Deportes

El pasado nazi de la esquiadora más laureada en los Mundiales

Christl Cranz nació justo en el inicio de la Primera Guerra Mundial. A pesar de ser belga, su destino pronto se vio ligado con Alemania, ya que su familia decidió cruzar la frontera en 1928. Bajo bandera germana, arrasó en las pistas de esquí. Aún sigue siendo la mujer más laureada de los Mundiales, con 12 oros y tres platas y consiguió un oro olímpico en los Juegos de 1936 en Garmisch-Partenkirchen.

E. Z.

Era una gran embajadora y su imagen se usó como imagen del póster de la denominada ‘Liga de las Muchachas Alemanas’ (‘Bund Deutscher M’dchen’ o ‘BDM’), según cuenta Marca. Sin embargo, la Guerra puso fin a su carrera deportiva. En 1941, su hermano, Rudi, también un esquiador laureado murió en el Frente Oriental. Christl cayó en una profunda depresión y con tan solo 27 años abandonó su carrera deportiva y se casó con Adolf Borchers, uno de los aviadores de la Luftware que bombardeó Guernica con la Legión Cóndor.

El matrimonio era un claro estandarte del nazismo, por lo que al finalizar la Segunda Guerra Mundial fue arrestado bajo control estadounidense. Estuvieron presos once meses. Una etapa muy oscura de su vida de la que no habló en sus memorias: ‘Wir laufen Ski’, publicadas en 1968.

El oro olímpico perdido

En 1948, ya en libertad, la pareja se estableció en Steibis, un pueblo cerca de la frontera con Austria donde dirigieron durante cuatro décadas una escuela de esquí. Cranz hizo borrón y cuenta nueva con su pasado y fue la embajadora de la selección alemana de este deporte en 1956 y 1960. Después, también desempeñó funciones de jueza en los Juegos Olímpicos de 1960 y 1964.

Desde 1991, su nombre está incluido en el Salón de la Fama de la Fundación Internacional del Deporte de la Mujer en Nueva York. Poco antes de cumplir 70 años, recibió por correo de Francia su medalla de oro olímpica del 36 con una simple nota: “Creo que encontré algo en una caja en Estrasburgo que te pertenece”, según relata Hoch Schwarzwald.

En 2004 falleció con 90 años. En el SkiMuseum de Hinterzarten hay una gran exposición dedicada a toda su vida.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba