Economía

El Ibex cierra su peor semana desde enero por miedo a la inflación y la amenaza de delta

La semana empezó en verde para el Ibex, pero a partir de ahí el selectivo español no ha levantado cabeza. Tras cuatro sesiones consecutivas a la baja, el índice madrileño ha cerrado su peor semana desde enero, al dejarse un 3,07%. El principal culpable: delta, la variante del coronavirus procedente de la India que se extiende por Europa y ha disparado la incidencia acumulada en España, hasta superar los 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

El patrón de este viernes ha sido engañoso: la caída del 0,24% ha estado matizada gracias al buen comportamiento de los valores turísticos, con subidas cercanas al 2% para Meliá y Aena, y superiores al 1% en el caso de IAG. Sin embargo, es este sector, junto a la banca y el resto de los valores cíclicos, el que ha conducido al Ibex hacia su segunda peor semana del año. Aunque por poco, el selectivo español ha conseguido mantener el umbral de los 8.500 puntos, pero ya está en mínimos desde abril. En lo que va de julio, se deja un 8%.

El aumento de los casos en España ha sembrado dudas sobre la recuperación, amenazada por otros elementos como la elevada inflación —en junio ascendió al 5,4% en Estados Unidos, el dato más elevado desde 2008— o la previsible retirada de los estímulos, pese a las promesas de la Reserva Federal de mantenerlos por ahora. En ese escenario, los inversores prefieren ser conservadores, y huyen de la renta variable para refugiarse en la fija.

Cotizalia

Se impone la prudencia, y ante el aumento de las restricciones de viajes, los valores turísticos no son las mejores apuestas. Meliá se ha dejado un 6,75% esta semana y Aena un 3,46%. Pero los desplomes en el índice los ha vuelto a liderar la aerolínea hispanobritánica IAG, con una caída del 9,04%. La situación en Cuba, con una gran exposición para compañías como Meliá, tampoco ha ayudado.

El turismo influye, pero no explica por sí solo que el comportamiento del Ibex haya sido peor que el de otros índices europeos. El gran peso de la banca en el selectivo español ha sido decisivo. Para muestra, este viernes, cuando ha liderado las caídas, superiores al 2% para BBVA y Santander y al 4% en el caso de Sabadell.

El banco catalán ha sido el que peor comportamiento ha tenido esta semana (-7,12%), en un clima de dudas sobre la política de dividendos del Banco Central Europeo (BCE): volverán, pero con ciertas limitaciones. Todo el sector financiero ha cerrado en rojo, al igual que las acereras.

Cotizalia

En el otro extremo, los valores defensivos, como Iberdrola, Red Eléctrica o Naturgy, han conseguido acabar la semana en verde.

A partir del próximo lunes, los inversores estarán pendientes de la decisión monetaria del BCE, así como de los datos de inflación de la eurozona y Estados Unidos. También empieza la temporada de resultados en Europa, una prueba fundamental para saber si la recuperación ha ido como se preveía durante el segundo trimestre. Para el tercero habrá que preguntarle a delta.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba