas a las que tenemos que enfrentarnos y que antes no nos habían acechado: ¿hay que llevar mascarilla a la playa? ¿Podremos guardar la distancia de seguridad? Y una nueva que quizá no nos habíamos preguntado antes, ¿puede ser peligroso exponer la piel, tras usar gel desinfectante, al sol? El Consejo General de Colegios Farmacéuticos ha recibido en los últimos tiempos varias consultas sobre publicaciones que alertan de las posibles reacciones que puede provocar el uso de geles o soluciones hidroalcohólicas frente a la exposición solar, pero, ¿cuánto de real hay en esto?

Podrían darse reacciones fototóxicas, pudiendo producir manchas (pero es muy difícil). Aún menos probables serían las reacciones alérgicas

Según cuenta Tomás Muret Ramón, vocal nacional de Dermofarmacia del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, a El Confidencial: “Los casos de reacciones alérgicas o manchas en la piel por uso de gel o solución hidroalcohólica son mínimas pero, en caso de suceder, podrían darse reacciones fototóxicas, pudiendo producir manchas, debido a alguna sustancia no antiséptica que llevan los geles. Mucho menos probables son las reacciones alérgicas, ya que solo afectan a personas con una hipersensibilidad a algún ingrediente”.

“Hay ingredientes más alergénicos que otros”, añade, “es muy difícil ver reacciones alérgicas al alcohol, glicerina o peróxido de hidrógeno que son algunos de los componentes básicos de los geles o soluciones hidroalcohólicas. A veces estos productos pueden llevar otros ingredientes que podrían ser más alergénicos como por ejemplo aceites vegetales o algunos perfumes. En el hipotético caso de que aparezca una reacción de fotosensibilidad no sería responsabilidad del alcohol ya que se evapora en cuestión de minutos, sería debido a alguna sustancia adicional (no necesaria para la función antiséptica o higienizante) del gel o solución hidroalcohólica, al igual que ocurre con algunos perfumes”.

Normalmente para intentar aliviar la piel se pueden usar compresas húmedas o cremas. En casos más graves será el médico quien indique el tratamiento

Entonces, ¿cuáles son las posibles reacciones que podría producir el uso de geles? “Lo más común es la sequedad cutánea, e incluso eccemas, por eso siempre se recomienda como primera opción para la higiene de manos lavarlas con agua y jabones syndet o jabones de PH neutro”, apunta. “No se recomienda su uso en personas con eccemas en las manos o patologías cutáneas como rosácea, psoriasis, dermatitis atópica,… debido a que podrían agravar la patología. Si en la zona donde se aplica el gel o la solución hidroalcohólica aparece una erupción cutánea rojiza, picazón, ardor, hinchazón,… se recomienda dejar de utilizar el producto y consultar al farmacéutico o al médico”.

El vocal explica que, como a priori nos ponemos el gel exclusivamente en las manos, esta habría de ser la zona afectada: “Las dermatitis de contacto irritativas o alérgicas se producen en el lugar donde se aplica el producto”. ¿Qué hacer, en caso de que sintamos que nos está provocando reacción? “En primer lugar deberemos dejar de usar el producto que nos produce dicha reacción y después se puede consultar al farmacéutico quien según la gravedad le derivará al médico. Normalmente para intentar aliviar la piel se pueden usar compresas húmedas y frías o cremas contra la picazón, en casos más graves será el médico quien indique el tratamiento”. En conclusión, aunque es poco probable que suceda algo, se recomienda evitar su uso cuando vayamos a estar expuestos a la radiación solar, principalmente en piscinas y playas, por lo que lo mejor que puedes hacer es lavarte las manos con agua y jabón antes de salir a casa, si quieres pasar un rato al sol sin mayores complicaciones.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba