Deportes

¿Fortuna o manos?: las claves de la sorprendente pole de Stroll en Turquía

Los entrenamientos libres del viernes dejaron al descubierto los problemas de agarre con el nuesvo asfalto. Un hecho que parecía poner algo de picante al fin de semana y provocar alguna que otra sorpresa. Lo que nadie esperaba era lo que iba a suceder en clasificación gracias a este asfalto acompañado de la lluvia. Lance Stroll hizo historia en una de las clasificaciones más caóticas de los últimos años en la Fórmula 1. El canadiense se hacía con la primera Pole de su carrera deportiva en un día para el recuerdo de Racing Point, ya que ‘Checo’ Pérez saldrá desde la tercera plaza. El canadiense dejó sin una pole, que parecía clara, a Max Verstappen, quien se bajó enrabietado de su Red Bull. ¿Cuáles han sido las claves de este bombazo inesperado?

En primer lugar Stroll se benefició de las condiciones cambiantes de esta clasificación y en segundo, el Racing Point se adaptó a la perfección a la pista y a los neumáticos intermedios. Pero eso no borra el buen hacer de Stroll. El canadiense reconoce que se ha sentido presionado pero ha podido clavar cada curva, pues se ha encontrado con mucha confianza a bordo de su RP20 desde el comienzo. “No puedo encontrar las palabras. Estoy en shock, no me esperaba esto y no estábamos seguros antes de la clasificación, ya que no parecíamos competitivos. Tenía mucha presión, sólo me quedaba una vuelta y he conseguido clavar todas las curvas. Me he sentido con mucha confianza dentro del coche”, declaró Stroll nada más terminar la clasificación. “La Pole ha sido muy especial, es uno de los mejores momentos de mi carrera. He soñado con esto desde pequeño”.

Este resultado es clave para Stroll. El canadiense llegaba a Turquía más discutido que nunca, no solo por sus resultados tras Monza, sino que fue culpado de que ‘Checo’ Pérez se quedara sin asiento de cara a 2021. Stroll llegaba a Turquía tras cinco ceros consecutivos unidos a su positivo por covid-19, pero hoy se ha olvidado de todo ello. “Ha sido una buena forma de remontar desde Mugello, no ha sido fácil para mí. Me siento muy bien ahora. Sabíamos que estábamos en la parte de arriba, pero con estas condiciones no tienes tiempo para pensar en dónde estás, hay que pensar en la siguiente curva. Cuando he puesto el intermedio, sabía que íbamos a ir bien”, explicó Stroll.

Todo a pedir de boca

Con demasiada frecuencia escuchamos que los monoplazas de F1 no son lo suficientemente desafiantes para los pilotos. Pero no hay duda de que este fin de semana ha hecho que los pilotos realmente ganen su dinero detrás del volante. Más allá de la fortuna de cada uno, se debe apreciar la habilidad de cada piloto, quienes fueron capaces de dar un espectáculo tremendo. La lluvia que cayó durante la noche y la clasificación complicó aún más el problema del bajo agarre al que se enfrentan los equipos y los pilotos en Turquía. Todo distorsionó el panorama. Pero ante todo eso la figura de Stroll resaltó sobre el resto. ¿Más mérito del piloto o del coche y sus neumáticos?

Respecto a las condiciones de la pista, a todos se les presenta el mismo circuito, el mismo nivel de agarre. Hacer que los neumáticos funcionaran fue imposible en el peor de los casos e increíblemente difícil en el mejor de los casos. En esta situación complicada nadie duda de pilotos como Lewis Hamilton o Max Verstappen, entre otros, a la hora de su nivel para rendir bajo la lluvia, pero la realidad es que el comportamiento del monoplaza y las gomas jugó un papel más fundamental de lo que se puede esperar.

En plena Q3, con la lluvia venida a menos, los Racing Point junto a Esteban Ocon salieron con los neumáticos intermedios. Parecía una locura, sobre todo al ver como Max Verstappen volaba en la pista con los de lluvia extrema. Sin embargo en el primer intento ‘Checo’ Pérez dio la campanada y batió al holandés. Todo hacía indicar que llegaba el momento del cambio en todos los equipos, pero por otro lado estaba Ocon de ejemplo, quien rodaba demasiado lento y no daba esa seguridad. ¿Cuál era el juego bueno? Quizá para todos los equipos el de lluvia menos para Racing Point.

La clave con los intermedios

Tanto Stroll como Pérez supieron aprovechar la facilidad con la que el Racing Point logró calentar las gomas intermedias al final de la sesión, en el momento decisivo y se colaron en un top tres que, de haber sido en seco, no hubiesen conseguido nunca. En la vuelta decisiva Stroll no cometió errores, en cambio Pérez sí lo hizo, eso terminó de decantar la balanza a favor del canadiense.

Muchos han visto la pole de Stroll como un golpe en la mesa por las continuas críticas por su nivel y llegar al gran circo gracias al dinero de su padre, pero la realidad es que fue más un pequeño golpe de fortuna por la extraña situación de la mezcla de la lluvia y una pista muy fría y deslizante que por méritos propios, que los tiene en cierta medida porque estas condiciones no son sencillas para nadie.

Strol debe disfrutar porque si este domingo en carrera no llueve se espera que los dos Racing Point vuelvan a la realidad. Max Verstappen es el principal favorito a llevarse el triunfo aquí aprovechando la ventaja que tendrá respecto a los Mercedes, que acabaron sexto y noveno. El holandés acabó realmente molesto por no aprovechar la oportunidad, ya que tendrá que lidiar con los Racing Point en la salida y eso puede jugar en su contra a la hora de coger su propio ritmo y abrir el hueco necesario con el resto del grupo. “Los intermedios no nos han funcionado y, ahora mismo, estoy algo decepcionado. Por supuesto en la carrera mañana podemos hacerlo bien, pero cuando eres primero todo el rato y acabas segundo no es lo que quieres. Esperamos tener buena carrera y conseguir puntos”, comentó Verstappen tras bajarse de su monoplaza. Lo que está claro es que el caos ocurrido en clasificación dará una carrera brutal este domingo en el que Hamilton puede coronarse como campeón del mundo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba