Viajes

Guía de viaje para una ruta en coche por Menorca

Bañada por el Mediterráneo e inmersa en el archipiélago balear, Menorca tiene un insólito entorno natural y cultural, y puede presumir de un desarrollo socioeconómico sostenible. La unión de todo ello permitió en 1993 la declaración de Menorca como Reserva de la Biosfera.

La isla, con 71.186 hectáreas y más de 96.000 habitantes, vive en equilibrio entre la conservación del medio natural y paisajístico con el desarrollo de las actividades económicas y sociales de la población. Menorca es rica en flora y fauna (tiene gran valor ornitológico por tratarse de una zona de tránsito migratorio).

Menorca es una isla que ha sabido mantener su naturaleza y su forma de vida ante el desarrollo turístico del Mediterráneo. Todavía se respira en Mahó, en Ciutadella y en toda la isla un ambiente calmado que invita a relajarse, pasear o, simplemente, sentarse en una terraza y descansar. La recorremos en nuestra una ruta en coche, que comienza en…

La capital de Menorca conserva en sus calles, de profundo sabor mediterráneo, un conjunto de iglesias, nobles edificios y palacios. En los alrededores pueden visitarse yacimientos como el de Trepucó, donde se conserva una de las mejores muestras del arte prehistórico de la isla.O tro de los atractivos de la capital es, además de las numerosas calas vecinas, su ubicación junto al Parque Natural de S’Albufera des Grau, I’lla d’en Colomi i el Cap de Favàritx, uno de los ecosistemas más importantes de Baleares.

Dejamos la capital de la isla por la Me-5, en dirección a a costa oriental. Así alcanzamos el…

La costa oriental de Menorca alberga la principal zona húmeda de la isla, el Parque Natural de S’Albufera des Grau, I’lla d’en Colomi i el Cap de Favàritx. El centro del parque lo constituye una laguna costera de escasa profundidad que se convierte en un perfecto observatorio de aves marinas. Es Parque Natural desde 1995.

Regresamos a Mahón y ahora tomamos la Me-1 hacia el centro de la isla. La carretera nos lleva hasta…

Esta población, tradicionalmente agrícola y ganadera, destaca por su rico patrimonio monumental. Lo representan sus edificios religiosos: la iglesia de Santa Eulalia, la de Sant Diego, la ermita de San Pedro y la Capilla de Gracia. Otras interesantes construcciones son las casas consistoriales y la escuela des Ramal. Pero la localidad es también conocida por sus monumentos prehistóricos, como la tumba megalítica de Roques Llises o la Torre den Gaumes. Posee bellas playas, como la de Son Bou o Cala en Porter (en la imagen).

Seguimos por la Me-1. A pocos kilómetros aparece…

Situado al pie del Monte Toro, el punto más alto de la isla, sorprende por sus casitas blancas y calles tranquilas. Vale la pena acercarse hasta el santuario de la Virgen del Toro, patrona de los menorquines, y ver edificios como la iglesia renacentista de San Martín, un aljibe del siglo XVIII, o el Ecomuseo de Cap de Cavallería , un museo al aire libre con bellas vistas. En julio, el espectacular “jaleo”: los caballos bailan al son de la música (sí, como en Ciutadella).

Salimos hacia el Norte, por la Me-15, que nos leva hasta el mar en…

Es un tranquilo pueblo marinero cuya bahía es uno de los puertos naturales más grandes de las Baleares. En torno a la bahía, pequeñas playas. Fornells está integrado en un área natural protegida y es un lugar idóneo para la práctica de la vela. En la isla de las Sargantanes tenemos una fortificación construida bajo la dominación inglesa. Antes de irse hay que probar una de las especialidades gastronómicas de la isla: la caldereta de langosta.

Volvemos sobre nuestros pasos por la Me-15 hasta Es Mercadal y allí retomamos la Me-1, de nuevo hacia el Oeste. Así llegamos a…

Posee un interesante patrimonio histórico y abundantes calas y playas en su municipio. La iglesia de Sant Bartomeu (s. XIX) y los restos del castillo árabe de Sent Agayz, sobre el monte de Santa Águeda, son dos de las visitas imprescindibles. Al lado de esta última construcción se encuentra también parte de una antigua calzada romana.

Buscamos el mar y para ello cogemos la Me-22, hacia el Sur. Llegamos a…

Ésta, junto a Cala Calderer o Cala Mitjana (en la foto) son algunas de las playas de aguas tranquilas y arenas doradas donde los pinos llegan prácticamente hasta la orilla. Galdana cuenta además con un paisaje espectacular, ya que el perfil rocoso del barranco de Algendar desemboca en la playa.

Desandamos el camino y regresamos a Ferreries. Ahora tomamos la Me-1, de nuevo hacia el Oeste, hasta alcanzar…

Esta bella ciudad portuaria ofrece en torno a Es Born, su centro histórico, un conjunto de calles medievales en el que sobresalen sus numerosos palacios, iglesias y fortalezas. Desde el mirador, situado detrás del Ayuntamiento, se puede contemplar una excelente panorámica del puerto. El Bastió de Sa Font, saliendo del centro de Ciutadella, es uno de los cinco bastiones que formaban parte de las antiguas murallas que fueron edificadas en el siglo XVI. El recinto es la sede actual del Museo Municipal. Y sus fiestas: la tradicional ‘Caragol des Born’ o Caballos de San Juan, en la fiesta de Sant Joan (en la imagen).

Buscamos de salida la Me-1 y la recorremos por completo para volver a Mahón. Allí, antes de finalizar nuestra ruta, nos escapamos por la Me-8 para descubrir…

Lo más destacable es su litoral, muy variado, con playas de arena fina y acantilados. Aquí se encuentran las hermosas calas de Binissafúller, Biniancolla y Binibeca y sus típicas casetas blancas de pescadores. Podremos ver cabos e islotes; torres medievales de defensa a lo largo de la costa, construcciones muy características de la isla; caseríos rurales centenarios, ejemplos de la arquitectura menorquina; restos de talaiots prehistóricos como el de Es Pujol y molinos de viento centenarios, como el Molí de Dalt, sede del Museo Etnológico. Una extensa red de caminos rurales atraviesa el pueblo, y son muy apropiados para recorrer o bien a pie o en bicicleta.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba