Deportes

El idilio continúa: Jaycee Carroll cumplirá una década como jugador del Real Madrid

El año pasado Baylee, la mujer de Jaycee Carroll, sembró la duda cuando se despidió por Instagram de algunas de sus amigas en la capital de España. Dejaba Madrid para mudarse con sus cuatro hijos a Estados Unidos, al ‘casoplón’ (con cancha de baloncesto y cuadras para caballos) que la familia había construido en Utah. ¿Le acompañaría el jugador blanco al término de la actual temporada? Todo hacía presagiar que sí, que Jaycee pondría fin a su aventura en el baloncesto europeo para emprender su retiro dorado, pero finalmente no será así. Lejos de cruzar el charco, el veterano escolta ha decidido, para sorpresa de algunos, renovar contrato hasta 2021. Una oportunidad más, esta vez sí, la última con la camiseta del Real Madrid. La noticia era un hecho, pero se ha terminado de oficializar este pasado jueves.

Carroll cumplirá una década al servicio de Pablo Laso, como Sergio Lull, Rudy Fernández y Felipe Reyes, el cuarteto dorado de una de las etapas más luminosas de la entidad. Con determinación, el americano dio una respuesta afirmativa a una oferta que llevaba en su mesa varios meses. Con el parón por el covid-19 y la falta de perspectivas para la reanudación de la liga, el adiós del jugador parecía acelerarse. Sin embargo, y tras varias consultas, prefiere despedirse en condiciones, a poder ser delante de una grada que tanto cariño le ha dado, y eso pasa por 2021. Carroll renunció a su papel de gran estrella en Canarias, donde se había convertido en el máximo anotador de la ACB, para aspirar a todos los títulos en el Real Madrid. El extranjero que más veces ha vestido la camiseta blanca, más de 600, seguirá haciendo historia.

Anotador nato, rara vez ha faltado a su cita con el triple, principal característica de su juego. La temporada pasada tuvo un bache anímico importante, pero se rehizo en el tramo final del curso, en concreto en el segundo partido de la final contra el Barcelona de Pesic. Allí, tras recibir de Llull y fintar a Víctor Claver, metió uno de los triples más trascendentales de su carrera. La guinda a una remontada de escándalo. La primera piedra del título ACB que levantaría unos días después, el quinto en diez años, y que lanzó a los azulgranas de cabeza al mercado de fichajes. “Queda mucho por competir todavía y tengo el deseo de ganar más títulos y jugar al máximo nivel. He escuchado a la afición. Cuando lo dejas no puedes volver a retomarlo igual y quiero aprovecharlo al máximo”, ha explicado a los medios oficiales del club.

El Palacio de los Deportes, que venía despidiéndole entre vítores antes de la pandemia, tendrá un año más para disfrutarle. En su último partido firmó 19 puntos, 20 ante Unicaja en la final de la Copa del Rey o 27 contra el Alba Berlín, su tope del curso. Carroll había recuperado su precisión de francotirador, siendo importante desde el banquillo. En 2011 pudo acabar con Xavi Pascual, pero el Madrid se adelantó, para bien de su parroquia. Tiene 37 años y el fuelle para seguir castigando el aro rival un curso más. El idilio continúa.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba