Deportes

El secreto que sabe todo Gijón: el brote del Sporting fue el día 24 en una discoteca del vicepresidente del club

El brote de coronavirus desatado en Gijón en torno al Sporting (sexto clasificado en Segunda División) tiene aspecto de convertirse en un serio disgusto para el club asturiano, que este lunes jugará en Lugo con un equipo de circunstancias. Con 34 contagios hasta ahora (10 en la primera plantilla) y 125 personas aisladas por precaución, el caso ha merecido incluso la atención del Gobierno autonómico, ante la posibilidad de que se tratase de la nueva cepa proveniente del Reino Unido y se hayan incumplido varias veces las medidas obligatorias de precaución. No se descartan sanciones desde el poder político, y la prensa regional mantiene una actitud necesariamente prudente en un caso del que habla todo el Principado y que investiga la Liga de Fútbol Profesional.

Periódicos y emisoras de tirada nacional se asomaron este fin de semana al asunto con diversas teorías sobre el origen del brote, situándolo en una fiesta celebrada el pasado día 21 en un domicilio privado. Sin embargo, este periódico ha obtenido pruebas fotográficas de una fiesta celebrada la tarde de Nochebuena con varios jugadores del equipo en un lugar de reunión y celebración habitual entre los rojiblancos. Las imágenes no se han publicado hasta ahora: son capturas de Instagram provenientes del perfil de la novia de uno de los defensas del equipo, que fueron borradas el día de Navidad por la mañana. En ellas aparecen el centrocampista Nacho Méndez y Aizpiri (exjugador del Sporting B, ahora en el Melilla). De perfil, se intuye a Manu García, también centrocampista.

Fiesta el pasado día 24 en el restaurante Bellavista.Fiesta el pasado día 24 en el restaurante Bellavista.Fiesta el pasado día 24 en el restaurante Bellavista.

El secretismo que rodea este caso sobre una institución tan destacada para el Principado como el Sporting se entiende mejor si se comprueba (como ha hecho El Confidencial) que la citada fiesta tuvo lugar en el restaurante Bellavista, un club gijonés perteneciente al Grupo Gavia (propietario de varios locales distinguidos de la ciudad). Uno de sus socios fundadores es precisamente Javier Martínez, consejero y vicepresidente del Sporting. Les habrían dejado el salón de bodas a los muchachos para celebrar una fiesta privada con aproximadamente 80 personas (principalmente jóvenes bien relacionados de la sociedad gijonesa): el convite, con las cortinas cerradas para evitar ser descubiertos, fue organizado en honor de un jugador del Sporting que regresaba de Estados Unidos.

Varios reporteros asturianos de medios locales han confirmado a este periódico que los guasaps con las fotos circulan por Asturias desde hace una semana entre la “indignación” de los aficionados por el hecho de que se tapen las fiestas ilegales. Pero es muy difícil que salte a la prensa regional, debido a las apreturas económicas del sector periodístico y la relevancia (no sólo institucional, sino también publicitaria) del Sporting. De hecho, La Nueva España publicó este sábado que el brote se había producido “en bares” y recibió una dura reprimenda de la Asociación de Hostelería de Asturias (Otea). (Cuyo vicepresidente es también, curiosamente, Javier Martínez).

Enigmas y disimulo

El club insiste por su parte en que el brote no ha salido de sus instalaciones en la ciudad deportiva de Mareo y confirma su origen “social y familiar” durante las vacaciones de Navidad. Sin embargo, no ha permitido el acceso de los medios de comunicación a Mareo ni preguntas sobre este asunto en la rueda de prensa anterior al duelo del lunes en Lugo. Tampoco da información sobre la identidad de los futbolistas que han dado positivo: “En absoluto se debe confundir dicho silencio con muestras de culpabilidad alguna o interés en ocultar hechos que pudieran resultar relevantes para atajar el problema de salud que nos afecta”.

En la convocatoria del entrenador, David Gallego, con vistas al partido faltan nueve futbolistas fijos en las listas habituales: Mariño, Guille Rosas, Gragera, Gaspar, Manu García, Nacho Méndez, Pelayo, Pedro Díaz y Pablo Pérez. Ocho de ellos no tienen lesión muscular u ósea conocida. (Todos menos Manu García).

Respuesta institucional

En declaraciones a ‘La Nueva España’, Javier Martínez ha salido al paso de esta información: “No hubo ninguna fiesta. Los futbolistas estuvieron en el local cumpliendo todas las medidas”. El grupo Gavia, por su parte, ha distribuido un comunicado en el que se asegura que “en Bellavista no se ha organizado ninguna fiesta privada durante todo el tiempo que estamos sufriendo esta dolorosa pandemia, ni por supuesto se organizará mientras estemos sufriendo esta situación. El restaurante Bellavista ha permanecido abierto cumpliendo todas las medidas de seguridad sanitarias y garantizando que nuestro personal está libre de contagio”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba