Deportes

El gran día de McLaren y la lección que Lando Norris le ha recordado a Carlos Sainz

“¡Ha habido un pequeño colapso para mantener la distancia social en nuestro garaje! ¡Qué carrera!” lanzaba en las redes sociales el equipo McLaren al terminar el Gran Premio de Austria. El podio de Carlos Sainz en Brasil había sido retroactivo y celebrado a toro pasado. El de Lando Norris se vivió en tiempo real en el Red Bull Ring, por lo que todo el equipo británico rompió en una explosión de alegría y abrazos. Efectivamente, McLaren se convirtió por méritos propios en merecido protagonista de la apertura del campeonato 2020.

Al igual que sus pilotos, Lando Norris y Carlos Sainz. Ambos pudieron subir al podio. Incluso en segunda posición. Pero cuando el español analice esta carrera, recordará de nuevo ese factor crucial, lección que conoce de sobra pero que el Gran Premio de Austria materializó gráficamente en diferentes fases y momentos puntuales. Ante la enorme igualdad que se avecina entre numerosos equipos en 2020, los sábados resultarán cruciales. Fundamentalmente, con respecto al propio Lando Norris. “El podio se nos escapó en la lucha con Lando”, declaraba el español tras la carrera. Efectivamente, pero todo empezó el sábado.

«Quedarme donde estoy»

Si el GP de Austria se replica en próximas citas, este será un campeonato apasionante… por detrás de Mercedes. Ferrari cae al grupo de McLaren y Renault, y Racing Point se une al mismo. De confirmarse la igualdad del Red Bull Ring, la posición de parrilla podría resultar crucial esta temporada. Cuando Norris cuajó su fantástica vuelta el sábado para ser cuarto y Sainz octavo, el español se había levantado uña sí mismo un muro difícil de franquear el domingo, como se visualizó desde la salida hasta la meta. Para Sainz, pero también para cualquiera cuando los monoplazas tienen similar trote. “¿Qué que quiero para la carrera? Quedarme por donde estoy”, contestaba Norris el sábado. Una tarea ciertamente más complicada para quien salía octavo con el mismo coche.

“Una pena la clasificación de ayer, que nos ha mantenido un pelín retrasados» lamentaba Sainz al terminar. Efectivamente, un hándicap arrastrado durante toda la prueba que, para ser solventado obligaba a maniobras y riesgos no tan necesarios en la posición de Lando Norris. Por raro que suene, McLaren es hoy superior a Ferrari. Sainz pagó caro no superar a Leclerc el sábado y no digamos a su propio compañero. Pero aunque Norris ofreció un más débil final de carrera -como el mismo piloto británico reconoció- gracias a su posición de salida y primeros compases de la prueba pudo llevar siempre la iniciativa sobre Sainz.

Lando Norris logró su primer podio en la Fórmula 1, y el segundo consecutivo para McLaren (MCLAREN)Lando Norris logró su primer podio en la Fórmula 1, y el segundo consecutivo para McLaren (MCLAREN)Lando Norris logró su primer podio en la Fórmula 1, y el segundo consecutivo para McLaren (MCLAREN)

Las hipotecas de rodar por detrás

“Ok Carlos, un recordatorio: hay puntos por acabar aquí. La primera carrera del año siempre tiene alto desgaste”. Su ingeniero le pedía prudencia por la radio. Cierto o no, fue la actitud de Sainz en momentos determinantes. A diferencia de otras tantas carreras, en esta el español no logró ganar posiciones a pesar de una gran salida, como mostraban las imágenes aéreas. En la primera vuelta intentó pasar a Checo Pérez, pero sin la agresividad propia de una primera vuelta de la primera carrera de un campeonato. No terminó de meter el cuerno. Desde muy pronto se percibía que superar al mexicano o a Leclerc resultarían vitales para un gran resultado final. Un lujo que Norris se había evitado el sábado. Obligado a alargar la vida del neumático inicial, Sainz tuvo que conformarse con rodar detrás del Ferrari. La ficha del dominó de los entrenamientos arrastraba otras el domingo.

¿Adelantar? A punto estuvo de lograrlo con Leclerc en un momento crucial (el incidente con Vettel) ¿Coche de seguridad? La primera parada, lógicamente, era para Norris. En la segunda, Carlos incluso pidió quedarse en pista ante el riesgo de perder tiempo mientras el británico completaba la suya. De nuevo, los lujos de rodar siempre por delante de tu compañero. Aunque cambió de opinión, Sainz retornó noveno tras pasar por boxes, mientras su compañero mantenía su posición. Más tiempo perdido para recuperar y alcanzar a sus verdaderos rivales. Desde tan lejos, resultaba difícil lanzar la caña de pescar.

Aunque McLaren vive momentos delicados internamente, en la pista fue uno de los equipos más brillantes en el Red Bull Ring (MCLAREN)Aunque McLaren vive momentos delicados internamente, en la pista fue uno de los equipos más brillantes en el Red Bull Ring (MCLAREN)Aunque McLaren vive momentos delicados internamente, en la pista fue uno de los equipos más brillantes en el Red Bull Ring (MCLAREN)

Incluso pudo ser segundo

Pero en la segunda parada Sainz modificó el alerón delantero. De repente, su MCL35 se transformó. Incluso caía una vuelta rápida. Lando Norris, por su parte, se desfondaba en los compases finales y hasta fue alcanzado por el madrileño. Pero de nuevo, otra losa del sábado: es a tu propio compañero a quien debías adelantar y con un podio en juego ¿Hubiera sido más agresivo Sainz de no ser el otro McLaren? Tras el lógico codazo defensivo de Norris, llegó la llamada del equipo por la radio: “Temperatura de motor, Carlos…” O sea, tranquilo y a casa. Luego, la caña de pescar tuvo éxito, pero fue la de Norris: Albon con Hamilton, Pérez…Los dos pilotos de McLaren pudieron subir al podio pero, de elegir, debía ser Lando Norris por su rendimiento global todo el fin de semana. Incluso tuvo el segundo a tiro sin ese desfallecimiento final, aprovechado brillantemente por Charles Leclerc. Vaya segundo puesto que se sacó donde no existía.

A pesar del incontestable dominio de Mercedes en la pista, McLaren fue el equipo más consistente en el Gran Premio de Austria. «Si las carreras continúan así, esta no será la única opción para podios este año», avisaba Sainz al terminar la prueba. Gran noticia en tiempos de despidos y crisis interna en McLaren. El MCL35 ha recuperado medio segundo al grupo de cabeza respecto al pasado año de confirmarse este rendimiento en trazados de diferente configuración. Sus dos pilotos siguen brillando a gran altura. En el Red Bull Ring, Carlos Sainz confirmó su habitual consistencia para ganar posiciones en carrera. De octavo a quinto final. En esta ocasión, sin embargo, con el recordatorio del que será una de los objetivos cruciales esta tempo

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar