Deportes

“Ha sido amor a primera vista”: Fernando Alonso empieza con 93 vueltas para el cuerpo

Sainz recordó su experiencia con este monoplaza“El simulador es bueno hasta cierto punto, pero luego necesitas el esfuerzo físico del coche, las fuerzas G, el entrenamiento del cuello…. Necesito tantas vueltas como sea posible…” Este pasado fin de semana, Fernando Alonso explicaba en Sky Sports el primer gran desafío que afronta en su retorno a la Fórmula 1. Su primer contacto con el Renault en Montmeló le dió la medidal del proceso de reaclimatación necesario para readaptarse a las fenomenales prestaciones de estos monoplazas. Si cada vuelta es oro para en estos momentos, el español acumuló 93 en su primera jornada en Bahrein a bordo del RS18, la máquina que pilotara Carlos Sainz en 2018.

Casco de camuflaje, carrocería negra con los patrocinadores, sin información de tiempos ni del programa llevado a cabo, Renault no ofreció información sobre la primera jornada. Habrá que esperar a la segunda para escuchar las reacciones y conclusiones de Alonso en su primer test real. De momento, seguro que el cuello empezó a sentir tan importante carga de trabajo en una sola jornada. “Ha sido amor a primera vista”, tuiteaba el español al final de la jornada.

Alonso usa un casco sin decoración personalizada en el test de Bahrein (RENAULT)Alonso usa un casco sin decoración personalizada en el test de Bahrein (RENAULT)Alonso usa un casco sin decoración personalizada en el test de Bahrein (RENAULT)

“Sorprende como la primera vez”

“Fue increíble, toda una experiencia. Cuando te sales del deporte durante dos años y luego pilotas un monoplaza de Fórmula 1 nuevamente, todo te sorprende como la primera vez. Necesito esas vueltas ahora”, explicaba el pasado fin de semana Alonso en Imola, en una entrevista para el canal Sky. A pesar de su dilatada experiencia, Alonso reconocía el impacto del RS20 en el ‘filming day’ de Montmeló, incluso con neumáticos no prestacionales. Si los mismos pilotos acusan la primera jornada de una pretemporada tras solo un par de meses de pausa, dos años alejado de un Fórmula 1 pasan factura sin duda.

“Todo dependerá de lo que él quiera hacer”, explicaba en Imola el director deportivo de Renault, Alain Permane, sobre un genérico plan de trabajo. “Lo que hacemos normalmente con un joven piloto es darle un día en nuestro coche de hace dos años (como admite el reglamento para este tipo de pruebas, no posterior), e intentamos condensar todo un fin de semana en un día” explicaba Permane, “hacemos alguna tanda con media carga de combustible al comienzo para que se hagan al coche, al circuito, y que jueguen un poco con la puesta a punto. Y luego le damos un par de juegos blandos a la hora de comer para hacer alguna simulación de entrenamientos. Por la tarde, llenamos el coche con combustible y hacemos tandas largas con neumáticos usados”.

Permane avanzaba que Alonso llevaría a cabo un programa similar para comparar los distintos niveles de rendimiento del monoplaza. “Este tipo de programa suele ser útil, sentir el coche en 30 o 40 kilos, quitáserlo y luego llenarlo a tope, son cosas todas relevantes. Así que no creo que sea muy diferente a esto”. Alonso también podría haber dividido el test en dos fases diferentes, dejando el segundo día para simulación de carrera y tandas largas. Sin embargo, 93 vueltas entran dentro de un alto rango de kilometraje incluso para los estándares de una jornada de pretemporada, volumen considerable para un piloto que lleva dos años fuera. Un gran premio suele acumular entre 55 y 65 vueltas en función de la longitud de la pista. La primera jornada del español equivaldría así así a una distancia de carrera, una sesión de libres, y alguna simulación de clasificación, y con diferentes compuestos a lo largo de la jornada.

Cómo es el coche…de Sainz

Según el artículo 10.2 del Reglamento Deportivo, un equipo solo pude utilizar un monoplaza construido para el reglamento técnico de los tres años anteriores contando desde el último respecto a la presente temporada. Es decir, el Renault más moderno según el reglamento, es el RS18 con el que compitieron Nico Hulkenberg y Carlos Sainz. Un coche que al principio, no resultó fácil de domar al español. Preguntado en Imola al respecto, Sainz recordó su experiencia con este monoplaza. “No me gustaba a principios de temporada, me costó adaptarme. Era un coche complicado de llevar, que no me daba buen ‘feeling’ en entrada de curva, y hoy en día si no tienes confianza en entrada de curva con el tren trasero es muy difícil ir rápido. Me costó encontrar el ‘set up’, pero yo creo que al final del año conseguí rematarlo y demostrar mucho mejor mi potencial. Pero sí que es verdad que no fue un coche fáci”l.

Sainz apuntaba a que la unidad usada estos días podría sufrir algún cambio respecto a la de su época con Renault. “Creo que las ruedas cambian respecto de las que va a usar él, sobre las que usamos aquel año igual el coche cambia por completo. También habría que saber qué especificación de alas va a llevar, si es el mismo suelo, podrían ser muchísimas cosas que aún no sé”. Pero Sainz sí cree que un monoplaza de hace dos años podría servir para el proceso de reacondicionamiento a la Fórmula 1 de Alonso. “Aún así, después de un par dos años fuera de la F1 ese coche era rápido, no estaba a más de un segundo por vuelta que los coches que llevamos este año, así que le va a impresionar igual como le impresionó en Barcelona cuando volvió a subirse a un coche de Fórmula 1”.

El RS18 sería el único monoplaza que Alonso podría utilizar hasta la pretemporada 2021 (día y medio) si Renault no consigue la autorización de la FIA para que pueda rodar con el actual RS20 en el test para jóvenes pilotos de Abu Dabi. Como posible intercambio para el favor de la Federación, y antes que Fernando Alonso, también han probado estos días en Bahrein los tres pilotos de la Renault Driver Academy, Christian Lundgaard, Oscar Piastri y Guanyu Zhou.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba