Deportes

El seleccionador danés explota contra la UEFA: “Sentimos que nos presionaron”

El seleccionador de Dinamarca, Kasper Hjulmand, ha aprovechado la rueda de prensa celebrada esta tarde para cargar contundentemente contra la UEFA. El preparador ha criticado el protocolo de la organización después de que los dirigentes no les diesen la opción de posponer la segunda parte del Dinamarca-Finlandia tras el paro cardíaco de Christian Eriksen. El jugador del Inter de Milán ya se encuentra sano y salvo en un hospital tras haber sido estabilizado por los servicios médicos, pero el shock que experimentaron sus compañeros de equipo tras el incidente terminó con la victoria por 0-1 de Finlandia en su único disparo entre los tres palos en todo el encuentro.

Eriksen estuvo muy cerca de perder la vida. (EFE)Eriksen estuvo muy cerca de perder la vida. (EFE)Eriksen estuvo muy cerca de perder la vida. (EFE)

De este modo, Hjulmand no se ha cortado ni un pelo a la hora de señalar los culpables del desconcierto que generó la baja de Eriksen: “Fue un error haber seguido jugando. Nos sentimos presionados por la UEFA y nos colocaron en un dilema muy difícil, porque solo había dos opciones posibles para seguir con el partido (reanudarlo o jugarlo a la mañana siguiente). No es que nosotros eligiéramos seguir como primera opción”. El técnico siguió acometiendo contra la organización: “El único liderazgo real habría sido mandar a los jugadores a un autobús y enviarlos a casa y, luego, lidiar con la situación”. Si bien el agente de Eriksen explicó que había sido el propio jugador danés quien había instado a los jugadores a seguir con el partido por videollamada tras estabilizarse y los fineses también lo vieron con buenos ojos.

Los jugadores también se han quejado

En este sentido, Hjulmand ha expuesto que: “Con los casos de covid sí que es posible aplazar un juego durante 48 horas, pero no por un paro cardíaco. Creo que eso está mal. A veces, un buen liderazgo se lleva a cabo a través de la compasión”. El seleccionador nacional no ha sido el único en levantar la voz contra la UEFA en las últimas horas. Así lo hizo también ayer el delantero del FC Barcelona, Martin Braithwaite, con total sinceridad: “Nuestro deseo no fue jugar. Nos dijeron que debíamos tomar una decisión aunque había muchos compañeros que no estaban en buenas condiciones para seguir disputando el encuentro.

Martin Braithwaite en la rueda de prensa del lunes. (EFE)Martin Braithwaite en la rueda de prensa del lunes. (EFE)Martin Braithwaite en la rueda de prensa del lunes. (EFE)

El técnico danés ya avisó tras el partido: “Los jugadores estaban desechos, fue una experiencia traumática. Kjaer, por ejemplo, no pudo seguir (salió sustituido en el minuto 63). No se puede jugar un partido con estos sentimientos. Es increíble que los jugadores salieran en la segunda parte”. Ahora las quejas completan su enfado inicial y se unen a las del portero del equipo, Kasper Schmeichel. El guardameta afirmó ante la prensa: “Nos pusieron en una posición en la que siento que no deberían habernos puesto. La situación exigía que alguien más arriba dijera que no era el momento de tomar una decisión”.

Por último, Hjulmand dijo que no espera “ninguna compensación de la UEFA”, pero sí que la organización aprenda del accidente. “Mirando atrás, creo que no nos pusieron en una buena situación tras la parada cardíaca. Seguir jugando demostró la gran fortaleza y el carácter de nuestros jugadores y por eso estoy muy orgulloso. Ojalá esto sirva para situaciones futuras”, zanjó e

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba