Deportes

Garbiñe Muguruza regresa al triunfo 706 días después y avisa: “Me siento mucho más fuerte”

Garbiñe Muguruza lanzó la pelota al aire después del último punto. Se había “vaciado mentalmente y físicamente también”, como reconocería un rato después en la rueda de prensa. Pero lucía un aspecto exultante: después de dos años en blanco, la ganadora de dos Grand Slam había conseguido volver a levantar un trofeo en Dubái tras una sufrida victoria sobre la checa Barbora Krejcikova(7-6 (8) y 6-3, en más de dos horas).Se trataba de la tercera final de la española (número 13 del escalafón mundial) en 2021. “Después de jugar diez partidos seguidos he tenido que aguantar por dentro y decirme que es mi último partido aquí y si me voy de aquí va a tener que sufrir mucho para ganarme”, afirmó Muguruza, protagonista de una carrera desigual que le ha hecho aprender mucho, dijo este fin de semana, para ser una jugadora “más completa”. Y también “más estable… Diría que estoy en un gran momento, sí”.

El mundo ha cambiado mucho desde el 9 de abril de 2019, la fecha de su última victoria (en Monterrey). Ese día Garbiñe era la cuarta mejor tenista del planeta. Pero a partir de esa primavera reaparecieron las dudas y los momentos de desconcentración que han caracterizado parte de su trayectoria. Trabajó mucho la faceta psicológica con su entrenadora, Conchita Martínez, y los resultados se vieron por fin a comienzos del año siguiente: Muguruza alcanzó con brillantez la final del Abierto de Australia, donde fue derrotada por Sofia Kenin. Después, lamentablemente, llegó la pandemia, que abortó su regreso triunfal.

Hoy los datos avalan su vuelta a la élite: nadie, con la excepción de Naomi Osaka, ha ganado más partidos en el primer cuarto del año: 18 victorias y cuatro derrotas (la más dura, probablemente, la que sufrió precisamente frente a Osaka en el Abierto de Australia).

“El foco viene y va”

La exnúmero uno del mundo (27 años) parece haber alcanzado la madurez deportiva después de haber sufrido los vaivenes de la fama y la brutal exigencia de la élite mundial: “No pienso en ser favorita o no”, dijo tras su victoria en Dubái. “Siempre he creído que optaba a cualquier trofeo, aunque estuviera más lejos o más cerca en el ránking. Ahora llevo más victorias. El foco viene y va, y no me preocupa en absoluto. Esté en el foco o no, siempre me veo como candidata a lograr el título”, indicó la española.

La imagen de Muguruza con un trofeo anima la temporada tenística española y supone una doble novedad, ya que nunca una tenista de nuestro país había ganado en Dubái. Su nivel durante el torneo ha sido altísimo (en segunda ronda arrolló por ejemplo a la polaca Iga Swiatek, octava del mundo y vigente campeona de Roland Garros). Ya avisó tras ganarle un partido muy difícil a la belga Elise Mertens en semifinales : “Mi mentalidad está cambiando, me siento mucho más fuerte… Trabajo en mí misma, en entender por qué me sentía así, y por qué no estaba funcionando”.

“Tengo un gran equipo”, recordó: “No olvidemos eso, no lo hago sola […] “Estoy muy motivada porque me siento bien y creo que es un buen momento en mi carrera. Con mi edad, con lo que he conseguido, ya no tengo que probar nada: no tengo esa presión de ganar un Grand Slam o ser número uno. Eso se acabó. Es el momento de olvidarse de todo eso. Lo he conseguido y quiero volver a hacerlo”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba