Economía

Hacienda frena su intención de eliminar las reducciones por tributación conjunta

El Gobierno ha frenado ‘sine die’ su previsión de eliminar paulatinamente la reducción por tributación conjunta en el Impuesto sobres la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y ha indicado este domingo, coincidiendo en la última jornada de la campaña electoral madrileña, que finalmente no prevé aplicar la medida hasta que no haya escuchado a los expertos. Estaba recogida el Plan de Recuperación, Transformación y Residencia, que envió el viernes para su aprobación por la Comisión Europea.

La medida venía incluida en el apartado “Adaptación del sistema impositivo a la realidad del siglo XXI”, dentro del documento de 350 páginas cuya aprobación por las autoridades comunitarias es necesaria para que España obtenga los fondos de ayuda para la recuperación de la crisis causada por la pandemia del covid-19.

El Ejecutivo argumentó que el actual sistema de ayudas fiscales “genera un desincentivo a la participación laboral” del segundo perceptor de renta, que identifica como “principalmente mujeres”, y por ello se proponía establecer un régimen transitorio hasta eliminar definitivamente esta reducción tributaria. Tras hacerse pública esta medida y recibir críticas de la oposición, fuentes del Ejecutivo han aclarado que esperarán hasta recibir la opinión de los expertos.

EFE

Según Airef, la Autoridad Fiscal, la ayuda solo beneficia a los contribuyentes únicos o a las unidades familiares en las que el segundo perceptor tiene unos ingresos bajos. De lo contrario, según este organismo, no compensa liquidar el impuesto conjuntamente.

Airef señala que esta reducción “sí que alcanza el objetivo de adecuar el impuesto a la estructura de las rentas del hogar especialmente en aquellos hogares en los que casi toda la renta la obtiene un perceptor y el hogar es de renta baja”.

EFE

El coste para la Hacienda española de esta reducción asciende anualmente a casi 2.300 millones de euros mientras que beneficia al 18% de los contribuyentes y al 17 por ciento de las familias.

El organismo sostiene que el beneficio fiscal se reparte de manera homogénea y no altera la desigualdad. Pero indica que el coste recaudatorio se concentra en la parte alta de la distribución: “El 10% de mayor renta genera el 19,5% del coste total del beneficio (466 millones)”, apunta.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba