Viajes

Guía de viaje para una ruta en coche por Soria

La de Machado, la de Bécquer, la de Unamuno, Soria es una de esa provincias por descubrir para la gran mayoría. Lo primero es su naturaleza privilegiada, con magníficos bosques de pinos, embalses y lagunas. Sus vestigios arquitectónicos permiten viajar por la historia de restos prerromanos, castillos, murallas, y monasterios, ermitas e iglesias perfectamente enmarcadas en el paisaje.

Para empezar Soria, la capital. En la ciudad que crece junto al Duero, hay algunos monumentos fundamentales para visitar, destacando el Claustro de San Juan de Duero (en la foto). Cruzando el río a través del Puente Medieval se llega al enclave donde se asentó la Orden de los Hospitalarios de San Juan de Duero.

También junto al río se encuentra la ermita de San Saturio. Otros lugares monumentales de interés son la Iglesia de Santo Domingo, el Palacio de los Condes de Gómara o la Playa Mayor. Pero vamos ya a recorrer la provincia. Esta es nuestra guía de viaje para una ruta en coche por Soria.

Salimos de la ciudad por la N-122 en dirección a Valladolid. A apenas 30 kilómetros paramos en…

Aquí el tiempo parece haberse detenido. Calles empedradas y casas de piedra, adobe y madera, en un buen estado de conservación pese a sus escasos habitantes. Al llegar, el paisaje de la hoz del río Milanos. Es fácil ver buitres leonados en el horizonte. Y el pueblo. Su pequeña joya es el castillo y la Torre del Homenaje del siglo XIV. Por sus calles empedradas, casas de madera de sabina y chimeneas cónicas que parecen haber salido de un cuento y una iglesia románica. Muy cerca del pueblo está el sabinar de Calatañazor y el monumento natural de La Fuentona.

Seguimos por la N-122 (o A-11), como si fuéramos a Valladolid. Tras 25 kilómetros llegamos a…

Antigua y monumental ciudad episcopal, se sitúa al pie del río Ucero y ofrece uno de los recintos medievales -con partes de la muralla original- mejor conservados de toda la provincia soriana. El antiguo trazado medieval se encuentra ordenado en torno a la Catedral, uno de los edificios religiosos más importantes de la provincia. Entre sus elementos más preciados, figura el retablo mayor, obra de Juan de Juni. Junto al recinto catedralicio, el Palacio Episcopal.

En la Calle Mayor se puede admirar una de las estampas más típicas de El Burgo de Osma: la de antiguas casas sustentadas por soportales con columnas de piedra. De aspecto porticado es también la Plaza Mayor y allí, el Ayuntamiento y el hospital de San Agustín. Sobre el curso del río Ucero aún pervive el famoso puente de época romana y, sobre una colina cercana, el antiguo Castillo de Osma domina los alrededores.

Salimos de El Burgo por la SO-920 hacia el Norte. No paramos hasta ver San Leonardo de Yagüe. Antes de ver el pueblo, torcemos a la izquierda por la SO-934, para entrar en el…

De Navaleno podemos seguir hacia el Parque Natural del Cañon del Río Lobos, un espacio protegido que cuenta con más de 10.000 hectáreas (parte e Burgos). Los espectaculares paisajes, el río Lobos, sus rutas diversas rutas de senderismo que se adaptan en cuanto al nivel de dificultad, la ermita templaria de San Bartolomé y la importancia de la fauna, entre la que destaca la colonia de buitres leonados, hacen de esta zona un lugar imprescindible para quien quiera rodearse de naturaleza.

Volvemos sobe nuestros pasos, llegamos San Leonardo de Yagüe y allí cogemos la N-234 hacia el Este, hasta llegar a…

Soria es una de las mayores reservas micológicas de toda la península. Se vale para ello de la gran masa forestal que existe en esta provincia, compuesta en gran parte de pinares. Y dentro de la geografía soriana, Navaleno es todo un paraíso para el cazador de setas. En sus alrededores encontramos un gran número de especies diferentes. Y para aprender, el Centro Micológico de Navaleno.

Dejamos Navaleno retomando la N-234. Seguimos hacia el Este, hasta llegar a Abejar, donde saltamos a la CL-117, hacia el Norte. Cruzamos el Embalse de la Cuerda del Pozo y llegamos a Salduero, donde pasamos a SO-820, que nos deja en…

En el corazón de la Comarca de Pinares, este pueblo presenta una combinación perfecta de arte y naturaleza. Calles empedradas, edificios que mantienen la típica arquitectura pinariega, como la Casa de los Ramos, palacios con un interesante origen, como el Palacio de Don Pedro de Neyla o los Marqueses de Vilueña, una majestuosa iglesia con retablos únicos, los restos de un Puente Romano y unos parajes y miradores paisajísticos únicos.

Al salir de Vinuesa, hacia el Norte, veremos ya los letreros que nos indican el modo de acceder a la Laguna Negra por el encantador Valle del Revinuesa…

Esta oscura, fascinante y enigmática laguna de origen glacial está envuelta en leyendas. Forma unos de los parajes más bellos de la provincia. Encajada a casi 2.000 metros de altura, las paredes graníticas y los infinitos pinares dan a esta laguna su aspecto oscuro y tenebroso. Su profundidad máxima es de unos 8 metros. Abundan aquí la trucha y el barbo.

Regresamos a Soria. Desde Vinuesa bajamos por la SO-820, bordeando el Duero. Saltamos a la SO-810 y, siempre hacia el Sur, llegamos a Cidones. Allí cogemos la N-234, con la que cruzamos la capital y seguimos hacia el Sureste, hasta llegar a…

Lo más destacable es su castillo, que data de los siglos XV y XVI. Gustavo Adolfo Bécquer escenificó aquí dos relatos de sus famosas Leyendas. La estructura de esta edificación se basa en una planta cuadrada en cuyos vértices se erigen cuatro torres redondas. Además, los alrededores del castillo se encuentran rodeados de un foso y, tras las murallas, se pueden hallar diferentes estancias que conservan todavía hoy su su estructura primitiva.

De vuelta a la ruta, seguimos hacia el Sur hasta Gómara. Allí cogemos la SO-340. Pasados 30 kilómetros llegamos a

Se alza sobre la meseta de un pequeño cerro o muela, en la raya con Aragón. Se eleva rodeado por los restos de lo que fue la muralla que abrazaba en su recinto a la mayoría de casas. Un arco apuntado y almenado es su puerta principal de acceso. La plaza mayor congrega una voluminosa iglesia, la de Nuestra Señora de la Muela. También aquí está el castillo medieval de los Hurtado de Mendoza.

Al salir por la A-116 hacia el Sur estamos entrando en Aragón. Alcanzamos la A-2, que cogemos en dirección Madrid. Unos 30 kilómetros más y estamos en…

El casco histórico de Medinaceli está declarado Bien de Interés Cultural. En la villa y sus proximidades encontramos huellas de romanos, árabes y cristianos. Aunque se ignora el lugar, se dice que en estas tierras está enterrado Almanzor, el poderoso y temido caudillo de la España musulmana, tras su derrota en Calatañazor.

Entre sus muchos atractivos, el primero, a modo de icono, el arco romano, de los siglos II y III, el único de tres arcadas que se conserva en España. Destaca también la colegiata, de estilo gótico tardío, construida en el siglo XVI sobre la iglesia románica de Santa María la Mayor. Hay que ver el convento de Santa Isabel y, entre los edificios civiles, el magnífico palacio de los Duques de Medinaceli, cuyo interior alberga mosaicos romanos.

Al dejar Medinaceli, cogemos la A-15 hacia el Norte. Recorreremos unos 80 kilómetros (podemos parar en Almazán) y estaremos de vuelta en Soria capital.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba