Deportes

Gino Mader se lleva la sexta etapa y se lo dedica a Mikel Landa y su legión de ‘landistas’

Alegría en el seno del Bahrein Victorious con el triunfo de la etapa en San Giacomo del Giro Italia gracias a Gino Mader. Tras una jornada negra con la retirada de Mikel Landa, que aspiraba a tener un papel importante en la clásica italiana, su compañero suizo le brinda una emotiva victoria con dedicatoria final para el líder del equipo. Un bonito gesto para animar al español, que pasó “la noche descansando bien y controlando el dolor”, además de ser sometido a nuevas pruebas para descartar problemas internos. Landa se encuentra en estos momentos en un hospital de Vitoria donde se le operará de la clavícula fracturada, la peor de las lesiones que sufrió tras su grave caída.

Gino Mader dedica la victoria de etapa a Landa. (reuters)Gino Mader dedica la victoria de etapa a Landa. (reuters)Gino Mader dedica la victoria de etapa a Landa. (reuters)

Tras unas primeras jornadas positivas para los intereses de Mikel Landa, señalado como uno de los favoritos para el Giro de esta temporada, el español dijo adiós a la prueba a cuatro kilómetros de que terminara la quinta etapa. Joe Dombrowski chocó con el operario que señalizaba una bifurcación, quien también se llevó por delante al vasco. La imagen era preocupante, Landa quedó tendido en el suelo con ostensibles gestos de dolor por el violento choque. Rafa Valls, compañero en el Bahrain, incluso dio media vuelta para ayudarlo a ponerse en pie y retomar la carrera. Pero las lesiones eran demasiado graves. A la fractura de clavícula había que unirle hasta cinco costillas rotas y el omóplato seriamente tocado, con el temor inicial de que se hubiera producido una perforación en un pulmón que finalmente no fue así. Una ambulancia se encargó de evacuar al corredor vasco.

Marcos Pereda

“Daros las gracias a todos por vuestras muestras de cariño, os aseguro que intentaré devolveros tanto afecto”, escribía Landa ya en Vitoria, donde será operado e iniciará su recuperación. El avance de dicho pase por quirófano y su evolución marcarán el regreso del vasco a la bicicleta. La primera fecha importante en el calendario es el Tour de Francia (26 de junio), así como la Vuelta a España (14 de agosto).

La mala suerte del Landismo en las caídas

En un día duro para el Landismo, los aficionados al ciclismo suman una nueva muesca a una trayectoria marcada por malas decisiones e infortunios, donde destacan infinidad de caídas. En el Tour de Francia del 2018, Mikel Landa cayó al suelo mientras bebía en una zona adoquinada. No fue de sus peores golpes, pudo continuar. Un mes más tarde, el español sumó otro incidente que acabó con una fractura de vértebra lumbar. Adiós a La Vuelta a España, a donde acudía como uno de los señalados al título.

Pantallazo de la caída de Mikel Landa. (Eurosport)Pantallazo de la caída de Mikel Landa. (Eurosport)Pantallazo de la caída de Mikel Landa. (Eurosport)

Un año más tarde, en la temporada del 2019, una nueva caída le provocó una rotura de clavícula. En Tour de Francia de ese mismo año se fue al suelo perdiendo dos minutos de crono en la décima etapa, dinamitando sus posibilidades. Incluso Miguel Induráin, cinco veces campeón la ronda gala, se mostró contrariado: “Cuando siempre le pasa a uno, creo que es el propio corredor el que se lo tiene que mirar y ver si no estás bien colocado. Que te pase una vez es mala suerte; que te pase siempre es un poco difícil de asumir”. El tiempo dirá si el 2021 todavía está a tiempo de significar un triunfo para el Landismo a pesar del lamento.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba