Salud

Esta es la cantidad exacta de agua que debes beber si quieres perder peso

Cuando nos proponemos perder peso, los pasos a dar parecen estar bastante claros: apostar por una alimentación sana que restrinja las grasas, los carbohidratos y los azúcares, ejercicio regular y, sobre todo, una buena actitud. Uno de los productos que debemos quitarnos nada más comenzar el proceso son las bebidas azucaradas, que en este caso las sustituiremos por agua mineral o bien una infusión para mantenernos hidratados y a la vez ayudar a nuestro cuerpo a filtrar las grasas con más rapidez.

Pero no solo eso, sino que también el agua nos ayudará a mantener a punto nuestra función cognitiva y física, ya que ayudará a que los órganos hagan su trabajo de la mejor forma posible. Por no hablar de que hidratarnos nos hará recuperar los electrolitos perdidos con el ejercicio. Los dietistas siempre hablan de la importancia del agua para adelgazar. Parece que cuanta más bebas, más rápidos serán los resultados. Pero lógicamente, ‘no por mucho madrugar amanece más temprano’, de ahí que haya que encontrar un equilibrio de la cantidad de este líquido indispensable para la vida que suministramos a nuestro organismo.

Tampoco es bueno que te obsesiones, pues demasiada agua puede producir hiponatremia, una gran bajada de los niveles de sodio en el cuerpo

¿Cuál es la cantidad exacta y más recomendable que debemos beber de agua para perder peso? Según Jim White, un prestigioso nutricionista norteamericano que ha hablado con la revista ‘Eat This Not That‘, la persona con un índice de masa corporal promedio necesita alrededor de 1,8 litros de agua diarios, lo que vendría a ser unos ocho o nueve vasos. Realmente, no parece una cantidad demasiado grande, pero sin duda muchos de nosotros nos quedaremos fácilmente muy por debajo de esta marca. Según los Centros para el Control y Detección de Enfermedades norteamericanos, un 43% de los adultos beben menos de cuatro vasos de agua al día.

La mejor manera de cumplir esta marca es simplemente dejar que hable la sed. Tampoco sería bueno que te obsesionases y bebieses sin parar, pues demasiada agua puede producir hiponatremia, lo que viene a ser una intoxicación ‘acuática’ caracterizada por una brutal bajada de los niveles de sodio en el cuerpo, ya que esta ayuda a diluir toda la sal del organismo. Sus síntomas pueden ir de las convulsiones a la inflamación cerebral, lo que a su vez puede producir el coma.

“Aquellos con sobrepeso necesitan beber todavía más agua para mantenerse bien hidratados y conseguir adelgazar”

Pero evidentemente, la hiponatremia es bastante infrecuente, sobre todo si vivimos en una zona geográfica en la que hace mucho calor, ya que el agua principalmente la perdemos a través de la orina y del sudor. O a propósito de esto último, si realizas ejercicio físico, ya que los deportistas como es lógico necesitan mucha más cantidad de agua que aquellos que no llevan a cabo demasiada actividad física.

Necesidades diferentes

Por tanto, aquellas personas que sufren sobrepeso u obesidad, tendrán unas necesidad de hidratación diferentes. “Necesitan beber todavía más agua para mantenerse bien hidratados y ayudar a la pérdida de peso”, asevera White, proponiendo una ecuación matemática muy simple para saber cuánto agua debes beber: “por ejemplo, si pesas 80 kilos, deberás beber alrededor de 2 litros y medio por día”.

EC

Un estudio publicado en ‘Annals of Family Medicine‘ descubrió que las personas con un índice de masa corporal más alto resultaron ser las menos hidratadas. “Se trata de un nutriente esencial y puede desempeñar un papel tan importante en la pérdida de peso como la comida o el ejercicio”, reflejan las conclusiones del estudio. Los investigadores hallaron que aquellos adultos con sobrepeso que bebían alrededor de medio litro de agua antes de la comida perdieron alrededor de 1,3 kilos de media más que aquellos que no lo hacían, y hasta 4 kilos en un período de tres meses.

En conclusión, si estás preocupado porque necesitas perder peso lo primero que debes hacer es quitarte todas esas bebidas azucaradas y en su lugar apostar por el agua mineral. El veredicto del nutricionista norteamericano es que debes llegar como mínimo a los dos litros de agua diarios para ver resultados y, obviamente, acompañarlo con el ejercicio físico regular y una alimentación rica en fibra y verduras. Seguramente cuando hagas este cambio en el estilo de vida no solo empieces a ver resultados, sino que te sentirás mejor.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba