Deportes

Golpe de autoridad del Depor en Las Gaunas

UD Logroñés y Deportivo se veían las caras en un duelo en la cumbre. En un partido que tenía como premio cazar el liderato en solitario tras los tropiezos de Unionistas y Racing. Y el premio gordo viajó en vuelo directo hacia A Coruña gracias a un solvente triunfo de los blanquiazules, que mantienen la primera posición que ocupaba, pero ya sin compartirla con nadie. Tres puntos de oro gracias a un gol de Miku y unas excelentes sensaciones de control y seriedad sobre un UD Logroñés que nunca supo cómo meterle mano al plan de Borja Jiménez. Un triunfo sin excesiva producción ofensiva, pero con una excelente defensa coral que ya suma cuatro partidos consecutivos sin encajar y que esta tarde en Las Gaunas jugó por muchos minutos con Bergantiños atrás para formar una defensa de cinco.

Tal y como se esperaba, tanto Mere Hermoso como Borja Jiménez apostaron por los bloques previstos con un matiz en cada uno de los onces: Sierra por Parejo en los locales, William por Quiles en lo visitantes. La primera batalla tuvo lugar lejos de las áreas. Un duelo por imponer estilos y plan de partido con dos equipos que tenían muy claro que lo primordial era minimizar riesgos, con las respectivas bandas derechas como mejor vía de acceso hacia el área rival. La falta de peligro y la igualdad fue total hasta el minuto 37, en el que se destapó la caja de los truenos blanquiazules. Primero, remate duro de Víctor García al que respondió Serantes. La jugada continuó y Villares insistió con un nuevo disparo, que sacó otra vez un Serantes que ya no pudo evitar que Miku empujase a la red. De ahí hasta el descanso, tensión, tarjetas y un remate de Gaurrotxena de cabeza que salió fuera por centímetros.

La duda en el segundo tiempo era si el Depor iba a refugiarse en el marcador o bien igualar fuerzas, como en el primer acto. Y no dieron un paso atrás los de Borja Jiménez, dibujándose un partido más tenso, pero igual de cerrado que en los inicios del duelo. De hecho, la sensación de dominio era gallega y el peligro rondaba más el área de Serantes que la de un tranquilo Mackay. Lo mismo sentía Mere Hermoso, que a un cuarto de hora quemó sus naves con la triple entrada de Borja Galán, Paolo y Ramos en busca de, al menos, el empate. En único error en defensa del Depor dejó un balón franco a Gaurrotxena en el corazón del área en el 83’, pero su remate, que se veía dentro, no encontró portería. Con el peso del crono, los riojanos comenzaron a colgar balones hasta el final que no llegaron a hacer cosquillas a los coruñeses.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba