Deportes

El título del Liverpool que 30 años después Aldridge puede celebrar… con sus nietos

«Para los que vean el partido en blanco y negro, el Liverpool es el que tiene el balón». Como lo que hoy en día sería un mensaje de Twitter, así rezaba una pancarta en Anfield antes de la Milk Cup que los ‘reds’ disputaron contra el Everton en 1984. Un mensaje que ilustra la idiosincrasia de uno de los clubes más emblemáticos del mundo. Cómo no recordar frases de un auténtico mito del fútbol como Bill Shankly, el entrenador que llegó con el Liverpool en Segunda División y lo llevó a ganar tres veces la liga inglesa y dos la FA Cup: «Hay dos grandes equipos en Liverpool: el Liverpool y los reservas del Liverpool», «si el Everton jugara en el jardín de mi casa, correría las cortinas» o «cuando no tengo nada que hacer miro debajo de la clasificación para ver cómo va el Everton».

«También he estado aquí en los malos tiempos; un año quedamos segundos», dijo Bob Paisley, ganador de tres Copas de Europa y seis Ligas, autor también de otra inolvidable cita: «Después de ganar la primera Copa de Europa quedamos a las 9:45 del día siguiente en el club y hablamos de cómo lo haríamos otra vez. Nadie se gana el derecho a ganar nada si no se lo ha trabajado antes». Y qué decir de lo que confesó otro mito como Kevin Keegan: «Cuando The Kop (la mítica tribuna sur de Anfield) empieza a cantar You’ll never walk alone, mis ojos empiezan a humedecerse. Ha habido veces en los que estaba llorando mientras estaba jugando».

La manera no fue precisamente la soñada por los ‘reds’, pero después de tanto tiempo, la verdad es que poco importaba. Campeones sin jugar y sin poder celebrarlo por la pandemia del coronavirus. Tras la goleada del equipo de Jürgen Klopp al Crystal Palace, la derrota del Manchester City ante el Chelsea dejó al equipo de Pep Guardiola sin opciones matemáticas de revalidar el título que 30 años después regresa a Liverpool. «Cuando yo era joven, en los 60, 70 y 80, vi ganar un montón de Ligas al Liverpool, pero los niños de ahora no lo habían visto. Es una locura pensar que hace 30 años que el Liverpool no ganaba la Liga», comenta John Aldridge, quien se alegra de manera especial por sus tres nietos.

Aficionados del Liverpool, junto a la estatua de Bill Shankly en Anfield. (Reuters)Aficionados del Liverpool, junto a la estatua de Bill Shankly en Anfield. (Reuters)Aficionados del Liverpool, junto a la estatua de Bill Shankly en Anfield. (Reuters)

Nos remontamos al 28 de abril de 1990. Unos meses antes, Nelson Mandela era liberado tras 27 años en prisión, en Chile se ponía fin a la dictadura de Augusto Pinochet, unos meses después estalló la Guerra del Golfo y Margaret Thatcher, conocida como La Dama de Hierro, anunció su dimisión tras once años como Primera Ministra del Reino Unido. En España, Felipe González llevaba unos meses al frente de su tercer Gobierno. Faltaban dos años para que naciera la Premier League y unos meses para la caída del Muro de Berlín, aunque ya se había reiniciado el proceso de reunificación de Alemania y precisamente la Mannschaft ganó el Mundial disputado ese año en Italia. El Real Madrid se llevó la Liga e igualó su propio récord de cinco títulos consecutivos.

Kenny Dalglish, jugador-entrenador

Aquel Liverpool estaba liderado por el citado Kenny Dalglish con una doble función tan inusual como la de jugador-entrenador. El galés Ian Rush, los irlandeses Whelan, Houghton y Stauton, los escoceses Hansen, Nicol, Gillespie y el mencionado Dalglish y los ingleses Steve McMahon, Peter Beardsley, Barnes y Neal, a quienes se sumaban en la portería el excéntrico zimbabuense Grobbelaar, el sueco Hysen, que llegó procedente esa temporada de la Fiorentina, y el danés Jan Molby.

Un año antes, en el que el Liverpool perdió el campeonato inglés en la última jornada tras caer por 0-2 en Anfield contra el Arsenal, el mencionado Aldridge perdió la titularidad y decidió marcharse a la Real Sociedad. Aquel equipo, que fue el máximo goleador y el menos goleado, tuvo como principales rivales al Aston Villa y al Tottenham, aunque no fueron suficientes para que el equipo levantara su decimoctava liga.

Esa temporada los ‘reds’ volvieron a Sheffield tras la tragedia que golpeó a la ciudad siete meses atrás, en la semifinal de la FA Cup en el encuentro entre Liverpool y Nottingham Forrest. Fallecieron 96 hinchas aplastados por las vallas del estadio tras una avalancha. Sin embargo, el equipo superó aquella catástrofe y, tras la victoria ante el Quenns Park Rangers a dos jornadas de la conclusión del campeonato, levantó en Anfield su decimoctava Liga. Lo hizo con 23 victorias, 9 empates, 5 derrotas, 78 goles a favor, 37 contra y 79 puntos, 9 más que su inmediato perseguidor, el Aston Villa. Aquella liga fue la décima para el club en los últimos quince años. Casi nada.

The Kop, la mítica grada de Anfield, tras volver a ganar el Liverpool el campeonato inglés. (EFE)The Kop, la mítica grada de Anfield, tras volver a ganar el Liverpool el campeonato inglés. (EFE)The Kop, la mítica grada de Anfield, tras volver a ganar el Liverpool el campeonato inglés. (EFE)

Exactamente 11.016 días después, el 25 de junio 2020, la pandemia del coronavirus tiene al mundo en vilo y el Reino Unido ha dejado la Unión Europea tras el Brexit. De la actual plantilla del Liverpool solo cinco jugadores habían nacido cuando su equipo levantó el anterior trofeo del campeonato inglés: los porteros suplentes Adrián San Miguel y Lonergan, el central Lovren y los centrocampistas Milner y Lallana. El capitán, Jordan Henderson, nació poco menos de dos meses después, el 17 de junio de 1990.

Klopp, el hombre que lo ha hecho posible

Con este título Klopp toma el relevo de Pep Guardiola, ganador de la Premier en las dos últimas temporadas. El Liverpool obra del entrenador alemán ha llegado hasta aquí con el sello inconfundible de su técnico, con las mismas cualidades que hace un año le permitieron levantar ante el Tottenham en el Wanda Metropolitano la sexta Champions de la historia ‘red’. El tridente que forman Salah (17 goles), Mané (15) y Firmino (8), con Van Dijk como líder de la defensa, los laterales Alexander-Arnold y Robertson y Alisson con 12 partidos sin encajar un gol. Solo un encuentro ha perdido este Liverpool que ha arrasado, con dos empates, 1-1 ante el Manchester United y 0-0 ante el Everton. Lo demás, nada menos que 28 victorias.

«¡Qué maravillosa sensación para todos los aficionados del Liverpool del planeta!», exclamó Aldridge, encantado con la temporada que ha hecho el cuadro ‘red’, vigente campeón de Europa. «¡Qué equipo, qué entrenador, qué club!», añade el que fuera delantero de la Real, donde todos le llamaban Aldo. Solo el Manchester United ha ganado más veces el campeonato inglés que el Liverpool: 20, con lo que en estos momentos el equipo de Klopp está a uno de igualar el récord de los de Old Trafford.

«Enhorabuena a todos los aficionados de Liverpool, al entrenador y a los jugadores. Se lo merecen», dijo Pep Guardiola, quien añadió que «podemos ver que de las últimas diez competiciones que hemos jugado hemos ganado ocho, pero no puedes ganar todo el tiempo». Que se lo digan a los aficionados ‘reds’, quienes han tenido que esperar tres décadas para ver a su equipo volver a ganar un título que durante muchos años acapararon y que Aldridge se perdió, aunque ahora puede celebrarlo con sus nietos.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar