Deportes

Florentino y el muro de Mbappé: «Das 200 millones y no te lo venden»

Florentino Pérez reconoce a un grupo de socios compromisarios que ofreció 200 millones de euros por Mbappé y fue imposible conseguir el fichaje. Es la prueba, para el presidente del Real Madrid, de lo peligrosos que son clubes-estados como el Paris Saint-Germain. Es la demostración de que las reglas no son iguales para todos y Florentino está por la labor de conseguir aliados que peleen contra un sistema desigual y que van en contra de los principios de la Comunidad Europea.

«Ahora das 200 millones de euros y no te lo venden», respondió el presidente del Real Madrid a un socio compromisario (Rafel Álvarez de Mon). Lo desvela el propio socio en diferentes apariciones en medios de comunicación. Lo que no detalla es si el fichaje será posible. Todavía queda tela por cortar, pese a que Mbappé siga sin renovar el contrato que finaliza en junio de 2022. En ese momento, podría llegar libre y a esto se agarra ya Florentino Pérez. «Cuando acaban contrato es mejor, pero ahora mismo hay una locura de clubes de estados y no te venden a los jugadores. Yo lucho porque sea la gestión lo que prime y no el dinero que te dan desde fuera», dice el presidente del Madrid a los compromisarios en una reunión informativa antes de la asamblea que se va a celebrar este sábado.

Ulises Sánchez-Flor

El problema para Florentino está en que los clubes-estado tienen una financiación diferente al del resto de clubes y esto lo considera como una competencia desleal. Pero el verdadero problema para el fichaje de Mbappé no está en el dinero, sino en el orgullo del PSG y esos clubes-estado que quieren construir proyectos deportivos tan ambiciosos o más que los que tiene Florentino Pérez. El PSG se lo dejó claro al Real Madrid el pasado verano. No negocia por Mbappé porque tiene el objetivo de poder convencerle para que renueve el contrato y sienta que está en un club que puede aspirar a ganar todos los títulos y tenga categoría de estrella.

El PSG negocia con la familia

El futuro de Mbappé sigue siendo incierto, aunque Florentino mantiene la esperanza de que el jugador no se mueva en su idea de no renovar y quiera cambiar de aires para jugar en el equipo de su infancia: ese Real Madrid en el que tenía como ídolo a Cristiano Ronaldo. No será nada sencillo. La estrategia del PSG sigue siendo ganarse la complicidad de los padres para que el chico acabe renovando. La de Florentino está en que sea la estrella del nuevo Bernabéu y comparta equipo con su amigo Benzema.

Florentino ha podido con todo cuando se ha propuesto un fichaje. Consiguió a Luis Figo en una operación clave para llegar a la presidencia del Real Madrid. Siguió con Zidane para traerlo de la Juventus. Lo mismo hizo con Ronaldo en el Inter de Milán, Beckham del Manchester United, Kaká en el Milan, Hazard en el Chelsea… Florentino es un ganador y un hábil negociador, pero el PSG es un muro. No ha podido fichar a Mbappé por 200 millones de euros y esto le sirve para demostrar que el fútbol tiene que hacer frente a los clubes-estado.

Benzema celebra un gol con Mbappé en un partido de Francia. (EFE)Benzema celebra un gol con Mbappé en un partido de Francia. (EFE) Benzema celebra un gol con Mbappé en un partido de Francia. (EFE)

El presidente del Real Madrid considera que todo tiene un precio, pero choca con el orgullo y la postura de un PSG que defiende la transparencia de sus cuentas. «Yo lucho para que sea la gestión lo que prime y no el dinero que te dan desde fuera. Va a llegar el momento en el que los 30 primeros clubes de Europa, sus propietarios serán países. Ese no es el principio de la Comunidad Europea», informa Florentino a los compromisarios. Esto le sirve, además, para reforzar su postura de cara a la asamblea de la apuesta que ha hecho por la Superliga. Es la competición que tiene que multiplicar los ingresos de los clubes que no son propiedad de jeques. El PSG está en contra y Florentino hila fino: no quieren Superliga porque son capaces de rechazar 200 millones de euros por un jugador.

Ulises Sánchez-Flor

El asunto de la Superliga también lo trata el presidente del Real Madrid en la reunión con los socios compromisarios y su postura es firme y optimista. Recuerda como Santiago Bernabéu fue el impulsor de la Copa de Europa y los obstáculos y el rechazo que encontró. Salió adelante. Florentino insiste en el peligro que tienen estos clubes-estado para frenar este tipo de proyectos: «El fútbol hay que hacerlo con los méritos y los recursos que tienes. Hay que tener los principios de la Unión Europea: de la solidaridad, la competencia y del ‘fair play». Florentino Pérez acudirá a la asamblea del sábado con el mensaje más reforzado de que los clubes-estado no juegan limpio y cada vez predomina más el ‘doping’ financiero.

Es una batalla en la que pelea el presidente del Real Madrid tras superar la peor época que provocó la crisis del coronavirus y por lo que el club ha dejado de ingresar 300 millones de euros en el último año y medio. Aun así, es imposible competir en igualdad de condiciones con los clubes-estado. Es lo que quiere demostrar e incidir en el valor esencial de que el Real Madrid siga siendo de sus socios. De lo que está convencido el presidente es de que Mbappé no se eche atrás en su idea de fichar por el Real Madrid porque conoce los deseos del delantero francés de buscar nuevos retos y jugar en el nuevo Santiago Bernabéu.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba