Viajes

El pueblo granadino de Montefrío, uno de los más bonitos de España y con uno de los mejores miradores del mundo

Montefrío entra por los ojos. Al llegar a este pueblo granadino impresiona el conjunto que forman la fortaleza árabe y la Iglesia de la Villa, emplazados en la cima de un peñón en un audaz alarde arquitectónico. Eso nos pasa a todos, que nos impresiona, y eso les pasó a los responsables de National Geographic.

En 2015, los enviados por esta prestigiosa revista de viajes quedaron sorprendidos por las maravillosas vistas que regalaba Montefrío. Tanto fue así que decidieron incluir a esta localidad andaluza en un reportaje sobre los diez pueblos con mejores vistas del mundo.

El efecto fue inmediato (lo normal sabiendo que National Geographic es una revista que se lee en todo el mundo). Desde ese 2015 la llegada de turistas a este municipio de unos 6.000 habitantes no ha parado.

Por si hacia falta más impulso (seguro que muchos en el pueblo estaban más tranquilos antes), de nuevo la publicación norteamericana incluyó a Montefrío en un reportaje, esta vez sobre los pueblos medievales más bonitos de toda España. Y no, no es que los de la National Geographic Society sean unos linces, simplemente vieron lo que todos: que Montefrío es un pueblo precioso y con unas maravillosas vistas.

En 2016, un año después de que National Geographic situara a Montefrío como uno de los pueblos con mejores vistas del mundo, la localidad vino a agradecérselo poniendo su nombre a un mirador ubicado en la carretera de Tocón (como muestra la imagen inferior).

La potencia visual del paisaje y arquitectura de Montefrío seducen a cualquiera. Al conjunto monumental que forman la fortaleza árabe y la Iglesia de la Villa se une la diversidad paisajística de su entorno. La localidad se sitúa en el corazón de los Montes Occidentales. Su término municipal atesora uno de los paisajes más diversos y espectaculares de la comarca, donde las zonas de abrupta vegetación contrastan con los campos labrados de cereales y olivos.

Desde la carretera que une Montefrío con Íllora podemos acceder a la Peña de los Gitanos, paraje natural que cierra por el norte un amplio valle, limitado al sur por la Sierra de Parapanda. Las Peñas, alineaciones rocosas paralelas al valle, ofrecen un espectacular paisaje de naturaleza calcárea, con abundante vegetación de bosques de encinas y monte bajo.

Es un lugar ideal para la práctica del senderismo, ya que existen numerosos caminos por donde recorrer este singular paraje, donde encontramos además un conjunto megalítico de primer orden, integrado por centenares de dólmenes de origen Neolítico.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba