Economía

El regulador subraya que la banca tiene que ser transparente con el dinero del BCE

La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) ha instado a los bancos de la zona euro a actuar con la transparencia requerida por la normativa respecto a la recepción de financiación a través de las subastas TLTRO III, un programa que ha supuesto en los últimos meses la entrega de fondos a la banca con tipos negativos.

En una declaración pública, el supervisor europeo advierte en un comunicado de que ha estado percibiendo claras diferencias en el tratamiento contable de las transacciones de refinanciación con este programa del Banco Central Europeo (BCE) por parte de los bancos.

La ESMA cree que, dado el elevado volumen de las operaciones de TLTRO III, esta diferencia podría tener un impacto material en los estados financieros de las entidades europeas, ya que ha sido una forma de financiación muy extendida en la Unión Europea.

Jorge Zuloaga

Por todo ello, la autoridad supervisora enfatiza la importancia de brindar un nivel adecuado de transparencia con respecto al tratamiento contable de estas transacciones en los estados financieros de los bancos. Estos avisos están vinculados a la propia normativa internacional de contabilidad a la que está adherida la UE, con el regulador haciendo referencia a varios artículos de las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS).

Así, ESMA ofrece tres recomendaciones generales a las entidades para alcanzar este objetivo de transparencia, instando a proporcionar revelaciones específicas de las políticas contables y de los juicios y supuestos relacionados con las transacciones TLTRO III.

También recuerda que se debe garantizar la transparencia sobre los riesgos derivados de los instrumentos financieros, abordando la evaluación de los bancos sobre el posible visto bueno de las condiciones de los préstamos, así como revelar el valor en libros de los pasivos TLTRO III al final del período de presentación de reporte y los gastos por intereses relacionados.

Hasta ahora, el BCE ha adjudicado casi 1,75 billones de euros a la banca europea a través de las seis rondas ejecutadas del actual programa de operaciones de financiación a largo plazo con objetivo específico.

Desde la cuarta subasta del programa se aplican las condiciones más ventajosas hasta la fecha para las operaciones de liquidez, ya que el tipo de interés a aplicar es 50 puntos básicos inferior al tipo medio aplicado en las operaciones de refinanciación, lo que significa que los bancos le cobran un 0,5% al BCE por el dinero que le pidan prestado.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba