Deportes

El vicepresidente del United, Ed Woodward, dimite y deja solos a Agnelli y Florentino

El efecto dominó que ha provocado el abandono del Manchester City y el Chelsea se ha cobrado una nueva víctimas crucial en la creación de la Superliga Europea: Ed Woodward, vicepresidente del Manchester United. El directivo, enlace clave con el fondo encargado de financiar el torneo, JP Morgan, abandonará la entidad a finales de este año. Tan solo 48 horas después del anuncio oficial por parte de los clubes implicados en una competición elitista y cerrada que contase con los 15 equipos más poderosos y ricos del continente, la cascada de críticas en redes sociales y manifiestaciones en las calles se ha traducido en renuncias en las oficiinas. Y no una cualquiera; acaba de caer un peso pesado.

EL directo ejecutivo del Manchester United, Ed Woodward. (EFE)EL directo ejecutivo del Manchester United, Ed Woodward. (EFE)EL directo ejecutivo del Manchester United, Ed Woodward. (EFE)

Uno de los dos principales socios del mayor impulsor de la competición, Florentino Pérez, se baja de un barco que empieza a zozobrar después de horas de conversaciones entre bastidores, una entrevista enjabonada y numerosas censuras de distintas personalidades del mundo del balompié. Las presiones de la UEFA, la FIFA, la negatriva de las ligas nacionales e incluso de los Gobiernos de Francia e Inglaterra ha sido clave.

El primer ministro británico, Boris Johnson, reiteró esta tarde en rueda de prensa su oposición a una iniciativa que «no favorece el interés de los aficionados ni favorece el interés del fútbol«. Johnson dijo que está dispuesto a legislar para bloquear el proyecto, aunque aseguró que su primera opción es respaldar a la Premier League y a la federación inglesa (FA) para que encuentren una solución «por sí mismas». El Ejecutivo inglés ha rechazado desde el primer momento la ruptura de la competición local y de la Champions League.

Las críticas también llegaron en forma de fuego amigo. Mientras Sir Alex Ferguson catalogó la creación de la Superliga como un intento de «borrar 70 años de fútbol», los jugadores del conjunto inglés también alzaron la voz. El delantero y canterano, Marcus Rashford lo evidenció con una foto: “El fútbol no es nada sin sus aficionados”. Una frase que se puede leer en la lona que cubre una de las gradas de Old Trafford. En esta línea, el lateral de los ‘red devils’, Luke Shaw, compartió un tajante comunicado en sus redes sociales: “Crecí viendo la Premier y la Champions. Con trabajo duro, cualquiera puede alcanzar sus sueños. Hemos echado mucho de menos a nuestra gente. Ellos y nosotros tenemos que tener voz y opinión. Tienen que contar”, destacó el internacional inglés. Bruno Fernandes también se opuso.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba