Viajes

Guía de viaje para una ruta en coche por Granada

Granada lo tiene todo. Esta provincia permite al viajero practicar esquí en Sierra Nevada; aventurarse por los recónditos pueblos alpujarreños; recorrer la última frontera de Al-Andalus en el Poniente Granadino; o alojarse en cuevas que rememoran la vida troglodita.

Cruce de civilizaciones desde tiempos inmemoriales y situada en una localización inmejorable, Granada es una ciudad viva, cultural y cercana. La Alhambra, buque insignia de su vasto patrimonio histórico, vigila la ciudad desde su colina, una ciudad que atrae cada año a cerca de tres millones de visitantes.

Más allá del archiconocido mirador de San Nicolás, el Albaicín cuenta con infinidad de miradores desde los que admirar la belleza de la puesta de sol. Y para flamenco el Sacramonte. Este barrio gitano es epicentro de lo que los expertos llaman la jondura y el duende. La imagen del Sacromonte es quizás la más genuina del flamenco: cuevas repletas de personas admirando el arte del baile.

La Catedral de Granada fue mandada construir sobre la mezquita mayor en 1501 por los Reyes Católicos. El emperador Carlos decidió continuarla, convirtiéndola así en una especie de símbolo de la cristiandad. La vasta edificación catedralicia forma parte de un impresionante conjunto monumental.

El Monasterio de la Cartuja, también conocido como monasterio de Nuestra Señora de la Asunción, es uno de los máximos exponentes de la arquitectura barroca española y andaluza. En 1516 se reiniciaron las obras que durarían tres siglos. La iglesia, la sacristía y el sagrario contienen una decoración generosa.

Uno de los baños árabes públicos mejor conservados de la península. Ubicado en la Carrera del Darro de Granada, el Hammam al-Yawza o Baño del Nogal es conocido desde finales del siglo XIX con el diminutivo de Bañuelo por ser de menor tamaño que los baños reales de la Alhambra.

Es la casa de verano de la familia García Lorca adquirida en 1925 y llamada así en honor a la madre, Vicenta. En esta residencia escribió obras como Romancero gitano (1928), Bodas de Sangre (1933), tocaba el piano y componía obras para sus sobrinos.

Lo primero que impresiona es el conjunto monumental que forman la Fortaleza árabe y la Iglesia de la Villa, emplazados en la cima de un peñón. A ello se une la diversidad paisají­stica de su entorno. Desde la carretera que une Montefrí­o con Íllora podemos acceder a la Peña de los Gitanos.

Es una cordillera de 90 kilómetro de longitud y un enclave natural inigualable y por eso, la mayor parte de su territorio son áreas protegidas. Además, en la cordillera se encuentran hasta 50 lagunas, que dan pie al nacimiento de múltiples ríos.

Con una altitud de 3.398 metros es la cuarta cumbre más alta de España. Impresiona la vastísima panorámica que ofrece. Si el tiempo acompaña, por el norte puede verse gran parte de la provincia de Jaén y sus sierras; por el este, Almería, hasta las playas de Roquetas de Mar; por el oeste, las provincias de Córdoba y Málaga, y hasta el Peñón de Gibraltar; y por el sur, el Mar Mediterráneo y, tras él, las montañas del Rif, ya en África.

Sierra Nevada alberga el pico más alto de la península y el segundo de España tras el Teide, el Mulhacén, que alcanza los 3.482 metros. Desde 1994 sólo se puede realizar la subida a pie, utilizando caballería o incluso, por el sur, con bicicleta de montaña. Al Mulhacén puede subirse caminando en un solo día desde los pueblos alpujarreños de Capileira o Trevélez.

La Alpujarra (o Alpujarras) es una región histórica de Andalucía, en las faldas de la ladera sur de Sierra Nevada, dividida entre las provincias de Granada y Almería. En la parte granadina, y según el hispanista Gerald Brenan, Cádiar es “el ombligo de la Alpujarra”.

Situada a unos 1.600 metros de altura, es la localidad ubicada a mayor altitud de la Península. Su clima, frío y seco, favorece la curación del jamón serrano.

Al llegar al Barranco de Poqueira, uno se encuentra con tres de las localidades que mejor conservan el sabor de la arquitectura y las costumbres de la zona. Pampaneira, con sus estrechas calles y la iglesia de Santa Cruz, con techo de madera de estilo mudéjar; Bubión y Capileira (en la foto), desde la que se puede llegar a la cumbre del Veleta en verano.

Vivió su época de mayor esplendor durante el reino nazarí, gracias a la seda de gran calidad que producía. Celebra su particular Nochevieja el primer sábado de agosto.

La última parada antes de regresar a la ciudad de La Alhambra es Huétor Vega, que era inicio y final del Camino de los Neveros, ruta utilizada durante siglos por los arrieros para transportar el hielo de los ventisqueros de Sierra Nevada hasta la capital granadina.

Apúntate a la newsletter de ’20deviaje’ y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la geografía española.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba