ETF, allfunds o Coinbase, las alternativas para invertir en bitcoin… y ninguna es perfecta

El pasado martes 19 de octubre el mundo de las criptomonedas se zambulló con gusto en la locura. En un mundo que precisamente vive a golpe de subidones, poder decir que un momento es especialmente loco significa que ha sido muy, muy loco. En dicha jornada comenzó a cotizar el primer fondo indexado de bitcoin del mundo, bautizado como ProShares Bitcoin Strategy ETF.

Este fondo vive de replicar el comportamiento del bitcoin, como cualquier ETF, pero a base de contratos futuros. Es decir, no se trata de invertir en el bitcoin de ahora, sino en el bitcoin de dentro de unas semanas o meses. ‘A priori’, podría parecer algo extraño. ¿Por qué invertir en un fondo así cuando uno puede comprar esta criptomoneda en cualquiera de las muchas plataformas que permiten hacerlo de forma directa? Lo cierto es que es una buena pregunta.

Antonio Martín

Dicha cuestión no parece que se la hayan planteado los inversores, que se han lanzado en masa a poner su dinero en este fondo. De hecho, lo convirtieron en el ETF que más dinero atrajo antes de su debut y, de paso, en el segundo que más capital sedujo en su primera jornada de negociación en el Mercado de Futuros de Chicago (CME por sus siglas en inglés). Desde entonces la situación no ha cambiado y el pasado día 22 de octubre se negociaron más de 7.500 millones de dólares en futuros de bitcoin.

¿Más pruebas de la popularidad de esta forma de inversión? ProShares ha agotado el límite de contratos que puede tener una sola entidad en un mes. Ese límite, establecido en 2.000 por el propio CME, ya estuvo a punto de rebasarse en octubre pese a que estuvo en marcha solo unos pocos días. Para noviembre, con más de 1.400 contratos ya suscritos, lo previsible es que se rompa dicha barrera, lo que puede empujar al CME a duplicar el límite y llevarlo hasta las 4.000 unidades.

Toque de campana del primer ETF de Bitcoin en Wall Street. (Reuters)Toque de campana del primer ETF de Bitcoin en Wall Street. (Reuters) Toque de campana del primer ETF de Bitcoin en Wall Street. (Reuters)

Dada su enorme popularidad, cualquiera podría pensar que es una opción perfecta para iniciarse en las complejas aguas del bitcoin. Pero como todo en la vida, tiene sus cosas malas. Para empezar, la comisión. Como ProShares no se dedica a esto por amor al arte ni es una suerte de fondo benéfico, hay que pagarles una comisión, establecida en el 0,95% sin importar si uno gana o pierde (o empata, cualquiera sabe).

A eso hay que añadirle que el bitcoin está empadronado en el contango, por lo que embarcarse en el viaje de los futuros requiere de mano. Se dice que un activo financiero está en contango cuando su precio es inferior al precio a futuro del mismo. Y, tal y como explica Bloomberg, bitcoin ha pasado casi el 60% del último año instalado en esta situación.

Michael Mcloughlin

Como explica en CoinDesk Trey Griggs, CEO del trader GSR, «cuando la curva a futuro está en contango, sobre todo cuando es pronunciado, los inversores en ETF ven mermado el retorno, al tener que pagar para prolongar los contratos«. En la misma línea está Patrick Heusser, jefe de ‘trading’ de la suiza Crypto Finance, que explica que habrá «una media negativa de rentabilidad de entre el 5% y el 10% en la curva de futuros del bitcoin». Eso significa que, si el precio de la criptomoneda se duplicara en los próximos 12 meses, el ETF ofrecería una rentabilidad inferior dentro de esa horquilla.

Y, mientras, el ethereum ya calienta en la banda. Los inversores de la segunda criptomoneda más relevante están tomando posiciones para aprovechar una eventual aprobación de un ETF, algo en lo que podría estar trabajando ya Wall Street.

La vía Allfunds

Esta semana la gestora Protein Capital se convirtió en la primera firma española de criptodivisas en Allfunds, uno de los gigantes de la venta de fondos en Europa. La sociedad gestiona 15 millones de euros y explica que son la gestora de este tipo de activos con más patrimonio.

Su funcionamiento está enfocado de momento a los inversores institucionales y a banca privada, los dos vehículos a través de los que se podría articular una inversión. Eso sí, es una herramienta que, de momento, solo pueden utilizar bolsillos con cierta profundidad: la inversión mínima es de 50.000 euros, si bien cuentan con una inversión media de 375.000 euros en los 40 clientes que tienen.

Óscar Giménez

¿Cuál es el funcionamiento del fondo? Bajo la hipótesis de inversión de que habrá un crecimiento del volumen de negociación en criptodivisas, que se estima ahora en 1.900 millones a escala global, tiene en cartera las 20 mayores criptodivisas por capitalización, sin posiciones cortas ni apalancamiento. Para reducir la volatilidad se ponen en manos de un algoritmo. La cartera actual está compuesta por bitcoin en un 68%, por ethereum en un 20% y el resto en otras criptodivisas, dejando un 3% de liquidez.

Se trata de una opción para inversores con más experiencia y con un capital inicial que sea más importante, pero para los pequeños inversores es una buena noticia el nacimiento de este tipo de vehículos, ya que abren el camino para que se presenten más opciones en el mercado.

El clásico Coinbase

Llámale Coinbase, llámale cualquier plataforma de compra y venta de activos digitales. En cualquier caso, es esa la que destaca dentro de la amplia oferta a la que se puede acceder en internet y, por ello, suele ser la opción más escogida por aquellos que se deciden a poner a su nombre unas criptodivisas por primera vez.

Anuncio de la salida a bolsa de Coinbase, en Nueva York. (Reuters)Anuncio de la salida a bolsa de Coinbase, en Nueva York. (Reuters) Anuncio de la salida a bolsa de Coinbase, en Nueva York. (Reuters)

Utilizar Coinbase no tiene demasiadas dificultades, pero habrá que pagar una serie de comisiones. Como explica la propia página web de la plataforma, «las comisiones de Coinbase se aplican tanto en las operaciones de compraventa, como a otro tipo de operaciones. Por ejemplo transferencias, conversión de criptomonedas o créditos». Estas comisiones suelen estar entre el 1,49% y el 4%.

El uso de esta plataforma se ha disparado en los últimos años. El volumen de transacciones operadas en 2019 fue de 130.000 millones de dólares y repuntó hasta los 195.000 millones en 2020. Cuenta con 43 millones de usuarios en todo el mundo y sus ingresos crecieron un 136% el pasado año, hasta los 1.000 millones.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba