Economía

El paro de EEUU cae al 7,9% pero la creación de empleo sube menos de lo esperado

La tasa de desempleo en Estados Unidos experimentó un descenso de cinco décimas en septiembre, hasta situarse en el 7,9%, por debajo del 8,4% registrado en agosto, según las cifras publicadas este viernes por la oficina de estadísticas laborales del Departamento de Trabajo estadounidense. El mercado laboral del país americano continuó con su recuperación por quinto mes consecutivo del ‘shock’ del covid-19, que en abril provocó el peor dato de empleo del país desde la Segunda Guerra Mundial al alcanzar una cifra del 14,7%.

En este entorno, EEUU ha registrado la creación de 661.000 empleos no agrícolas en el mes de septiembre, tras los 1,5 millones de agosto, los 1,8 millones de julio, los 4,8 millones de junio y los 2,7 millones de mayo. En abril, la pandemia destruyó de golpe 20,8 millones de puestos de trabajo, por lo que ya se ha recuperado poco más de la mitad del empleo destruido.

La cifra de la creación de empleo, no obstante, ha decepcionado las expectativas del mercado, ya que los economistas encuestados por Reuters esperaban un número de 850.000 nuevos empleos. De hecho, sigue en línea con la ralentización de la creación de empleo, siendo la cifra más reducida desde mayo.

A. Alamillos

Todo esto a pocas semanas de las elecciones del 3 de noviembre, en el que el actual presidente Donald Trump enfrenta la competencia de Joe Biden en medio de una pandemia que ya se ha cobrado la vida 200.000 personas en EEUU y registrado una cifra de contagios de 7 millones de ciudadanos.

Con todo, la tasa de paro ha seguido alejándose de los máximos históricos que venía registrando en los últimos meses. En octubre de 2009, el pico de la crisis financiera mundial iniciada en 2008, la tasa de paro de Estados Unidos llegó al 10%, mientras que el máximo histórico hasta este año se situaba en diciembre de 1982, cuando alcanzó el 10,8%.

Todo esto a pocas semanas de las elecciones del 3 de noviembre, que se celebran en medio de una pandemia que ya se ha cobrado la vida 200.000 personas en EEUU

La cifra de parados de larga duración, aquellos que han permanecido en situación de desempleo durante un mínimo de 27 semanas, se elevó a 2,405 millones de personas, lo que equivale a un incremento de 781.000 parados. Su peso con respecto al total de desempleados creció en más de siete puntos porcentuales, hasta el 19,1%.

De su lado, la cifra total de personas en el paro fue de 12,58 millones de personas, por lo que descendió en 970.000 desempleados. Al tiempo, la tasa de participación en el mercado laboral se redujo en tres décimas en el noveno mes del año, hasta el 61,4%. Con respecto a agosto, la población activa se redujo en 695.000 personas.

Carlos Sánchez

Por grupos de trabajadores, la tasa de paro entre las mujeres se redujo en siete décimas, hasta el 7,7%, mientras que entre los hombres descendió en seis décimas, hasta el 7,4%. El desempleo entre los jóvenes cayó apenas en dos décimas, hasta alcanzar el 15,9%.

En septiembre, el número de empleados en el sector privado creció en 877.000 trabajadores, mientras que las plantillas del sector público se vieron reducidas en 216.000 personas.

El sector que más empleo creó en el noveno mes del año fue el del ocio y el turismo, que contrató a 318.000 personas, mientras que el comercio minorista empleó a 142.400 trabajadores más y las empresas de servicios educativos y sanitarios ampliaron sus plantillas en 40.000 personas.

La duración de la semana laboral creció una décima, hasta 34,7 horas. AL mismo tiempo, los ingresos medios por hora se elevaron en dos centavos, hasta 29,47 dólares.

Asimismo, el Departamento de Trabajo ha informado de que el número de empleos creados en julio se ha revisado al alza, hasta 1,761 millones de personas (27.000 más), mientras que el dato de agosto se ha ajustado hasta 1,489 millones (118.000 más).

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba