Deportes

Fernando Alonso ya tiene la carrera dibujada en su cabeza: “Va a estar caliente delante”

Satisfacción, pero tropezón en los últimos metros. Y con todo Alpine mete los dos coches dentro de los diez primeros, con Esteban Ocon superando a Fernando Alonso en los compases finales por un puñado de milésimas. Aún con una diferencia ridícula entre ambos, el francés recupera el pulso. Pero Fernando Alonso tiene su propia referencia para calibrar su resultado tras los clasificatorios del GP de Hungría: “Contento, contento, veniamos con alguna duda a este gran premio por cuánto competitivos podíamos ser. El último circuito al que fuimos con muchas curvas fue Mónaco, y creo que estábamos el diecisiete y en el Q1“. Para la carrera, optimismo. Luego vamos a ello.

Frente a las dudas del viernes, el español limó carencias en su retorno al Hungaroring. Los trazados más lentos con el añadido del calor exigen una singlar comprensión del monoplaza y de la pista que Alonso parecía lograr en las sesiones clasificatorias, a las que se añadía el calor de Hungaroring, aunque se encontraba con una sorpresa inesperada en el último momento. Por las características del trazado magiar, Alonso sabe que cuenta con una oportunidad para romper la baraja de manera similar a Silverstone. Es carrera para aquel piloto de la clasificatoria Sprint o de los dos últimos giros de Bakú. Dependerá de los primeros metros del gran premio.

El tema tabú de los neumáticos

Ocon había endosado cuatro décimas a Alonso en los segundos libres del viernes. No era una referencia definitiva, pero también coincidía con las sensaciones y palabras del español al terminar. No se sentía cómodo con el monoplaza y aún hacía falta exprimir neuronas para acabar de ajustar el tiro con el A521. Las tornas cambiaban ya en los terceros libres, ahora dos décimas por delante de Ocon. Tampoco un resultado relevante, pero tanto en el Q1 como en el Q2 Alonso mantenía la tendencia con su compañero. Hasta que en el último intento del Q3 se estrellaba con un factor no siempre verbalizado por los pilotos.

A pesar de tratarse de los mismos ingredientes y tiempo de cocción, el guiso no siempre ofrece el mismo punto y sabor. “Era difícil de leer la pista pero, más que la pista, hemos tenido durante todo el fin de semana una inconsistencia con los neumáticos alucinante. Pones dos juegos idénticos, y tienes dos coches totalmente diferentes, hay un poco de inconsistencia, pero salgo con el set bueno, que es el de la Q2, así que a ver mañana”. Efectivamente, Alonso no conseguía repetir el mismo tiempo en el Q3 que en el Q2, al contrario que su compañero Ocon, con más dificultades en el segundo bloque, pero más rápido en el definitivo. La pregunta era obligada.

En la Fórmula 1 parece un asunto tabú hablar de diferente rendimiento de juegos del mismo compuesto. Pirelli no quiere ni oir hablar de ello, pero Alonso respondía a la pregunta de este medio al respecto. No era la primera vez que ocurría en el fin de semana ¿Rendían igual o no los neumáticos del mismo compuesto de un juego a otro? “No lo sé, a veces tenemos esta sensación, pero nunca puedes confirmarlo si es cierto o no, es una sensación… A veces no tocas el coche, sales fuera y tienes un diferente equilibrio, y un tiempo diferente. Ocurrió también ayer, y hoy ha habido mucho viento, así que es difícil separar si ha sido por un nuevo juego de neumáticos, o por un golpe de viento, en que a veces no tienes suerte”, explicaba el español que usaba también el incidente de Sainz. “Tienes un viento consistente, y de repente llegas a una curva y recibes un golpe de viento, que es lo que le ha ocurrido a Carlos en la última curva, recibes un golpe de viento en la cola y pierdes el coche y no tienes nada bajo control en ese momento, tienes un golpe de mala suerte. Pero sí, a veces el neumático cambia de un juego a otro, a veces es el viento, a veces el calor, pero hoy ha sido particularmente difícil repetir el tiempo de vuelta a vuelta, ha sido bastante aleatorio”.

El español logró su mejor crono en Q2, y no pudo repetir en el último intento del Q3.El español logró su mejor crono en Q2, y no pudo repetir en el último intento del Q3. El español logró su mejor crono en Q2, y no pudo repetir en el último intento del Q3.

“Estará caliente delante”

En todo caso, Alonso ya estaba echando la caña de pescar desde su posición en parrilla. “Creo que va a ser más caliente delante de nosotros” respondía Alonso sonriendo ante la pregunta sobre la importancia de la primera curva en Hungaroring para el resultado final. “Intentaremos recuperar posiciones, creo que podemos. En mi caso, puedo empezar por el lado limpio, y esta es una de las pistas donde más se nota. Mi intención es acabar más arriba en la primera vuelta, pero tenemos que tener cuidado, porque por delante creo que algo puede pasar mañana. Tenemos a Max con el neumático blando y Lewis con el medio, Checo, Gasly… y por detrás de ellos, Norris y Leclerc que son unos de los mejores en arrancar. La primera curva va a haber un poco de acción, y tenemos que ser listos para quedarnos fuera de problemas y beneficiarnos de lo que pueda pasar delante de nuestro. Queremos una vuelta limpia, porque quizás algunas posiciones nos vengan gratis”.

Dependiendo de esa primera vuelta, el resto de la carrera. El calor será nuevamente protagonista y, por tanto, resultará crucial la capacidad de monoplaza y piloto para alargar al máximo la vida del nuemático. “Nos gustaría tener el podio mañana, en cualquier posición, porque hemos puntuado ya en muchas carreras, a veces empezando atrás, otras delante”, contestaba el español, “pero fuimos novenos en Francia, octavo en Austria, decimos en Austria dos, séptimo en Silverstone, en Baku quizás hubiéramos sido décimos sin la resalida… Nuestra posición ha estado entre octava y decima. Salimos octavos y novenos, no muy lejos de lo que podemos conseguir. Pero hay coches por detrás, especialmente Ricciardo, undécimo con un compuesto más duro, y será difícil estar delante. Estaríamos contentos puntuando, nuestra ventana normal, entre décimo y octavo, podría ser la misma posición mañana”. En el fondo, Fernando Alonso espera algo más. Ya había dibujado la salida y la carrera en su cabeza. Como otros sábados. Y Hungaroring es un bueno terreno de pesca.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba