InmobiliariaVivienda
Tendencia

La oportunidad de hacerte una casa a tu medida

A lo largo de los últimos años el sector de la construcción se ha transformado por completo, con la intención de hacer frente a nuevos modelos de consumo que apuestan por iniciativas habitacionales sostenibles. Por supuesto, todo ello sin renunciar a la calidad como principal seña de identidad, al mismo tiempo que le ofrecen al comprador la oportunidad de realizar una casa a su medida para que se adapte exactamente a sus gustos.

Uno de los ejemplos más importantes se puede apreciar con los baños modulares prefabricados, que han supuesto una auténtica revolución en el sector inmobiliario. Esta situación responde a la necesidad de adaptarse a las nuevas tendencias en el sector inmobiliario, ya que cada vez más personas apuestan por la periferia de las grandes ciudades para llevar una vida más tranquila y alejada del ritmo desenfrenado del centro de urbes como Madrid.

Ventajas de la construcción modular vs. la construcción tradicional

La gran ventaja de este proceso tiene que ver con la matriz económica, ya que se consigue una relación calidad-precio que era impensable hace tan solo una década. Además, se acortan mucho los tiempos de obra y se potencian los diseños individualizados, para integrar estas habitaciones tanto al interior de la vivienda como al exterior.

Este solo es un paso más que nos demuestra la importancia que tiene la construcción modular en nuestros días, que se ha convertido en una realidad a la hora de construir viviendas. Por supuesto, el cuidado del medio ambiente y la innovación tecnológica son dos pilares fundamentales en todo el proceso, ya que se convierten en los dos retos principales que debe asumir el sector si quiere seguir creciendo a nivel económico.

Otra ventaja muy importante se centra en la optimización de la construcción y en la capacidad de adaptarse a cualquier cliente, debido a que estos modelos de negocio van enfocados tanto a clientes individuales como a centros hoteleros, lugares de relajación como spas o balnearios, etc. Gracias a ello, cada vez cuentan con una penetración más grande en el mercado, sobre todo si atendemos a los movimientos de población que se han producido durante los últimos años.

Finalmente, merece la pena destacar otra serie de beneficios como una asistencia técnica constante, contar con un único proveedor de servicios o precios fijos que rompen con la concepción tradicional de una obra. Esto ha permitido que el sector esté desplazando a otros competidores indirectos, que no han sabido adaptarse a las transformaciones de un mercado que debe hacer frente a nuevas realidades familiares y de concepción de las ciudades.

Por consiguiente, nunca han existido tantas facilidades para hacerse una casa a medida, algo que supone una oportunidad que siempre debemos valorar al tomar decisiones de este calado. De este modo, contamos con un amplio abanico de ventajas competitivas, a pesar de que estamos ante un sector que tiene un ámbito de actuación reducido dentro de un modelo de construcción clásico basado en la hegemonía del ladrillo. Eso sí, la situación está cambiando, por lo que se estiman unos pronósticos de crecimiento muy positivos a corto plazo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba