Vivienda

El gran desarrollo del norte de Madrid echa a andar: 8.600 viviendas y 2.300 M de inversión

El gran desarrollo urbanístico al norte de la Comunidad de Madrid, con el permiso de Operación Chamartín (Madrid Nuevo Norte) en la capital, echa a andar. El pasado mes de marzo fue aprobado, por parte del Ayuntamiento de Alcobendas, el convenio de gestión de Valgrande, en Alcobendas, y hace apenas unas semanas, a mediados de mayo, se constituía la Junta de Compensación, organismo que aglutina a todos los propietarios de suelo del ámbito que contempla la construcción de 8.600 viviendas, de las cuales el 55% gozarán de algún tipo de protección (4.730) y que supondrá una inversión total de 2.300 millones de euros para su completo desarrollo.

Por delante queda ahora la aprobación del proyecto de reparcelación y de urbanización, trámites que el Ayuntamiento de Alcobendas prevé que estén listos antes de que finalice 2023. A partir de ese momento, desde el consistorio prevén que lleguen las primeras grúas —antes de 2024— y, con ellas, las primeras viviendas.

Valgrande (Los Carriles) es un ámbito de 2,1 millones de metros cuadrados que completa Alcobendas hasta su límite con Madrid. Por sus dimensiones y ubicación, los expertos la destacan como una de las más importantes de Madrid, un auténtico caramelo en un momento de enorme escasez de suelo y gran apetito por parte de las grandes promotoras, muchas de las cuales se han embarcado en los últimos años en la compra de suelos que necesitan gestión, como el de Valgrande.

El Ayuntamiento de Alcobendas es uno de los principales dueños de este ámbito, con un 12% de los suelos junto a varios pequeños propietarios históricos de Alcobendas, sin que, por el momento, según ha podido saber El Confidencial, hayan entrado las grandes promotoras, necesarias para acometer la gran inversión que requiere el ámbito.

Maqueta del ámbito.Maqueta del ámbito.Maqueta del ámbito.

Según la información facilitada por el Ayuntamiento de Alcobendas y la Junta de Compensación, la inversión en suelo y urbanización asciende a 850 millones de euros, mientras que la inversión en edificación privada, es decir, en la construcción de las viviendas, se calcula en 1.250 millones, además de otros 200 millones de inversión necesaria para los equipamientos y dotaciones públicas. En total, unos 2.300 millones de euros.

El nuevo proyecto urbanístico, que se espera que esté acabado en el plazo de ocho a 10 años y que acoja a una población de 25.800 habitantes, está incluido en el Plan de Vivienda 2020-2024. Contempla la creación de 4.000 empleos durante su desarrollo, así como otros 1.200 empleos fijos estimados.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Alcobendas espera que este desarrollo incremente su patrimonio público en 455 millones de euros. Además, se espera que se generen unos ingresos por impuestos derivados de la construcción de otros 40 millones, además de ingresos anuales de 16 millones por IBI, TAE o tasas de basuras, entre otros conceptos. En total, un retorno estimado de algo más de 500 millones de euros.

Con este desarrollo, desde el consistorio de Alcobendas esperan que se aumente la oferta de vivienda asequible en la zona que impida que los jóvenes tengan que dejar la localidad. “El objetivo es que los jóvenes de Alcobendas puedan seguir viviendo en su ciudad y no tengan que irse a otras ciudades porque las casas en nuestro municipio son caras”, ha dicho su alcalde, Rafael Sánchez Acera.

Un ‘smart district’

Además de las 8.600 viviendas, el ámbito contará con 579.778 metros cuadrados de nuevas zonas verdes, el 27% de la superficie del proyecto. Además, esta actuación contempla la protección especial del monte de Valdelatas, aspecto que ha provocado el malestar de los grupos ecologistas. También se protege el arroyo de Valdelacasa a través de un gran parque central, de nueva creación y una superficie de 212.271 metros cuadrados.

David Fernández

Por su parte, la sostenibilidad es otro de los ejes estratégicos del proyecto. “Valgrande se ha concebido como un ‘smart district’ y aspira a conseguir las más altas cotas de innovación, eficiencia energética, movilidad y gestión ecológica de los recursos y residuos. Para ello, dispondrá de la tecnología más actual en telecomunicaciones, transporte y aplicaciones móviles de ayuda. Además, incluirá una extensa red de sendas peatonales y carril bici”, han explicado desde el Ayuntamiento de Alcobendas.

Por su parte, en materia de movilidad y comunicaciones, Valgrande da continuidad a la ciudad existente e incluye una mejora en las conexiones exteriores por carretera y a través de Alcobendas, preparando su enlace con la futura M-50. El soterramiento de la M-616 descongestionará el tráfico en horas punta. Además, el proyecto recupera la avenida de Valdeparra como vía urbana y conecta las zonas del norte y del sur de Valgrande, acercando a los ciudadanos de Alcobendas todo el patrimonio natural existente, así como los nuevos servicios y equipamientos dispuestos.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba