Deportes

Especialistas en frío y demasiada juventud: los pecados de Southgate para los penaltis

El partido iba rumbo a las penas máximas cuando Southgate llamó a Sancho y a Rashford. A pesar de la poca confianza que ha depositado en ellos, se convirtieron en su baza para ganar la final en los penaltis. Estuvieron cerca de no saltar al campo porque la pelota no salía y era el último minuto de la prórroga. Eso les hubiera ahorrado muchos dolores de cabeza por el error y por los graves insultos racistas que los jugadores recibieron tras la final. ¿De verdad la responsabilidad debía recaer en los más jóvenes?

El seleccionador inglés ha demostrado durante el torneo que es poco proclive a mover el banquillo. Solo agotó en tres de los siete partidos los cinco cambios. En dos de ellos con trampa: en la final ingresaron Sancho y Rashford en el 120’. En cuartos frente a Ucrania (0-4), para dar minutos a los menos habituales.

Sancho, durante el lanzamiento del penalti. (EFE)Sancho, durante el lanzamiento del penalti. (EFE) Sancho, durante el lanzamiento del penalti. (EFE)

Sancho y Rashford han sido los que menos han jugado del trío que erró sus penaltis. El flamante fichaje del Manchester United ha sumado 97 minutos en la competición y 104 partidos en la Bundesliga, mientras que su nuevo compañero 74 minutos y 180 encuentros en la Premier. Antes de lanzar los penaltis, ni siquiera tocaron la pelota. No eran las mejores condiciones para decidir la final. Su situación es diferente a la de Saka por su bagaje en las competiciones domésticas. Asimismo, tenían el cartel de especialistas: Sancho había fallado solo uno de 11 penaltis en su carrera y Rashford dos de 17. Sin incluir las tandas.

Saka, en cambio, ha contado más para Southgate. 244 minutos ha disputado durante la Eurocopa a pesar de sus 19 años. El Arsenal tiene futuro para rato. Tras la parada de Pickford a Jorginho tuvo en sus botas empatar la tanda, pero la presión le pesó. Algunos a su edad están de viaje a estas alturas de verano; él, con un país a sus espaldas.

Veteranos y noveles

Los dos primeros penaltis de Inglaterra fueron ejecutados a la perfección por Kane y Maguire. El delantero hizo gala de su lanzamiento clásico, a la esquina izquierda de la portería. Fuerte y bien colocado. El central mandó un obús a la escuadra. Con esos lanzadores, se antojaba difícil la derrota inglesa.

La elección de Rashford y Sancho estaba clara porque entraron cuando faltaba un minuto. Sin embargo, sorprendió Saka. En el terreno de juego había jugadores como Grealish y Sterling. Roy Keane, exjugador de los Three Lions, les ha reprochado que no lanzaran ellos. “Si eres Sterling o Grealish no puedes quedarte ahí parado y dejar que un chico como Saka vaya a lanzar delante de ti. No puedes. Ellos tienen mucha más experiencia. Sterling ha ganado títulos. Tenían que levantarse y tirar antes que el chaval”.

Grealish le ha contestado a través de Twitter. “Yo dije que quería tirar uno. El entrenador ha tomado muchas decisiones correctas a lo largo del campeonato y lo hizo esa noche. No aguantaré que la gente diga que no quise tirar un penalti cuando dije que quería”.

Pickford consuela a Rashford tras el error. (Reuters)Pickford consuela a Rashford tras el error. (Reuters) Pickford consuela a Rashford tras el error. (Reuters)

El penalti de Rashford recordó al de Zaza de la Eurocopa de 2016. Ambos entraron como especialistas y fallaron. Tienen otra cosa en común: los pasos que dieron antes de lanzar el penalti, aunque los del italiano fueron muchos más.

A Sancho le pasó lo mismo que a Morata: le telegrafió el penalti a Donnarumma, que ha demostrado ser un absoluto especialista en este torneo. Lo mismo hizo Belotti, que falló ante Pickford. El cancerbero pudo erigirse como héroe inglés cuando atajó el penalti de Jorginho. Esa es la fina línea entre el éxito y el fracaso en el deporte.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba