Deportes

Fans del Numancia profieren insultos racistas a Moha: este vuelve con un cuchillo y un bate

La confirmación del descenso del Club Deportivo Numancia de Soria a la cuarta categoría del fútbol español durante la tarde de ayer vino marcada por la trifulca entre el canterano Moha y un grupo de aficionados locales. A pesar de vencer por 1-0 al Deportivo de A Coruña, la victoria del Racing de Ferrol por 0-1 ante el Marino de Luanco eliminó toda opción de salvarse de la quema y desató de la ira de los allí presentes. De este modo, cuando los futbolistas abandonaron las instalaciones del campo de Los Parajitos, algunos hinchas golpearon sus coches a la salida del estadio. Moha fue uno de los afectados hasta el punto de causarle desperfectos en el vehículo. El episodio, que pudo ser simplemente triste y anecdótico, no se quedó ahí y fue a más.

A los pocos minutos, el mismo jugador regresó al lugar con amigos y familiares y decidió enfrentarse a quienes le habían increpado. Para colmo, el grupo cercano al jugador se personó con armas blancas y bates de béisbol. La Policia Nacional tuvo que intervenir en ese preciso instante para evitar que la reyerta pasara a mayores y detuvo al hermano del futbolista tras una serie de forcejeos. Según reza el comunicado de la Subdelegación del Gobierno, se detuvo a un joven de 23 años “como presunto autor de un delito de resistencia, desobediencia y atentado contra los agentes de la autoridad”.

En este sentido, el texto explica que “el detenido se ha dirigido con un bate de béisbol haciendo caso omiso de los requerimientos policiales. Al intentar parar la posible agresión, un agente ha sufrido una lesión en un dedo por la que ha tenido que recibir asistencia médica”. Por su parte y según ha publicado ‘SoriaNoticias’, el futbolista ha negado en conversaciones con periodistas de ese medio que sus familiares portaran bates o cuchillos en ningún momento, sino que “fueron encontrados en los vehículos tras un registro posterior de los agentes”. Asimismo, Moha asegura que habría recibido “gritos racistas” hacia su persona, tanto dentro como fuera del campo y ha denunciado los golpes a su coche.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba