Deportes

El regreso de Marc Márquez nueve meses después asusta a sus rivales en MotoGP

Si a Marc Márquez le hubieran dicho el pasado 19 de julio del 2020 que iba a pasar 265 días sin subirse a una MotoGP en competición oficial, no se lo habría creído. El hexacampeón regresó de la mejor manera posible al circuito, después de una temporada en blanco y una ausencia en las dos primeras carreras del curso. Nueve meses más tarde, Márquez vuelve a demostrar que es el coco del Mundial: sexto mejor tiempo del día a lomos de su Honda RC213V a menos de medio segundo del líder de la jornada, Pecco Bagnaia. Incluso, marcando el mejor tiempo del día durante un tramo de los entrenamientos libres. Cualquier halago se queda corto.

Pablo de Villota

Portimao fue testigo del despertar de un gigante. Márquez comenzó algo dubitativo, con prudencia sobre su Honda y rodando con calma, como era de esperar. Pero poco a poco el español fue cogiendo confianza. La sonrisa en boxes delataba lo que iba a suceder: Marc consiguió pasar el corte de los 10 mejores tiempos, siendo la mejor Honda del día, con el sexto tiempo. Si alguien se pensaba que el Márquez pos-lesión iba a ser menos agresivo, se equivocaba de lleno.

Bagnaia dominó la prueba con un gran tiempo de 1:38.866. El de Ducati no se mostró sorprendido por la actuación de Marc “es normal que volviese así, es un ocho veces campeón del mundo (…) Después de lo que le ocurrió el año pasado, no habría vuelto si no estuviera al tope de su potencial. Solo podemos felicitarle por lo que ha hecho”. Nadie señala a Márquez, pero todos le miran. Incluso con una temporada en blanco, asusta.

Marc Márquez en una imagen de archivo. (Efe)Marc Márquez en una imagen de archivo. (Efe)Marc Márquez en una imagen de archivo. (Efe)

El vigente campeón de la competición, Joan Mir, acabó con el tercer mejor tiempo del día, justo por detrás de Fabio Quartararo. El español aprovechó para mandar una cariñosa bienvenida a su compatriota: “No me ha sorprendido su actuación porque sabemos el potencial real que tiene Marc. No es que haya llegado con el brazo mal, ha llegado al cien por cien y puede apretar al cien por cien. Creo que sabe claramente cómo llevar una MotoGP y creo que es normal que vaya así de rápido. Ya no me sorprende prácticamente nada por todo lo que ha hecho. De él espero que esté a ese nivel”.

Álex Rins, Jack Miller, el propio Marc, Maverick Viñales, Johann Zarco, Miguel Oliveira y Takaaki Nakagami completaron el resto del top 10. Especialmente meritorio fue la actuación del japonés, que sufrió una fuerte caída en la bajada de la curva 1 (se puede alcanzar los 300km/h de velocidad). Nakagami presentó una evidente cojera, pero su paso por el centro médico descartó cualquier fractura. Con coraje, el piloto regresó a la carrera para conseguir un décimo puesto que le permite entrar en la Q2.

Márquez se quita la presión

Cuando el piloto español salió a probar con su Honda, todos los fotógrafos acreditados en Portugal se presentaron en boxes. Era la foto del día. Ni siquiera el casco -y previamente la mascarilla- podían ocultar la sonrisa de oreja a oreja que se dibujó en el rostro de Marc Márquez. Ante la prensa quiso rebajar las expectativas. Es su primera carrera tras nueve meses de lesión y su físico todavía no está perfecto: “Me avisaron los médicos que lo más lógico es que durante el fin de semana vaya a menos en lo físico. No quiero ponerme presión por resultados, bienvenido lo que venga”. Es difícil optar por la prudencia cuando te marcas un regreso como el del hexacampeón, pero Marc insiste en que tiene los pies en el suelo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba