Deportes

El presente fraudulento del Xerez CD: ¿hay complicidad de la Federación y Rubiales?

Esta temporada arranca con una nueva aportación tecnológica de la Real Federación Española de Fútbol, la plataforma Fénix, «que permitirá realizar todas las operaciones administrativas necesarias para la práctica de este deporte». Entre ellas la obligatoria inscripción de los clubes de Tercera División en un sencillo procedimiento en el que ni siquiera se contrasta la legalidad de los presidentes inscritos en el momento de completar el proceso.Al menos eso ha ocurrido en casos como el del Xerez Club Deportivo, uno de los dos clubes de la localidad de Jerez de la Frontera (200.000 habitantes), que milita en el grupo X de Tercera División. El Xerez CD está inscrito en la plataforma bajo la presidencia de una persona que no es su presidente y que, sin estar capacitado para ello, ha estado años ejerciendo de tal. Hecho que fue denunciado en la Federación Andaluza, siendo aún presidente Eduardo Herrera. La respuesta fue rocambolesca: felicitaron a los demandantes por el trabajo minucioso de la demanda, que incluía un escrito de 22 folios, pero no la admitieron exigiendo que fuera presentada por un club. Y todo ello a sabiendas de que lo denunciado era tan cierto como comprobable.El Xerez Club Deportivo, equipo en el que militó como jugador entre 2001 y 2003 el actual presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, es una entidad fundada en 1947 que adoptó en 1992 la forma jurídica de SAD. Sin embargo, el Xerez CD carece de Consejo de Administración y de presidente desde hace siete años. No existe nadie, por tanto, que pueda gestionar legalmente o representar a esta sociedad. El presidente que consta en el Registro Mercantil, en consulta realizada el 26 de agosto de 2020, sigue siendo Joaquín Morales y la administración corre a cargo de su empresa Luz Costas Inmuebles SL.

Captura del Registro Mercantil.Captura del Registro Mercantil.Captura del Registro Mercantil.

Ascenso a Primera y desplome

El equipo llegó a militar en Primera División en la temporada 2009-10, pero después inició una larga caída que terminó con el club en Tercera y unas deudas con Hacienda y la Seguridad Social que superan los 10 millones de euros, a las que se suman otras por la misma cantidad a varios acreedores. El Xerez no presenta las cuentas en el Registro Mercantil desde hace siete años, lo que explica que no se hayan producido cambios en su Consejo de Administración, en el que figura Morales como presidente y aparece el Ayuntamiento de Jerez, que además es socio con una participación que ronda el 20% de acciones, y la empresa municipal COMUJESA. En ese mismo Consejo inscrito hay consejeros ya fallecidos y siguen vigentes tres apoderados, entre los que figura uno de infausto recuerdo para el xerecismo, Luis Oliver.El Xerez CD llegó a ser auditado concursalmente por Javier Tebas, por entonces vicepresidente de LFP y personaje declarado non grato por los aficionados xerecistas tras sus andanzas por Jerez. Morales salió entonces de escena y terminó apareciendo el empresario Ricardo García, quien se hizo con los mandos del club en cuanto a gestión, porque en el Registro nunca se modificó nada. Y es el nombre de García el que figura como presidente en la plataforma Fénix en la Federación, por más que haya desaparecido del panorama y no siga al cargo de la gestión del club.

‘Afición Xerecista’

En estos momentos es Juan Díaz quien ha asumido la administración del Xerez CD a través de ‘Afición Xerecista’, que es la que administra deportiva y económicamente todo el dinero que entra a la SAD. Juan Díaz es un empresario jerezano, guardia civil en excedencia, que se marchó a Algeciras y montó junto a otros socios Prefortia, academia de formación para aspirantes a los cuerpos de seguridad del Estado. Se da la circunstancia que Prefortia patrocinó el año pasado al otro equipo jerezano de Tercera, el Xerez Deportivo Fútbol Club, creado en 2013 por los aficionados del Xerez CD que se cansaron de los desmanes de Oliver, Morales y compañía. El caso es que Díaz se ha cambiado de acera. Apuntan los mentideros que es por su ansia de protagonismo, ya que «quiere ser dueño, director deportivo y casi hasta entrenador». Algo que no podía conseguir en el Xerez DFC y sí en este Xerez CD a la deriva. Cuando llegó al club se encontró con el técnico Joaquín Poveda recién fichado, pero se comenta que Díaz ya habría sondeado a Esteban Vigo para hacerse cargo en un futuro no muy lejano.

Captura del Registro Mercantil.Captura del Registro Mercantil.Captura del Registro Mercantil.

El guardia civil se reunió con Morales, condenado por estafar con facturas falsas en la ‘Operación Lobo’, para comunicarle sus intenciones y el presidente le informó de la situación del club, al que él ha abandonado a su suerte. En esta aventura Díaz, bajo el parapeto de ‘Afición Xerecista’, lleva adelante el club sin afrontar, de momento, el pago de las deudas contraídas con Hacienda, la Seguridad Social y particulares, y sin acometer la renovación del Consejo de Administración necesaria en el Registro Mercantil para actuar legalmente.

¿Agravio comparativo?

Sin embargo, la aparición de Díaz ha comenzado a incomodar a los clubes de la Tercera andaluza que cumplen escrupulosamente los requisitos exigidos por la ley del Deporte y por el Real Decreto de Sociedades Anónimas Deportivas, además de los estatutos y reglamentos federativos. Equipos como Los Barrios, Ceuta, Utrera, San Roque de Lepe o el mismísimo Sevilla de José Castro, que trata de subir a 2ªB a su tercer equipo para dar más visibilidad a su cantera. Clubes que ven cómo Díaz está encareciendo todo fichando jugadores por encima del precio de mercado. Son muchas las preguntas que surgen sobre la gestión de Díaz: ¿a nombre de quién se hacen esos contratos con los futbolistas si Hacienda no tiene constancia de que sea a nombre del Xerez CD? ¿Dónde va el dinero del abono de los socios si no va a ninguna cuenta del Xerez CD para reducir la deuda existente?Es evidente que la inscripción del Xerez Club Deportivo no puede ser admitida en la Federación Española como una inscripción oficial porque se trata de un club que carece de órganos de gestión y representación. Es claramente ilegal que pueda competir en Tercera porque se trata de una Sociedad Anónima Deportiva que, al margen de carencias (no dispone de campo, de sede o de libro de registro de acciones nominativas…) y de compromisos pendientes (deudas con Hacienda, Seguridad Social, jugadores, particulares…), no tiene desde hace siete años Consejo de Administración ni persona alguna que pueda gestionar la entidad legalmente y representarla.

¿Entonces por qué la Federación Española admite su inscripción fraudulenta? ¿Por desinterés? ¿Por descuido? ¿Por ignorancia? ¿O por complicidad-cariño del presidente Rubiales hacia un club en el que jugó durante el mandato de su actual dueño todavía? Sea la respuesta que sea, la Federación de Luis Rubiales está participando, mientras admita la inscripción, de un fraude evidente que en el grupo X de la Tercera comienza a ser un incómodo secreto a voces.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba