Deportes

Francia declara el estado de emergencia desde el próximo sábado

Ante el repunte de casos por coronavirus, Francia volverá este sábado al estado de emergencia. Tal y como adelantó el diario Le Monde, el presidente de la República, Emmanuel Macron, lo anunció a la ciudadanía a través de una entrevista en televisión.

El informe posterior al Consejo de Ministros recoge que “ante su propagación en territorio nacional, la epidemia de Covid-19 constituye un desastre sanitario que pone en peligro, por su naturaleza y gravedad, la salud de la población. Justifica que se declare el estado de emergencia sanitaria para que se puedan tomar medidas estrictamente proporcionadas a los riesgos sanitarios incurridos y adecuadas a las circunstancias de tiempo y lugar”.

Toque de queda en las grandes ciudades

Por este motivo, se impondrá un toque de queda en las grandes ciudades entre las 21:00 y las 6:00 a partir de la medianoche del sábado. La medida, que durará en principio cuatro semanas, se aplicará en la región de París, así como en Aix-Marsella, Lille, Grenoble, Lyon, Toulouse, Montpellier, Saint-Etienne y Rouen.

El mandatario francés defendió que “el toque de queda es una medida pertinente”, y aseguró que el objetivo es “reducir los contactos sociales”, que es donde se producen actualmente más contagios. Asimismo, especificó que “no es una prohibición de circular, sino una limitación estricta”.

Así, todas las personas que a la hora del toque de queda vuelvan de sus trabajos o yendo hacia ellos, dispondrán de una autorización, al igual que los ciudadanos que tengan una emergencia que les obligue a salir de casa.

Macrón insistió en la necesidad de limitar los desplazamientos de ocio: “No iremos más a restaurantes a partir de las 21:00 horas, ni a ver a amigos o a celebrar fiestas”. Para garantizar el cumplimiento de la normativa, confirmó que “habrá controles y multas de 135 euros para los infractores”.

Sin limitación entre territorios

Lo que sí descartó Macron es la limitación de desplazamientos entre territorios: “Sabemos que cuando estamos en espacios abiertos, podemos tomar el aire. Sabemos que cuando estamos en lugares donde se puede salir, luchamos de manera más eficaz contra el virus. Así que pedirle a la gente que se quede en casa, en sus apartamentos, y no ir a un lugar de vacaciones, honestamente, sería desproporcionado”.

Ya se estableció en la primera ola

Durante la primera ola de la pandemia, el Gobierno galo ya acordó una situación similar, que estuvo vigente hasta el 10 de julio. En las últimas fechas, Francia ha experimentado sus peores números. Por eso, el propio Macron ya había adelantado que se tomarían “nuevas medidas restrictivas” similares a las adoptadas en París, que reaccionó con rapidez ante el repunte de contagios.

Actualmente, el país ha registrado ya 820.017 positivos y 33.056 víctimas mortales desde que comenzó la pandemia.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba