Economía

Escrivá propone un pago de 11.000 euros o un alza del 4% por jubilación demorada

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quiere incentivar el retraso en la edad de jubilación, para lo que plantea dar un cheque de hasta 11.000 euros o subir un 4 % la pensión por cada año de demora.El ministro ha explicado este lunes ante la Comisión Parlamentaria del Pacto de Toledo algunas de las propuestas en las que trabaja para aproximar la edad de jubilación real (en torno a los 64,5 años) a la edad legal (66 años), fomentar la permanencia de trabajadores en activo y evitar la discriminación por edad.Para impulsar la jubilación demorada, es decir, más allá de la edad legal, Escrivá ha planteado exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social de empresas y trabajadores de forma generalizada y sin las restricciones existentes en la actualidad.

J. G. Jorrín

En este campo, ha propuesto también una serie de incentivos, que pasan por un “cheque” de hasta 11.000 euros por cada año de demora en el caso de pensiones máximas, que podría incrementarse un 10% adicional en carreras de cotización largas (más de 44 años y medio), acercándose a los 12.000 euros.Otra opción sería un incremento del 4% de la cuantía de la pensión inicial por cada año de demora (frente al esquema actual que oscila del 2% al 4%), o una combinación de ambas propuestas.

Revalorización según el IPC del año anterior

Las pensiones se revalorizarán según el IPC del año anterior y, para evitar reducciones en la prestación durante los años de inflación negativa, se compensarán las tasas de esos años a lo largo de los tres siguientes. No se verán afectadas por las compensaciones las pensiones mínimas.

Juan Ramón Rallo

Escrivá ha acudido a la Comisión para dar cuenta de la futura reforma de pensiones y el estado de las negociaciones con sindicatos y patronal, por un lado, y con las autoridades europeas, por otro, ya que la reforma del sistema público de pensiones es una de las comprometidas en el marco de la llegada de fondos europeos para afrontar la crisis del covid-19.

El titular de Seguridad Social ha señalado que el nuevo mecanismo, que viene a sustituir el actual índice de revalorización de las pensiones —el IRP, que en años de desfase en las cuentas deja la subida de pensiones en un 0,25%—. es “una fórmula más sencilla, transparente y comprensible”.

El ministro ha informado también de que esta fórmula estará abierta a discusión periódicamente, ya que la propuesta del Gobierno será que el Pacto de Toledo, sindicatos y patronales analicen cada cinco años su impacto.

Agencias

Junto a esta y otras reformas que el Gobierno prepara para el sistema público de pensiones, Escrivá ha expuesto un calendario de previsiones que maneja para tener en marcha estos cambios.

En el caso de la nueva fórmula de revalorización, el titular de Seguridad Social espera que esté en vigor este mismo año, dentro de un primer paquete de reformas entre las que se encuentran nuevas medidas para acercar la edad efectiva de jubilación a la edad legal.

Por último, Escrivá ha afirmado que espera que el nuevo sistema de cotización por ingresos reales de autónomos se aplique a partir del 1 de enero de 2022 con periodo transitorio.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba