Deportes

Francia se cierra

El avance descontrolado de la pandemia en Francia ha obligado a Emmanuel Macron, presidente del país, a ampliar las restricciones ya vigentes en 19 departamentos al resto del territorio galo. Así, desde el 3 de abril al 2 de mayo el toque de queda estará fijado a las 19:00 horas, se cierra toda la hostelería y los comercios y se implanta el teletrabajo en la medida de lo posible.

 “La situación es más peligrosa que en otoño, porque el virus es más contagioso y más mortífero“, dijo Macron en relación a la expansión de la variante británica en el país. Francia registra cifras muy preocupantes en los últimos días, con varias jornadas con más de 30.000 positivos y con las UCI al borde de la saturación.

Tampoco estará permitido el movimiento entre regiones, aunque aquellos que quieran hacerlo hasta sus segundas residencias podrán efectuarlo este fin de semana. La movilidad ciudadana estará limitada a un área máxima de 10 kilómetros desde el domicilio. 

Cierre de los colegios

Una de las grandes novedades de este confinamiento anunciado este miércoles por Macron es que los centros escolares cerrarán durante al menos tres semanas. Se extenderán así las vacaciones de primavera y los alumnos de Infantil y Primaria volverán en principio el 26 de abril.

Para ese mismo día también está fijada el regreso de los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, aunque en este caso será de forma virtual, ya que la vuelta presencial está fijada para el 3 de mayo, cuando acaben las nuevas limitaciones decretadas hoy por el Ejecutivo francés.

Tensión en las UCI y vacunación

El aumento de casos y la tensión en las UCI francesas es el principal motivo del cierre anunciado por Macron, pero también el propósito es ganar tiempo en la vacunación. “Gracias a la vacunación empieza a dibujarse el final de esta crisis. El objetivo es vacunar lo más rápido posible a los que más lo necesitan. Los más frágiles y los más ancianos”. Al menos 8,5 millones de franceses ya han recibido una dosis. A partir del 16 de abril, comenzarán las personas de entre 60 y 69 años.

“Sé que hay mucho cansancio y fatiga es normal. El éxito de este mes de abril depende de nosotros”, cerraba en su comparecencia Macron.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba