Viajes

Fresno de Torote, el mágico pueblo abandonado de la campiña del Henares

En Fresno de Torote no hay nadie… por eso hay que ir a conocerlo. Todos viven cerca, se diría que en frente, pero no en Fresno. Porque al lado está Serracines y allí sí, allí sí que vive gente, incluidos los que eran de Fresno de Torote.

Lo que son las cosas, Serracines era pedanía de Fresno. Hoy, sin embargo, los hechos muestran más bien lo contrario. El pueblo deshabitado es el segundo, pero con vecinos o sin ellos es el que nos interesa y el que vamos a visitar. Está a 15 kilómetros de Alcalá de Henares y a 34 de Madrid.

El origen del topónimo municipal se encuentra, según algunos, en que antiguamente los concejos tenían lugar alrededor de un fresno. “De Torote” hace referencia al río que surca el término municipal. Precisamente este cauce propicia el crecimiento de vegetación de ribera y la presencia de gran variedad de aves –bajo una Zona de Especial Protección (ZEPA)- mamíferos y otras especies animales.

La ubicación de Fresno de Torote le hace gozar de un medio natural muy interesante. Además del ecosistema relacionado con el río, la localidad dispone de una campiña que también alberga fauna y que está relacionada con la agricultura, una de las actividades tradicionales del municipio. Por su término municipal pasa la Cañada Galiana (en la foto de arriba).

El municipio pudo haber sido fundado por el primer marqués de Santillana en el siglo XV, para dar acomodo a sus jornaleros. En el siglo XVI fue señorío de la Princesa de Éboli y ya en el XX fue frecuentado por Juan de Borbón, muy aficionado a «la matanza».

En el año 2000, durante las obras de reconstrucción de la Iglesia de Fresno, la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora (en la imagen), apareció un ataúd que contenía los restos de Juan Hurtado de Mendoza y Luján, segundo señor de Torote.

A mediados del siglo XIX se anexó a Fresno de Torote el municipio de Serracines, que hasta entonces era independiente. Y desde entonces a lo de ahora: ni un alma por las calles. Fresno deshabitado y Serracines aumentando su población (y disfrutando de desarrollo económico y del crecimiento de las infraestructuras y del sector terciario).

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba