Economía

Funcas prevé una recaída del PIB del 5% en el cuarto trimestre por los rebrotes del virus

El PIB español sufrirá un nuevo desplome del 5% en el último trimestre del año como consecuencia de las medidas de restricción de la movilidad adoptadas para contener al virus. Funcas ha actualizado este lunes su cuadro de previsiones económicas en el que anticipa un duro golpe a la economía española a causa de los rebrotes del coronavirus. Después del fuerte crecimiento registrado durante el verano, durante las semanas de la ‘nueva normalidad’, el regreso del virus está provocando una brusca desaceleración de la actividad. Funcas estima que estas restricciones tendrán un impacto severo sobre el consumo de los hogares, que caerá nada menos que un 8% en comparación con el tercer trimestre del año. También sufrirá un fuerte revés la inversión (FBCF), que caerá un 4,6%. Solo el consumo público contrarrestará los malos datos de la demanda privada con un crecimiento del 2%.

Todos estos factores agregados provocarán una caída del 5% del PIB en el cuarto trimestre del año. Esto significa que, si se cumplen las previsiones de Funcas, la economía española terminará este ejercicio 2020 casi un 14% por debajo de los niveles previos a la crisis. La previsión de Funcas va en línea con la nueva estimación de Deutsche Bank remitida este lunes a sus clientes, en la que anticipa una caída del PIB de España del 5,2% este trimestre. Esta recaída del PIB será puntual, de modo que volverá el crecimiento en el primer trimestre de 2021 y se evitará una segunda recesión (dos trimestres consecutivos de contracción).

Javier G. Jorrín

Eso sí, Funcas prevé que el impacto económico de las restricciones en el cuarto trimestre del año se extenderá al inicio de 2021, ya que los rebrotes del virus difícilmente acabarán si no hay una vacuna disponible. El resultado es que el crecimiento previsto para el próximo año será más tenue y dependerá en gran medida del descubrimiento de la vacuna. En este nuevo escenario, la entidad anticipa una recuperación más lenta de lo que esperaba hasta ahora, de modo que ha rebajado en 1,2 puntos su previsión de crecimiento, hasta el 6,7%. De hecho, estima que la economía española no recuperará el nivel de PIB del pasado verano hasta el segundo trimestre de 2021.

La entidad sí ha tenido en cuenta la ejecución de los fondos europeos incluidos en los Presupuestos Generales del Estado para elaborar sus previsiones económicas, sin embargo considera que España no ejecutará los 27.000 millones presupuestados, sino 14.000 millones. Como consecuencia, Funcas anticipa una recuperación mucho más lenta que la que proyecta el Gobierno, quien estima un crecimiento del 9,8% en 2021 después de que la economía caiga un 11,2% en 2020. En suma, Funcas cuantifica el optimismo del Gobierno en casi 4 puntos de PIB.

Funcas ha mejorado en un punto su previsión de crecimiento para 2020, incluso a pesar de la recaída prevista para el cuarto trimestre. El motivo es que el dato de crecimiento del tercer trimestre del año adelantado por el INE, del 16,7%, fue mucho mejor de lo que esperaba Funcas, quien anticipaba que el avance no llegaría al 12%. Esta desviación tan grande ha obligado a la fundación de las antiguas cajas de ahorro a mejorar levemente sus previsiones de PIB para el conjunto del año.

A pesar de esta mejora, las cifras para el horizonte económico más inmediato son peores de las de su previsión de septiembre como consecuencia de los rebrotes. El fracaso en la contención del virus hace que los buenos datos del verano ya sean cosa del pasado. La clave ahora está en la vacuna. Funcas prevé que la llegada de un tratamiento empiece a generar efectos económicos positivos a partir del tercer trimestre de 2021, con la temporada turística. El verano de 2021 dejará un crecimiento del 6,3% respecto al verano de 2020, lo que dará un gran impulso para dejar atrás la crisis. Sin embargo, si la vacuna se retrasa, entonces los problemas crecen.

[Un millón de trabajadores, en vilo por la vacuna]

Funcas estima que si el proceso de vacunación no está muy avanzado a lo largo del segundo trimestre del año, la recuperación se estancará en el segundo semestre de 2021 y España perderá, al menos, un año en la salida de la crisis. La entidad calcula que la diferencia, en términos de crecimiento, de disponer o no de la vacuna en la primera mitad del próximo año será de casi 3 puntos de PIB, pasando de un crecimiento del 6,7% a quedarse en un 4%.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba