Noticias locales

El PSOE-M deja en el aire la elección del sucesor de Gabilondo y defiende la expulsión de Leguina por apoyar a Ayuso

El PSOE-M comienza a reconstruirse tras la debacle del pasado 4 de mayo, cita electoral en la que la formación cosechó su peor resultado histórico y quedó como tercera fuerza, por detrás de Más Madrid. No obstante, aún no hay nombres para liderar el cambio que les logre colocar como “alternativa” a Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad, ni tampoco fechas fijadas. Ese ‘nuevo’ partido podría no vivirlo desde dentro Joaquín Leguina, el primer presidente de la Comunidad, al que se ha abierto un expediente disciplinario con propuesta de expulsión por apoyar públicamente al PP en los comicios. “Los estatutos lo marcan así, da igual que sea un militante con relevancia pública o no”, han defendido desde la formación.

En la primera rueda de prensa que ha ofrecido como portavoz de la gestora que se hizo con el control del partido en Madrid tras la dimisión de José Manuel Franco como secretario general -continúa siendo secretario de Estado para el Deporte-, Isaura Leal ha hecho un llamamiento a los “progresistas madrileños” para que se sumen al proyecto pero no ha confirmado quién será la voz que confronte cada jueves con la presidenta madrileña. Pese a que se lanzó a Hana Jalloul, anteriormente secretaria de Estado de Migraciones, como una posible opción para suceder a Gabilondo en 2023, no ha sido aún avalada por la dirección de la gestora que, sin embargo, sí ha confirmado que Pepu Hernández seguirá siendo el portavoz socialista en el Ayuntamiento capitalino.

Cada cosa a su tiempo“, ha respondido Leal al ser preguntada por el sucesor de Gabilondo en el parlamento matritense. Según ha explicado, los diputados aún se encuentran en el proceso de recogida de actas y ha fechado una decisión sobre el grupo parlamentario antes de que se constituya la Asamblea el próximo 8 de junio. Tampoco la portavoz de la gestora ha aclarado si el PSOE-M tendrá una bicefalia -un líder del grupo parlamentario y otro del partido- o si se volverá al sistema tradicional en el que el presidente de la formación será quien lleve las riendas en la Asamblea.

El misterio se ha mantenido también cuando le han preguntado sobre la fecha del Congreso del que saldrá la nueva dirección de los socialistas madrileños, en proceso de recomposición. El encuentro se celebrará “semanas después” del Congreso Federal del PSOE, fijado para los próximos días 15 y 16 de octubre. No obstante, esos plazos ya estaban fijados por los estatutos del partido. En esas reglas también se ha amparado Leal para justificar el expediente disciplinario con propuesta de expulsión para Joaquín Leguina, el socialista que presidió la región entre 1983 y 1995, por mostrar su apoyo a Ayuso en campaña. “Apoyar en un proceso electoral la candidatura de otro partido conlleva un expediente con propuesta de expulsión; da igual que sea una figura pública o no”, ha remachado.

La gestora recientemente constituida no quiere dejar pasar el tiempo, sino que ha optado por “iniciar un proceso de escucha” que reactive desde ya a la formación. Leal ha asegurado que el PSOE-M ya “asumió los resultados” electorales con la dimisión de Franco y que ahora es tiempo de “constituir las bases de una alternativa de gobierno”. Para ello, han aprobado en la reunión de este lunes “un plan de trabajo” que tiene como principales líneas “escuchar, hacer y explicar”.

Así, se reunirán con los cargos orgánicos que la formación tiene en los 179 municipios madrileños y con una militancia que aspira a expandir. “Hacemos un llamamiento a los progresistas madrileños para que vengan y se sumen al PSOE“, ha concluido Leal antes de insistir en que su trabajo consistirá en “ofertar a los ciudadanos” lo que les demandan.

Mostrar más
Botón volver arriba